Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tirador asegura que no fue a matar al ex pelotero David Ortiz, sino a otro

martes, 16 de abril de 2019

Dominicanos rechazan apertura de refugio para 175 desamparados en área del Alto Manhattan

Miguel Cruz Tejada - martes, abril 16, 2019




NUEVA YORK._ Cientos de dominicanos residentes en el área de la avenida Audubon en el Alto Manhattan, están rechazando la apertura de un refugio (shelter), con capacidad para albergar 175 hombres desamparados sin hogar, alegando que en esos lugares, la ciudad siempre alberga a ex presidiarios, criminales bajo fianza, drogadictos, pacientes con enfermedades mentales y adictos a las drogas, que provocan frecuentes desórdenes y problemas, intranquilizando a las comunidades y vecindarios, donde viven a la espera de que se les asigne una vivienda. 


NUEVA YORK._ Obreros trabajan en la construcción del refugio en  el edificio 286 de la avenida Audubon en el Alto Manhattan, ayer lunes 15 de abril 2019. (Foto Miguel Cruz Tejada).




Citan como ejemplo las frecuentes incursiones de la policía, que es llamada a otro refugio situado en la calle 174, entre avenidas Audubon y Saint Nicholas, donde los escándalos y pleitos son casi cotidianos, e incluso, después de su apertura, hubo un aumento de robos y asaltos en la vecindad. 

Dicen que entre los desamparados, hay convictos por violaciones sexuales y depredadores, además de alcohólicos y narcotraficantes. 

El nuevo refugio, que comenzó a construirse la semana pasada, ocupará el edificio donde operaba un estacionamiento privado de varios pisos en el edificio 286 de la avenida Audubon, entre las calles 179 y 180. 

Las reacciones negativas más recientes, fueron expuestas por residentes de la vecindad en una reunión de la Junta Comunitaria #12 que apoya la apertura del refugio. 

Expresaron sus temores de seguridad y se quejaron de que la falta de escuchar las opiniones de los comunitarios de la ciudad, demostró una falta de respeto al vecindario de clase trabajadora, mayoritariamente de inmigrantes dominicanos. 

La principal objeción presentada por los residentes en la audiencia pública de la junta, fue consistente con el concepto de que Washington Heights (Alto Manhattan), no carece de compasión por las personas sin hogar, pero el plan de la ciudad para construir el refugio no resolverá la crisis de personas sin hogar de la ciudad y no será bueno para el vecindario. 

Los residentes que viven cerca del lugar del refugio expresaron su preocupación por la seguridad de agregar a 175 personas sin hogar en el área. 

María Flores, que vive al otro lado de la calle le dijo al medio Washington Heights and Inwood Pach, que no se sentiría cómoda dejando que su hija de 15 años salga sola de su casa. 

"No solo van a traer el refugio, van a traer a 175 hombres", dijo Flores. 

"Los hombres solteros que van a acosar a nuestras niñas, acosan a nuestros vecinos, nos faltan el respeto todo el día, no sabemos qué antecedentes tienen, no sabemos quiénes son estas personas", añadió Flores. 

Ella dijo que la ciudad debería haberle pedido a los residentes que viven cerca del lugar su opinión antes de decidir construir el refugio y que si el albergue fuera para mujeres y niños, le brindaría su apoyo. También citó la proximidad de escuelas, iglesias y bibliotecas como una razón para no colocar el refugio en la avenida Audubon. 

Muchos residentes antiguos de Washington Heights dijeron que el vecindario sufrió durante las epidemias de drogas en los años 80 y 90 y se sintió preocupado de que traer más refugios al vecindario causaría que aumente la venta de drogas. 

Rosa Madera Reese, dijo que el nuevo refugio "suena como Alcatraz", la célebre y terrífica cárcel, debido a las estrictas medidas de seguridad planeadas para el sitio por el proveedor sin fines de lucro HELP USA, que incluye 10 guardias de seguridad por turno y la instalación de 73 cámaras de seguridad. 

"¿Por qué querríamos eso en nuestro vecindario?", preguntó Madera Reese. 

Varios oradores en la audiencia pública del jueves por la noche sugirieron que la ciudad pensaba que, debido a que el Alto Manhattan, es una comunidad de clase trabajadora, solo aceptaría el nuevo refugio como algo inevitable. 

Otros dijeron que la escogió el vecindario dominicano porque es una comunidad mayoritariamente dominicana y latina. 

Cuando los funcionarios de la ciudad intentaron aliviar las preocupaciones de los miembros de la comunidad, fueron recibidos por gritos como "mentirosos", "usted no vive aquí" y "construyen el refugio en su vecindario". 

Jackie Bray, primera comisionada adjunta del Departamento de Servicios para Personas sin Hogar de la ciudad, dijo que la ciudad está construyendo hasta 90 nuevos refugios en áreas de toda la ciudad como parte de la iniciativa "Turning the Tide" (Cambiando la Marea) del alcalde Bill de Blasio. 

Uno de los refugios propuestos está ubicado en la exclusiva área de "Billionaire's Row" al sur de Central Park en el Oeste de la calle 57, donde se encuentran algunos de los proyectos inmobiliarios más caros del país, señalaron los funcionarios de la ciudad. 

Los temores expresados ​​por los residentes de Washington Heights el jueves reflejaron los de "Billionaire's Row". 

El nuevo refugio dará prioridad a las personas que residían en el Alto Manhattan antes de quedarse sin hogar, dijo Bray. 

Al construir refugios en cada parte de la ciudad, las personas sin hogar no se verán obligadas a mudarse de sus barrios y podrán estar más cerca de sus sistemas de apoyo o trabajos mientras buscan vivienda permanente, dijeron los funcionarios de la ciudad. 

La ciudad estima que actualmente hay 425 refugios, con 862 desamparados, de los vecindarios de Washington Heights e Inwood, que forman parte del Alto Manhattan en el sistema de refugios, pero solo hay 409 camas ubicadas en el área. 

De esas camas, 120 están en un hotel comercial que se eliminará gradualmente a través de la iniciativa "Turning the Tide" para personas sin hogar, dijeron funcionarios de la ciudad. Los miembros de la Junta Comunitaria y los residentes señalaron que el hotel está siendo utilizado para albergar a familias, no a hombres solteros. 

Los funcionarios electos locales y la junta fueron notificados de la apertura del albergue en la avenida Audubon en febrero. El nuevo refugio será administrado por la organización sin fines de lucro HELP USA, que ofrecerá a los residentes servicios como administración de casos, asesoramiento, colocación de viviendas y talleres de habilidades para la vida. 

La presencia de los funcionarios de la ciudad y los representantes de HELP USA no fue permitida por la junta comunitaria para responder la mayoría de las preguntas como se les pidió durante la parte de comentarios públicos de la reunión. 

Cuando se les dio tiempo para responder a las preguntas del público al final, aproximadamente tres horas después de que comenzara la reunión, muchos residentes ya habían abandonado la sala. 

Quedó claro durante la audiencia que la junta y los funcionarios electos locales no aceptan el plan de refugio, ya que actualmente se propone como un acuerdo hecho. 

El presidente de la junta, Richard Lewis, insinuó una demanda basada en el artículo 78 y el concejal dominicano, Ydanis Rodríguez, dijo que su oficina está organizando una protesta. 

Franco Camacho, un residente de toda la vida en el Alto Manhattan, comparó el plan de la ciudad con el acuerdo de Amazon en Long Island City, Queens, donde se hace y luego se presenta, y dijo que los residentes deben presionar a los funcionarios de la ciudad para que desistan de la apertura del refugio. 

"Podemos movilizarnos si es necesario y lo haremos muy difícil para ustedes", dijo Camacho. "Todos aquí tenemos empatía y simpatía y sabemos que la gente necesita ayuda, seamos honestos, pero hay una manera de hacerlo y esta no es la manera de hacerlo". 

Después de afirmar que la comunidad es empática, Camacho se preguntó en voz alta cuántos residentes del refugio pueden ser depredadores sexuales, lo que refleja la retórica utilizada por otros opositores del plan de refugio en la reunión. 

En respuesta a un comentario de que los futuros residentes del refugio no asistieron a la reunión porque no les importa cómo afectará a la comunidad, Jackie Bray dijo que estaba contenta de que quienes vivirán en el refugio, no corrieran el riesgo de asistir a la asamblea de la junta. 

"Estoy realmente contenta de que nuestros clientes no estén aquí porque no querría que nuestros clientes hayan escuchado lo que usted ha dicho sobre ellos. Nuestros clientes no son personas venenosas, no son personas malas. No son personas que cometen delitos en cualquier tasa más alta que cualquier otra persona en la comunidad ", dijo Bray. 

Los funcionarios de la ciudad han declarado en reuniones previas que el refugio podría abrirse a partir de julio, pero dijeron que la apertura podría ocurrir en el verano o el otoño de este año. 

Los directivos de la junta redactarán una resolución sobre el plan de la ciudad durante su reunión del comité ejecutivo de esta noche 15 de abril, y la junta completa votará durante la reunión del 23 de este mes cerrando una revisión a fondo de la propuesta del refugio de la ciudad durante un mes.



0 comentarios:

Publicar un comentario