'
ÚLTIMAS

Taxista dominicano baleado en la cabeza sigue grave; policía en cacería contra tirador

Miguel Cruz Tejada - marzo 07, 2016


NUEVA YORK._ El taxista dominicano Roberto Castillo de 37 años de edad, que fue baleado en la cabeza por un tirador que lo confundió con un pasajero con  el que había discutido, sigue grave y conectado a una máquina de respiración artificial en el hospital Elmhurst de Queens.

Castillo, quien no tenía licencia como taxista de la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC), para manejar un taxi en la ciudad, se debate entre la vida y la muerte, aunque su esposa Evelyn Castillo y los médicos, dijeron que su se mantiene estable dentro  de la gravedad.
NUEVA YORK._ El taxista dominicano Roberto Castillo, baleado en la cabeza el viernes en Queens, sigue grave en un hospital de ese condado. 
Entre tanto, la policía ha activado una agresiva cacería en todos los condados y estados cercanos a Nueva York, para tratar de dar con la captura del tirador no identificado.
Tampoco se han hecho arrestos en relación al sangriento incidente, ocurrido el viernes frente a la discoteca “Purlieu” situada en el vecindario de Astoria (Queens).
La familia del taxista dominicano, declaró entre sollozos, totalmente devastada,
"La familia está realmente devastada", dijo Evelyn Castillo, hermana del chofer.
"Estamos realmente sorprendidos, no esperábamos esto, y el que es responsable sólo queremos que vengan hacia adelante y se entregue a la policía, eso es todo. Sólo quiero que mi hermano esté mejor"., añadió Evelyn.
Isabel Echavarría, una prima de Castillo, dijo que “es un hijo, un primo, un padre, y un amigo. Por favor, entrégate”.
Añadió la prima que “él sólo estaba tratando de hacer una vida. No es justo. Sus niñas están muy devastadas, especialmente la de 8 años de edad. Su padre es juguetón y amoroso, no creo que es justo para ellos".
La segunda hija de Castillo tiene 12 años.
El portavoz de la Federación de Taxistas del Estado de Nueva York, Fernando Mateo, estuvo junto a la familia en la rueda de presa.
"Este hombre estaba allí trabajando, tratando de ganarse la vida para mantener a su familia y lo que le sucedió no fue justo ni correcto", dijo Mateo.
"Hay una familia llena de dolor. Hay dos niñas a la espera de que su padre despierte", agregó el activista.
Castillo había transportado a cuatro pasajeros  desde El Bronx a la discoteca, quienes iban  a la discoteca para participar en una fiesta de cumpleaños a la 1:00 de la madrugada.
 Le pidieron que los esperara.
Pero luego se precipitaron fuera de la discoteca, discutiendo, cuatro horas más tarde, seguidos por el hombre armado, que hizo un solo disparo, impactando al taxista dominicano en la cabeza.
La policía dijo que ha activado una intensa búsqueda del presunto tirador y cree que Castillo no era el blanco específico, pero fue confundido por el sujeto armado con uno de los hombres con los que tuvo la disputa.
Antes de que el chofer dominicano pudiera apartarse, una persona corrió hacia su taxi y abrió fuego. La bala atravesó la ventanilla del lado del guía, impactando a Castillo en la cabeza.
La sangre que brotaba de la herida, hizo que  Castillo entrara en pánico y chocó contra un poste de electricidad en la calle 35  y la avenida 37 a dos cuadras del club.
Los pasajeros permanecieron en el lugar y fueron  interrogados por los detectives.
Castillo fue trasladado de urgencia al hospital Elmhurst en estado crítico, donde hasta anoche, seguía debatiéndose entre la vida y la muerte, luchando por sobrevivir.
El activista Fernando Mateo, portavoz  de la Federación de Taxistas del Estado de Nueva York y José Viloria, asesor de esa entidad y propietario del periódico especializado “NYC Taxi Voice”, hablaron con medios locales respecto a la situación de Castillo.
 Mateo dijo el sábado que los médicos lograron extraer el plomo del cráneo de Castillo, pero que sigue conectado a un respirador artificial.
El taxi tipo SUV, no tiene placa de la Comisión de Taxis y Limosinas de Nueva York (TLC)  y no es un conductor sin medallón registrado en el estado.
Mateo dijo que Castillo, conocido como Roberto, había estado trabajando para un servicio de transporte en El Bronx durante el último mes.
"Si no tiene licencia, estaba haciendo las cosas mal por conducir sin la autorización  de la TLC.", añadió Mateo. "Pero si él hubiera sido un conductor con licencia de la TLC, hubiera estado en la misma condición en la que está ahora".
Mateo dijo que Castillo, había tomado el mismo grupo de pasajeros en el mismo club la noche del jueves.
"Esto es lo que hacía para ganarse la vida", dijo Mateo. "Esta es la forma en que apoyaba a sus dos hijas."
Añadió que la madre de las hijas de Castillo, está muy triste y devastada por la trágica situación.
"Ella sólo se aferra a la esperanza de que Roberto pueda sobrevivir", dijo Mateo.
El club  “Purlieu” se anuncia como una sala de estar y de conciertos y ha sido sede de grandes espectáculos con estrellas del  hip hop.
El seis de marzo de 2015, tres parroquianos que asistían a un espectáculo con el rapero de Houston (Texas), Chedda Da Conect, fueron heridos  en el club durante una pelea a las  3:00 de la madrugada y otros tres fueron detenidos.



0 comentarios:

Publicar un comentario