Show Mobile Navigation

LE CUMPLIÓ, Danilo entrega casa nueva al hombre más viejo de RD con 117 años en Sabana de la Mar








buscador ->

“Me temblaron las piernas cuando Fidel me saludó” relata comunicador dominicano

Miguel Cruz Tejada - noviembre 27, 2016



NUEVA YORK._ En la postrimería de la década de los ochentas, el comunicador yb relacionista público dominicano Elías Barreras Corporán viajó a Cuba, acompañando a su padre, su hermana Yahaira y un grupo de colonos azucareros, que fueron a la isla para conocer de cerca el sistema de esa industria en el régimen socialista.

NUEVA YORK._ Elías Barreras Corporán relata que le temblaron las piernas, cuando conoció de cerca a Fidel Castro en Cuba. A la derecha, Fidel durante la actividad en 1986. (Fotos facebook y AFP)
Siendo un adolescente en la época, Corporán y el grupo tuvieron la oportunidad de tener muy cerca al entonces comandante de la “revolución socialista” de Cuba, Fidel Castro Ruz, pero fue tan grande la impresión y el impacto causado en todos los visitantes, que se pusieron muy nerviosos, sin creer lo estaban viendo.

“Me temblaron las piernas cuando Fidel me saludó”, relata Corporán, recordando el que llama el momento más impresionante de la conversación de los dominicanos con Fidel en un hotel de La Habana.

Aunque Corporán ni su padre, tenían nada que ver con la industria azucarera en la República Dominicana, fueron invitados a acompañar a los productores en el viaje.

“Fidel creyó que todos éramos colonos en plantaciones de caña del país, nos felicitó y nos auguró un buen futuro como productores de azúcar”, narra Corporán, lamentando que la foto que le tomaron con el líder cubano, se le ha extraviado.

“La he estado buscando por todos los rincones y no aparece”, dijo.

Cuenta gracias a las gestiones del fallecido Hatuey Decamps Jiménez, siendo secretario de estado de la presidencia, quien consiguió un vuelo en la línea Aeropostal de Venezuela, porque desde Santo Domingo, no había vuelos directos a La Habana, pudieron violar a la isla de Castro.

“Viajamos en 1986 y recuerdo la enorme cantidad de libros que compraron muchos de los que estaban en el grupo, creando sobrepeso al avión de Aeropostal, que tuvo que si hacía escala en Venezuela, iba a tener que reabastecerse y Hatuey logró que viajáramos directo de Venezuela a Santo Domingo”, relata Corporán.

Agrega que también vio a Juan Bosch y a Norge Botello, quienes estaban en La Habana en ese momento.

“Fuimos a conocer el sistema automatizado del corte de caña en Cuba. A mi papá lo invitó un colono y me incluyeron en el grupo”, explica el comunicador.

“Fue una bonita experiencia, Fidel veía gran futuro en la industria azucarera dominicana y así nos lo dijo en un discurso. Incluso, me invitó a sentarme cerca de la tarima junto a mi hermana, pensando que éramos colonos”, relata.

“He conocido a muchas figuras importantes, pero te aseguro que cuando estuve al lado de Fidel, me temblaron las piernas.”, dijo.



LA MUERTE

Lamentando la muerte de Castro, Corporán señala que hay que reconocerle al difunto sus méritos como un líder de talla mundial.

“Nunca estuve acorde con su dictadura, pero él defendió a su pueblo y con su creencia, quiso llevar a los cubanos a lo más alto posible y murió con las botas puestas”, añadió.

“Murió defendiendo su patria y uno tiene que morir defendiendo en los principios en los que creemos”, sostiene Corporán.

“Se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con su política, pero fue un líder que nunca pasó desapercibido y asumió la defensa del pueblo a carta cabal”, expresó.




0 comentarios:

Publicar un comentario