-->
Cuatro heridos por ataque terrorista en estación del tren de la calle 42 y Octava Avenida en Manhattan; detienen sospechoso / Sigue crisis electoral en Honduras / La revista Time niega que haya escogido a Trump como El Hombre del Año / Renuncia congresista republicano de Arizona que quería comprar un hijo por US$5MM / Primera nevada invernal del 2017 cae con varias pulgadas en Nueva York
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Otra derrota para Trump, juez de NY ordena destruir banco de datos de inmigrantes con ID municipal




NUEVA YORK. - En una victoria para los esfuerzos de la ciudad de Nueva York por proteger a los inmigrantes indocumentados y otra derrota judicial para el presidente Donald Trump y los republicanos, un juez determinó este viernes 8 de abril, que la ciudad puede destruir los registros personales relacionados a las tarjetas de identificación emitidas por el municipio.
Desde 2015, la tarjeta de identificación de la ciudad de Nueva York, IDNYC, ha viabilizado que cada residente –incluidos parte de los más de 500,000 indocumentados que viven en ella y otros que tengan dificultad en obtener una identificación emitida por el gobierno– tenga ese documento que le permite navegar con menor complejidad la vida en la ciudad.

Pero dos miembros republicanos de la asamblea estatal de Nueva York, Ron Castorina y Nicole Malliotakis, entablaron en diciembre una demanda para impedir que la ciudad de Nueva York borre los registros personales relacionados a las tarjetas de identificación. Este viernes, tras más de dos meses de espera, el juez Philip G. Minardo de la Corte Suprema estatal en Staten Island, rechazó la petición de los asambleístas que desafiaba la política del programa IDNYC de no retener los documentos originales ni copias de los récords personales de los solicitantes de la tarjeta.

El juez, sin embargo, concedió inmediatamente un stay, o una suspensión, hasta el 17 de abril, a la espera de una apelación.

Defendiendo la política de la ciudad, su alcalde, Bill de Blasio, había dicho que "el motivo por el que la gente estuvo dispuesta a confiar en nosotros es porque fuimos muy claros en que jamás habría una situación que condujera a su deportación, y vamos a cumplir ese compromiso".

La ley local del ID estipula que para el 31 de diciembre de 2016, la ciudad "no retendrá los documentos originales ni copias de los récords provistos por el solicitante para probar su identidad o residencia".

“La decisión de hoy de la Corte Suprema del Estado es una victoria para todos los neoyorquinos. Esta decisión, que protege los datos personales de los neoyorquinos, valida lo que sabíamos desde el principio: todos los residentes -independientemente de su identidad de género, dirección permanente o estatus migratorio- merecen acceso a todos los recursos críticos de nuestra ciudad", reaccionaron en una declaración conjunta la presidenta del Concejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark Viverito, y el concejal Carlos Menchaca.

"Agradecemos a la Corte por su decisión y haremos todo lo que esté en nuestro poder para luchar contra cualquier intento de apelar esta decisión", agregaron Mark Viverito y Menchaca.

Por su parte, el alcalde de Blasio dijo que, con esta decisión, "la Corte Suprema estatal protegió la información personal de un millón de neoyorquinos. El IDNYC se creó para proteger personas y conectarlos a servicios vitales y la decisión de hoy asegura que continuemos haciendo eso".

"Aplaudimos la decisión de la Corte Suprema estatal de proteger la información personal de los neoyorquinos de autoridades que solo la usarían para propósitos dañinos", señaló la Legal Aid Sociey al indicar que esta identificación es clave para sus clientes que no cuentan con otra forma de identificación emitida por el gobierno.

Javier Valdés, codirector ejecutivo de la organización proinmigrante Make the Road, dijo que el fallo de este viernes es una victoria importante para los neoyorquinos. "Esperamos que los asambleístas frenen sus esfuerzos de intimidar a los neoyorquinos y que mejor se concentren en hacer de Nueva York una ciudad y un estado que le dé la bienvenida a todos".

A juicio de los asambleístas Castorina y Malliotakis, la destrucción de esos datos personales relacionados a la tarjeta puede suponer un peligro para la seguridad nacional.

En la ciudad de Nueva York viven más de 500,000 indocumentados, según datos del Center for Migration Studies. Y más de un millón de neoyorquinos cuentan con el ID NYC.

Esta identificación viabiliza, entre otras cosas, que los neoyorquinos tengan un ID reconocido por la ciudad para diversas gestiones desde visitar un ser querido al hospital, ir a la escuela de su hijo o firmar un contrato por un apartamento, dijo el alcalde previamente.

Para obtener esta tarjeta, la ciudad valida la identidad de los solicitantes al presentar documentos que verifiquen quiénes son (certificado de nacimiento, pasaporte, Seguro Social y licencia de conducir, por ejemplo) y su residencia (copia del contrato de alquiler de un apartamento y facturas de servicios como el de electricidad, entre otros).

En una de las audiencias salieron a relucir las declaraciones a la prensa del concejal Menchaca de que en caso que "un republicano del Tea Party" llegara a la presidencia, los datos presentados por los solicitantes se destruirían. Así es como la conversación de la tarjeta de identificación municipal de Nueva York y sus políticas se han vinculado a la preocupación en torno a las políticas migratorias que desde su campaña prometía el presidente Donald Trump.

Pero, a la espera de que se llevara a cabo la audiencia pública en la que se discutieran a fondo las implicaciones de conservar o destruir los datos personales de quienes poseen la tarjeta, el juez Minardo había pedido que se retrasara la destrucción de esos datos.

Entre los que defendieron la tarjeta de identificación en las audiencias estuvo John Miller, comisionado de inteligencia y contraterrorismo del Departamento de la Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés), quien indicó que este ID ha viabilizado que los indocumentados que antes tenían miedo de recurrir a las autoridades pueden comunicarse con ellos, responder la pregunta de "quiénes son" y reportar delitos.

La demanda cubría los primeros dos años del programa porque a partir de 2017, la identificación sigue la política de que no se retendrán los documentos de trasfondo personal que los nuevos solicitantes del carné someten para conseguir el ID. Como expuso la comisionada de Asuntos de Inmigrantes de la ciudad de Nueva York en una de las audiencias, bajo esta política, de los nuevos solicitantes solo se retienen copia de la tarjeta y de la solicitud para obtener ese ID. (Carmen Graciela Díaz / Univisión 41)

0 comentarios:

Publicar un comentario