Activista defiende arbolito apagado y adornado con salamis y chocolate en Plaza Las Américas ~ ´


¡ALERTA! La NASA lanza al espacio un temible patógeno en su lucha contra las superbacterias, según televisión Rusa

Activista defiende arbolito apagado y adornado con salamis y chocolate en Plaza Las Américas

Miguel Cruz Tejada - diciembre 23, 2016


NUEVA YORK._ Después que este reportero publicara un reportaje la semana pasada sobre la inauguración del primer arbolito del mundo apagado y sin nacimiento plantado en la Plaza Las Américas en el Alto Manhattan, el activista y gestor cultural Isaías Amaro, explicó anoche en una entrevista las características del tradicional emblema navideño y las causas que originaron que haya sido adornado con salamis, chocolate, leche en cajitas y que no se enciendan los bombillitos por las noches.
NUEVA YORK._ Al centro, el activista Isaías Amaro junto a Rafael Domínguez Domínguez y Cuqui Mera, al lado del arbolito. (Fotos Miguel Cruz Tejada)

Amaro, acompañado por Rafael Domínguez Domínguez y Cuqui Mera, quienes lo ayudaban a reforzar el corral de tela metálica en el que está el arbolito, dijo que las luces no se prenden de noche debido a que no ha conseguido apoyo para poner un cable y tomar la electricidad que llegue al centro de la plaza.

El lugar está frente al lateral de la calle 175 del teatro United Palace y a un supermercado, en cuya pared se le permitió poner una réplica del nacimiento a varios pies del arbolito.

Amaro, lo justifica diciendo que se puso allí, porque en el arbolito no hay espacio y además, “el árbol de navidad y el nacimiento, son dos símbolos diferentes que reflejan culturas de Alemania y el Medio Oriente, se hace tradicionalmente como una fusión”.

Dijo que además de querer romper esa fusión, quiso también mostrarle a la comunidad la diferencia entre el arbolito y el nacimiento de Jesús, como dos símbolos navideños separados.

El arbolito está adornado por réplicas de salamis que Amaro dice son “sintéticos” para que los “tigres” no se los coman. Señala que las cajitas de lecha sí son reales, y que las cajas de chocolate están vacías, para evitar que también se las lleven.

Aclara que por falta de apoyo, no pudo hacer más de lo que se hizo, debido a que tocó muchas puertas, enviando 100 cartas a funcionarios, oficiales electos y comerciantes “y sólo obtuvimos cuatro respuestas”.

El arbolito se enciende por dos horas a las 4:00 de la tarde. Amaro dijo que la gasolina es costosa y no se puede mantener encendido por más tiempo.

Rechazó que los salamis de una conocida marca local, el chocolate y la leche, se colocaron como adorno junto a los cascabeles, como para hacer publicidad a las empresas que los fabrican, “sino porque esos productos son parte de la costumbre culinaria y la tradición de los dominicanos”.

Exhortó a la comunidad a acudir a la plaza a partir de las 4:00 de la tarde, hora en la que se sirve té de jengibre.

Agregó que las bajas temperaturas, sólo permiten que se prenda por dos horas, pero ha impedido que la gente vaya a disfrutar del jengibre, casabe y otras meriendas navideñas que se dan alrededor del arbolito.

El arbolito se apaga a las 7:00 de la noche. Sobre la bandera dominicana que luce “amarrada”, dijo que no flota debido a que el viento la enredó y hubo problemas con un cable.

“El salami es sintético, totalmente de vaselina y sacamos los chocolates de las cajas para que no se les lleven. Ayuda económica no hemos recibido de nadie, excepto, una empresa que aportó bombillitos y la Fundación Juan Pablo Duarte que donó algunos materiales y varios comunitarios que han aportado reciclaje”, explicó Amaro.

El arbolito estará en la plaza hasta el 8 de enero, fecha en que Amaro, convoca a una repartición de juguetes, con la presencia de “los primeros tres reyes magos dominicanos que vendrán por primera vez en burros y no en camellos”.

Su mensaje a los comunitarios, es el de que “disculpen, lo hemos hecho con mucho amor, con deseo de recordar y rescatar lo que se ha perdido desde hace mucho tiempo, que son nuestras tradiciones navideñas”.

Se despidió diciendo que se cuenta con permiso de la ciudad y la policía para música en vivo, pero los músicos no tienen donde guarecerse del frío y la inclemencia del clima.

“Ron nunca hay, quizás habichuelas con dulce, porque en Nueva York, los dominicanos estamos en Semana Santa el año entero”, dijo Amaro entre carcajadas.



0 comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Instagram