Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Familia, alcalde y congresistas ponen en duda versión de policía dominicana sobre muertes de pareja

viernes, 22 de marzo de 2019

Fiscales pedirán pena de muerte para ex policía de Nueva York que ejecutó cuatro inmigrantes

Miguel Cruz Tejada - viernes, marzo 22, 2019



NUEVA YORK._ Los fiscales de la corte federal del distrito sur, pedirán la pena de muerte para el ex policía Nicholas Tartaglione, que en 2017, ejecutó a cuatro inmigrantes centroamericanos que se dirigían a sus trabajos como jornaleros en un suburbio del condado Westchester, porque las víctimas, supuestamente, sabían de transacciones de drogas que realizaba el ex agente. 


NUEVA YORK._ El ex policía Nicholas Tartaglione, acusado de ejecutar a cuatro inmigrantes hispanos en un suburbio de NY, podría ser condenado a la pena de muerte a petición de los fiscales. En recuadro, las víctimas Urbano Santiago, los hermanos Miguel y Martín Luna y  Héctor Gutiérrez. (Fotos fuente externa).



Los fiscales dicen que Tartaglione, asesinó de un tiro en la cabeza a Urbano Santiago, los hermanos Miguel y Martín Luna y Héctor Gutiérrez, pero los investigadores dijeron que Martín, no fue ejecutado de un balazo, aunque no se ha explicado cómo fue asesinado. 

Una versión esparcida en el momento de las ejecuciones, asegura que los hispanos, trabajaban vendiendo drogas para el ex policía y que le habrían dado un tumbe, por lo que decidió matarlos, pero esa información no ha sido confirmada por los federales. 

La decisión de buscar la pena de muerte fue anunciada por el fiscal general William Barr. 

Tartaglione, de 51 años, está acusado de dirigir una red de drogas con la ayuda del ex oficial policía de Nueva York Joseph Biggs. Tartaglione y Biggs mataron a los cuatro inmigrantes en abril de 2016 y luego los enterraron en una granja de 178 acres en expansión en el poblado Otisville, condado de Orange, al norte del estado de Nueva York. 

“Nos quedamos muy decepcionados con la decisión del Gobierno”, dijo el abogado de Tartaglione, Bruce Barket. “Creemos que es poco aconsejable esa decisión. Es grotesco en este caso. Es injusto”. 

Los fiscales anunciaron su intención de pedir la pena de muerte contra Tartaglione, que fue detenido en septiembre de 2016, durante una audiencia en la corte federal de White Plains esta semana, dijo el periódico local News Journal (LoHud). 

Tartaglione y Biggs están acusados ​​de atraer a las víctimas a un bar, llamado Likquid Salón, en el pueblo de Chester de manera engañosa, secuestrándolos allí para asesinarlos. 

No es usual que los fiscales en la corte federal del distrito sur, pidan la pena de muerte. 

Pero en septiembre de 2017 anunciaron en que iban a pedir la pena de muerte contra Sayfullo Saipov, el simpatizante de ISIS acusado de matar a ocho personas en un ataque terrorista con un camión en el carril de bicicletas del río Hudson. 

Antes del caso de Saipov, los federales dijeron que pedirían también la pena de muerte contra un capo de la droga de Peekskill, Khalid (Gran Homie) Barnes, que fue condenado en 2008 por dirigir una violenta organización de narcos y fue acusado y declarado culpable por dos asesinatos, pero los fiscales desistieron. 

La última ejecución hecha en Nueva York, después que los fiscales pidieran la pena de muerte, fue en 1953 cuando los esposos Julius y Ethel Rosenberg, acusados de espionaje y venderles secretos de seguridad de Estados Unidos a los rusos, fueron electrocutados en la silla eléctrica.



0 comentarios:

Publicar un comentario