'
LO ÚLTIMO

A dos años de asesinatos de raperos dominicanos sospechoso sigue fugitivo

Miguel Cruz Tejada - agosto 18, 2016


NUEVA YORK._ A dos años de los asesinatos al estilo ejecución en una esquina del Alto Manhattan, de los raperos dominicanos Francisco Mercedes (SUMMA) de 29 años de edad y Kennedy Jiménez de 21, ultimados el 18 de agosto de 2014 a las 2:53 de la madrugada, el sospechoso que aparece en un video de seguridad disparándoles y luego huyendo en un carro blanco, sigue fugitivo, mientras la madre de ambas víctimas y otros familiares, convocaron una vigilia para exigir que la policía agilice la captura y reclamar justicia. (VIDEO https://youtu.be/5IjP6-ANvNo)
NUEVA YORK._ Los raperos dominicanos Francisco Mercedes y Kenny Jiménez, asesinados el 18 de agosto de 2014 en el Alto Manhattan. A la derecha, el altar levantado en la cuadra de las calles 151 y 152 en su honor. (Fotos Miguel Cruz Tejada y vía facebook).

La vigilia, se realizó en la intersección de la avenida Broadway y la calle 151 en el Alto Manhattan, en recordación con un altar visible, a los raperos.

“¡Justicia, justicia!”, gritaban los participantes en la vigilia, encabezada por la madre.

Mercedes y Jiménez, estaban parados y conversando en la esquina, cuando sorpresivamente apareció el pistolero para asesinarlos.

Desde entonces, la policía a través del programa “Crime Stopper” (Alto al Crimen), ha estado ofreciendo la recompensa oficial de 2.500 dólares, pero la madre anunció que la familia ha agregado otros $10.000 para un total de $12.500.

“Tenemos $12.500 dólares para alguien que nos dé una pista, una sola pista”, añadió la madre.

Ellos fueron asesinados a pocas horas después que un reconocido sello discográfico que graba artistas raperos, les ofreciera un importante contrato.

“El era lo mejor”, dijo Wanda de la Cruz, hermana de Mercedes con palabras ahogadas.

Catherine Merete, una amiga de la familia señaló que los crímenes no se pueden describir y tampoco el dolor por el que atraviesan las madres y las familias de los muertos.

“Estamos tratando de que se haga justicia, porque nuestra paciencia se agota”, agregó Merete.

La policía volvió a distribuir y a pegar docenas de volantes en sitios estratégicos del área con la imagen del sospechoso y el vehículo en el que huyó, después de los asesinatos.

Cientos de llamadas fueron hechas a la policía para informar sobre supuestas pistas, pero hasta el momento, ninguna de las informaciones dio al traste con la ubicación del presunto sicario.

“Esas llamadas no nos han ayudado en nada”, dijo la madre de Mercedes.

Los familiares se quejaron de que el trabajo policial ha sido “insuficiente” y está llevando a que el caso se “enfríe” con el paso del tiempo.





LOS ASESINATOS

El 18 de agosto de 2014, los raperos dominicanos fueron asesinados a balazos en la esquina formada por la avenida Broadway y la calle 151 del Alto Manhattan, en un incidente que la Policía todavía no ha aclarado y que ocurrió en la madrugada de ayer domingo.

Los muertos fueron identificados como Kenny Jiménez, de 21 años de edad, quien había llegado a Nueva York desde República Dominicana hace poco tiempo, y Francisco Mercedes, de 29.

Las muertes ocurrieron a las 2:53 de la madrugada, frente al edificio 3661 de la avenida Broadway.

Al cierre de esta crónica, los investigadores no habían hecho arrestos con relación a los asesinatos y revisan varios videos de cámaras de seguridad instaladas en negocios de la cuadra.

El pistolero huyó a toda velocidad de la escena, dijo Fior Beras, quien se encontraba en el grupo entre el que estaban las víctimas.

"Después de los disparos, me di la vuelta y los vi a los dos agonizando en el suelo", añadió Beras, de 32 años de edad.

Dijo que Jiménez murió instantáneamente en la escena y Mercedes en el hospital. Este último residía en El Bronx.

Ambos raperos habían hecho una presentación en un espectáculo en ese condado y de allí, se desplazaron al Alto Manhattan, donde encontraron la muerte.


0 comentarios:

Publicar un comentario