'
ÚLTIMAS
Hart Island, el cementerio escondido de los muertos sin nombres en Nueva York ~ ´



SANTO DOMINGO, RD._ El presidente Danilo Medina, cumplió con la comunidad de Bohechío en el Sur Profundo de la República Dominicana al entregar una carretera que muchos Gobiernos habían ofrecido, deshonrando la promesa. (Video DICOM)


¡ALERTA! Más de 30 heridos y un desaparecido en dos explosiones en factoría de cosméticos en Windsor, al Norte de Nueva York.

Hart Island, el cementerio escondido de los muertos sin nombres en Nueva York

Miguel Cruz Tejada - julio 14, 2016





NUEVA YORK._ Cada año, miles de cadáveres yacen por mucho tiempo en la morgue municipal de la ciudad, administrada por la Oficina del Médico Forense.

NUEVA YORK.- Hart Island, el cementerio escondido de los muertos sin nombres en Nueva York. (Fotos recopiladas)


La ley del estado sobre la materia, otorgan un tiempo específico paran que los familiares de los fallecidos en neveras, los identifiquen, pero transcurrido el plazo, son recogidos como “chatarras”, transportados a Hart Island, situada en un escondido recoveco de City Island en los confines de El Bronx, donde los vehículos funerarios tienen que ser cruzados en gigantescas barcazas a tierra.

Allí, son enterrados sin ninguna marca en sus tumbas.

Los restos, generalmente son embasados en cajas de madera pulida, pero sin ningún color, decoración o detalle.

Al momento, se estima que alrededor de un millón de muertos no identificados, yacen en frías, penumbrosas y tétricas sepulturas de tierra, en un ambiente de abandono, que semeja el aspecto de la isla, una antigua cárcel para presos criminales que data desde los años 1800 y que fue cerrada debido a las presiones internacionales de entidades de derechos humanos, porque también era una especie de catacumba, caracterizada por vejaciones, racismo y torturas.

La vieja prisión, se quemó, aunque una versión sostiene que cientos de reos se amotinaron, hartos de tantos atropellos y le pegaron fuego, quedando muchos de ellos convertidos en cenizas.

Su ubicación es tan secreta que no aparece en los mapas geográficos de la ciudad ni en los listados de estructuras y tampoco en las ubicaciones lineales de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) o del Departamento de Transporte, mucho menos en las turas para bicicletas.

Solo aparece la difusa marca de un ferry que viajaba a la isla y que cesó sus operaciones en 1976.

Una escultura creada por Robert Moses y que expone todo el sistema geográfico de Nueva York en el Museo de Transporte en Queens, también excluye a Hart Island.

En Google, aparecen algunas imágenes y escasamente una inadvertida línea en su mapa, que la denomina como “El Campo del Alfarero”, una denominación general usada para nombrar lugares donde hay enterrados muertos no identificados o no reclamados.

Hart Island, fue comprada por el ayuntamiento de Nueva York por $75.000 dólares en 1868.

Contaba con un hospital, cárceles, un campo de concentración para prisioneros durante la Guerra Civil, un instituto reformador y una base para misiles “Nike”. 

El área de la isla es de 0,531 kilómetros cuadrados o 0,205 millas cuadradas, equivalentes a 131,22 acres y no tenía ninguna población permanente a partir del censo de 2000. 

Es usada desde hace décadas como la fosa común de Nueva York y está administrada por el Departamento de Corrección de la Ciudad (DOC). 

El primer uso público de Hart Island era entrenar a las tropas llamadas “azules” de los Estados Unidos a partir de 1864. 

La isla era un campo de prisioneros de guerra durante cuatro meses en 1865. 3.413 soldados confederados capturados fueron confinados en su cárcel, de los cuales, 235 murieron en el campo de concentración y sus restos fueron enterrados en el cementerio nacional de Cypress Hills. 

Los veteranos indigentes que murieron después de la Guerra Civil, eran enterrados en el área de militares y ex militares, que estaba separada de la fosa común y en el mismo lugar. 

Los restos de algunos de esos soldados fueron trasladados al cementerio militar en 1916 y otros fueron exhumados en el cementerio de Cypress Hills en Brooklyn en 1941, para sepultarlos en campos santos de sus ciudades natales. 

Los pocos habitantes que había en la isla, fueron puestos en cuarentena en la isla durante a partir de 1870, por la epidemia de la fiebre amarilla y en varias ocasiones, fue sido el hogar al de mujeres enfermas operando como un hospital psiquiátrico, pabellón que se abrió en 1885. 





SITUACION ACTUAL

El acceso es controlado por el Departamento de Corrección, pero un proyecto de ley (0848) obligó a transferir la jurisdicción al Departamento de Parques y Recreación de la Ciudad de Nueva York y se introdujo el 30 de abril de 2012. 

El Proyecto de Hart Island testificó a favor de este proyecto de ley el 27 de septiembre de 2012. Se introdujo el proyecto de ley (0134) de nuevo en marzo de 2014 y una audiencia pública se celebró en el ayuntamiento el 20 de enero de 2015. 

La ley 803 establece que el Departamento de Corrección publique en su base de datos en internet, el seguimiento a la sepultura de miles de muertos.

El ante proyecto 804 fue aprobado definitivamente con numerosas modificaciones en diciembre de 2013.





LOS MUERTOS

Más de un millón de muertos están enterrados en la isla, pero ahora se registran las sepulturas de menos de 1.500 cadáveres al año, según datos de la Oficina del Médico Forense. 

Un tercio de los fallecidos, son niños y bebés nacidos muertos, cuyos entierros en la isla, se han reducido a la mitad desde que se estableció el seguro de salud para niños y que cubre a todas las mujeres embarazadas en el estado de Nueva York.

Para 2005, enterraron a 1.419 muertos en Hart Island, incluidos 826 adultos, 546 niños, los bebés nacidos muertos, y 47 enterramientos de las partes de cuerpos desmembrados. 

Los muertos son enterrados en zanjas. Los bebés son colocados en ataúdes de varios tamaños, y se apilan cinco ataúdes hasta sumar una pila de veinte. 

Los restos de los adultos se colocan en cajas de pino más grandes situadas según su tamaño y se apilan tres ataúdes altas y dos ataúdes en las zanjas. 

Los registros de entierros en microfilm en el Archivo Municipal de Manhattan, revelan que los bebés y los adultos fueron sepultados juntos en fosas comunes hasta 1913, cuando los huecos se cavaron por separado con el fin de facilitar la exhumación de los restos de los adultos. 

El cementerio también se utiliza para disponer de partes de cuerpos amputadas, que se colocan en cajas etiquetadas como "miembros". 

Ceremonias no se han llevado a cabo en el lugar de enterramiento desde la década de 1950, y no hay identificaciones individuales, excepto por el primer neoyorquino que murió de SIDA en Nueva York y que fue enterrado de forma aislada. 

En el pasado, las fosas de enterramiento fueron reutilizadas después de 25 y 50 años, lo que permitió la suficiente descomposición de los restos. 



En la actualidad, las ruinas de las antiguas estructuras de la solitaria isla, están siendo demolidas para abrir más espacios a los muertos sin nombres.

0 comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Instagram