'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation

WINK

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 21 de abril de 2020

Paramédicos de Nueva York recibieron orden de dejar morir a víctimas de cardíacos en el pico de la pandemia

Miguel Cruz Tejada - martes, abril 21, 2020




NUEVA YORK._ Los paramédicos y técnicos de los servicios de emergencias del Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY), recibieron la orden de dejar morir a víctimas de ataques cardíacos, sin importar sus edades, siempre que decidieran que los afectados estaban en las últimas, y se les dijo que debían “seguir por ahí”, dando preferencia  a los atacados por COVID-19.
La orden, les fue enviada a las estaciones de emergencias en un memo fechado el martes 31 de marzo, copia del cual fue obtenido por el tabloide NY Post.
Al día siguiente, el miércoles primero de abril, la ciudad amaneció con  1,374 muertos y  más de 45,000 contagios.


NUEVA YORK._ Los paramédicos de NY recibieron orden de dejar morir a víctimas de ataques cardíacos en el pico de la pandemia. En la foto un paramédico mira al interior de su ambulancia sin paciente en una calle del Alto Manhattan, el lunes 20 de abril 2020. (Foto Miguel Cruz Tejada).


La pandemia estaba en la cúspide de su ataque brutal, letal y masivo.
En las instrucciones, se les dijo a los paramédicos que cuando llegaran a la escena de un ataque cardíaco, atendieran a las víctimas, pero la resucitación no daba resultados, y a los pacientes no les volvía el pulso, tenían que irse sin llevarlos a los hospitales.
El Consejo Regional de Servicios Médicos de Emergencias de Nueva York, que supervisa el servicio de ambulancias de la ciudad, emitió la guía el martes 31 de marzo en el memorándum.  
Anteriormente, las personas cuyos corazones no podían reiniciarse en la escena eran llevadas de inmediato al hospital.
Pero en la guía se hizo un cálculo sombrío que supuestamente estaba destinado a salvar vidas de las víctimas de COVID-19, dijo un veterano paramédico al The Post.
"Están tratando de hacer lo que pueden con las personas que tienen más posibilidades de ser salvadas", dijo el paramédico.
El memo, que entró en vigencia de inmediato, se produjo cuando las salas de emergencias de la ciudad y las unidades de cuidados intensivos estaban repletas  de pacientes graves con coronavirus y la ciudad se estremecía de pánico y  angustia.
Fueron los días en los que se montaron las carpas y se contrataron  las morgues móviles en los alrededores de todos los hospitales de la ciudad.
A los paramédicos se les ordenó también que no ignoraran a los que sufrían  los ataques cardíacos, pero tuvieron  que tratarlos bajo los parámetros del memorándum.
"La ventilación artificial y / o las compresiones no deben demorarse", dice el memorándum, y agrega que las compresiones torácicas "deben comenzar tan pronto como se determine que el paciente no tiene pulso".
Pero les advertía a los paramédicos que las pautas cambiaban si el paciente no podía ser revivido antes de llegar a un hospital.
"No se debe transportar un paciente con  un paro cardíaco traumático, no traumático o cerrado a un hospital con compresión manual o mecánica en progreso sin retorno de circulación espontánea, procedimiento conocido como ROSC o una orden directa de un médico de control a menos que exista un peligro físico inminente para el proveedor de emergencias en la escena”, añaden las instrucciones.
"En caso de que se rescinda una reanimación y el cuerpo esté a la vista del público, el cuerpo puede quedar bajo la custodia de la policía de Nueva York", agrega la orden.
A los paramédicos se les dijo que llamaran a un número de teléfono de "Eliminación de DOA del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD)" si los policías se demoran en llegar a la escena.
El Post reveló el miércoles primero de abril que el NYPD estaba considerando integrar un Equipo DOA voluntario con detectives para recuperar los cuerpos de las víctimas del coronavirus a medida que el número de muertes por la pandemia mortal continuaba creciendo.
El Departamento de Bomberos lanzó el jueves 2 de abril nuevas instrucciones sobre cómo los paramédicos y los bomberos debían interpretar las nuevas pautas.
“Si el paciente cumple con los criterios de muerte obvia, como la Rigor Mortis, no inicie la resucitación”, ordenaba el departamento.
“De lo contrario, el personal de emergencias debe tratar de revivir al paciente durante 20 minutos y luego finalizar la resucitación si no tienen éxito”, añade la orden.
Instruía además que los técnicos de emergencias médicas también deben usar guantes, máscaras y otros equipos de protección, y se les recomienda usar la cantidad mínima de proveedores necesarios para limitar su exposición al coronavirus.
El Consejo Regional de Servicios Médicos de Emergencias no ha reaccionado a la publicación de su memo.



0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario