'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ADVERTENCIA A COMENTARIOS ANÓNIMOS

Debido al carácter irresponsable y poner en riesgo la moral y la buena imagen de protagonistas de las noticias, no se aceptarán comentarios anónimos.
diarioextrainfo.com los eliminará de inmediato.


Fuerte ola de calor azota Nueva York durante toda la semana

jueves, 20 de septiembre de 2018

Llueven las demandas contra Columbia Gas y NiSource por explosiones en casas de Massachusetts

Miguel Cruz Tejada - jueves, septiembre 20, 2018



NUEVA YORK._ Una lluvia de demandas millonarias comenzó a caer desde el martes contra las compañías Columbia Gas y Llueven las demandas contra Columbia Gas y NiSource Inc, por explosiones en casas de Massachusetts, que proveen el servicio en ese estado, por las explosiones de al menos 60 casas, con saldo de un muerto, el estudiante dominicano Leonel Rondón de 19 años de edad, sobre cuyo vehículo en el que estaba, cayó una chimenea. 

NUEVA YORK._ Demandas millonarias comenzaron a llover desde el martes contra las compañías de gas en Massachusetts por las explosiones e incendios en tres ciudades de ese estado. 


Otro de los dominicanos afectados es el sindicalista dominicano Francisco Brea, cuya casa resultó incendiada y destruida. 

Los demandantes, acompañados por tres abogados, están reclamando millones por daños destructivos, traumas psicológicos y estrés. 

Las explosiones arroparon tres ciudades de Massachusetts, provocando incendios en serie. 

Más de dos docenas de residentes resultaron heridos en las explosiones. 

El alcalde dominico - boricua de Lawrence, Danny Rivera, dijo este miércoles que la ciudad quiere que se prenda la luz y se apague el gas, para que los residentes de esa ciudad, regresen seguros a sus hogares. 

Los pueblos de Lawrence, Andover y North Andover, fueron batidos por las llamas, el esposo humo y la destrucción. 

Las demandas acusan a Columbia Gas de negligencia y buscan una compensación para los residentes que tuvieron que evacuar pero que no sufrieron lesiones o daños en sus hogares. 

Frank Petosa, uno de los abogados que representa a numerosas familias, dijo que aunque los afectados pudieron regresar a sus hogares el domingo, todavía no tienen gasolina ni agua caliente y deben vivir con el temor de que las explosiones vuelvan a ocurrir. 

"Estas personas han tenido sus vidas patas arriba", dijo Petosa, del bufete de abogados Morgan & Morgan. 

Los funcionarios de Columbia Gas no respondieron de inmediato a las demandas. 

Alrededor de 8.600 clientes se vieron afectados por las explosiones. Muchos tuvieron que evacuar sus hogares durante días y es posible que tengan que quedarse sin servicio de gas durante semanas. 

Una carta enviada por los senadores estadounidenses del estado a ejecutivos de Columbia Gas y su empresa matriz, NiSource, dijo el lunes que la presión en los ductos de gas natural era 12 veces mayor de lo que debería haber sido. 

"La Administración Federal de Seguridad de Oleoductos informó que la presión en el sistema de Columbia Gas debería haber rondado las 0,5 libras por pulgada cuadrada (PSI), pero las lecturas en el área alcanzaron al menos 6 PSI, doce veces más que el sistema destinado a contener", dice la carta. 

El pico de presión se registró en una sala de control de Columbia Gas en Ohio, dijeron los senadores en la carta, que solicita una respuesta para esta semana. 

"Escribimos para solicitar que nos brinde información a fin de ayudar a los estadounidenses a comprender por qué ocurrió este terrible desastre, si la compañía estaba lo suficientemente preparada para responder a un incidente de esta magnitud y cómo podemos evitar cualquier tragedia similar en el país en el futuro", escribieron los senadores. 

Las explosiones están siendo investigadas por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte. El presidente de esa agencia federal, Robert Sumwalt dijo que la investigación se centra en parte en los sensores de presión que estaban conectados a una línea de gas que se estaba retirando del servicio poco antes de las explosiones. 

El martes, el presidente de Columbia Gas, Stephen Bryant, anunció que la empresa está donando $10 millones a un fondo de ayuda de emergencia para las personas afectadas por la emergencia. 

El Fondo de Ayuda para Desastres del Gran Lawrence ayudará a los residentes de las tres ciudades con alimentos, viviendas y otras necesidades a corto plazo mientras se recuperan, dijo el gobernador republicano Charlie Baker. 

El alcalde quien ha sido muy crítico con Columbia Gas, dijo que la utilidad está haciendo honor a su responsabilidad corporativa con la donación. 

También el martes, Moody's Investor's Service dijo que las explosiones y los incendios podrían dañar las finanzas de Columbia Gas y su compañía matriz. 

La firma de calificación crediticia de Wall Street dijo que el desastre fue negativo para el crédito de Columbia Gas y NiSource Inc., y que podría causar el deterioro de la posición financiera de cada compañía. 

Los senadores federales de Massachusetts, Edward Markey y Elizabeth Warren enviaron el martes cartas a Columbia Gas y Eversource Energy, otra empresa a cargo de los esfuerzos de recuperación, solicitando más detalles sobre cómo se ha notificado a los residentes que es seguro para ellos recibir gas y si las compañías están manteniendo una base de datos y un mapa de casas y edificios que han sido inspeccionados. 

El congresista Stephen Lynch, miembro del Subcomité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, está convocando a una audiencia en el congreso sobre la seguridad del gasoducto en todo el país, apuntando a las explosiones de gas natural en Massachusetts y en el oeste de Pensilvania. 

Un estimado de 650 incidentes en oleoductos el año pasado causaron 20 muertes y 35 heridos, de acuerdo con la Administración de Seguridad de Tuberías y Materiales Peligrosos, dijo el congresista. 

Este año los incidentes en el oleoducto han causado al menos tres muertes y 33 heridos. 

Lynch dijo que la vulnerabilidad de los residentes que viven cerca de los oleoductos es aún más preocupante dado el envejecimiento de la infraestructura de oleoductos.




0 comentarios:

Publicar un comentario