'
ÚLTIMAS

Padre y abuela de taxista dominicano baleado en la cabeza exigen justicia; líderes piden cierre discoteca

Miguel Cruz Tejada - marzo 15, 2016



NUEVA YORK._ El padre y la abuela del barbero dominicano Roberto Castillo, quien para aumentar sus ingresos, trabajaba como taxista por las noches y fue baleado frente a la discoteca “Purlieu” de Queens, la semana pasada cuando cuatro pasajeros discutieron, y uno de ellos, disparó hacia el interior de la unidad.

Castillo, no tiene licencia para manejar taxis de la Comisión de Taxis y Limosinas de Nueva York (TLC) y se dijo que el carro le era prestado por un hermano, o rentado.

Su papá, señor Rafael Castillo, dijo que espera que se haga justicia en el caso de intento de asesinato a su hijo. La policía dijo que obviamente, el blanco del balazo no era Castillo, pero busca activamente al tirador, que aún no ha sido identificado.



NUEVA YORK._ Rafael Castillo y Ramona Andújar Nina, padre y abuela del barbero y taxista Roberto Castillo (derecha). Abajo, con su hija y el carro chocado después del balazo.

Entre tanto, Castillo, sigue en estado crítico en el hospital Elmhurts de Queens, y conectado a una máquina de respiración  artificial.

Un grupo de líderes políticos y activistas comunitarios, realizaron una manifestación el martes frente a la discoteca, exigiendo el cierre del negocio, especializado en espectáculos de strip tease, en los que se presentan numerosas bailarinas cada noche.

“Ha sido devastador, su mamá está que no puede casi ni hablar al igual que yo. Estamos rogándole a Dios y pidiéndole junto a todas las personas que están orando, que él cada día esté mejor”, dijo el padre en su casa de Yonkers.

Castillo, quien tiene una hija de 8 años de edad y otra de 12, laboraba en una barbería y la noche del viernes de la semana pasada, salió como de costumbre a buscar pasajeros.

“La bala le entró de lado y se quedó alojada dentro del cráneo”, añadió el padre.

La abuela, Ramona Andújar Nina, de 87 años de edad, dijo que la fe de la familia y la vida de su nieto, están en manos de Dios.

“No lo mataron de chepa, ¿qué vamos a hacer?, lo que Dios quiera”, agregó la abuela.

Castillo había transportado a cuatro pasajeros  desde El Bronx a la discoteca, quienes iban  al establecimiento para participar en una fiesta de cumpleaños a la 1:00 de la madrugada.

Le pidieron que los esperara.

Pero luego se precipitaron fuera de la discoteca discutiendo, cuatro horas más tarde, seguidos por el hombre armado, que hizo un solo disparo, impactando al taxista dominicano en la cabeza.

La policía dijo que ha activado una intensa búsqueda del presunto tirador y cree que Castillo no era el blanco específico, pero fue confundido por el sujeto armado con uno de los hombres con los que tuvo la disputa.

Antes de que el chofer dominicano pudiera apartarse, una persona corrió hacia su taxi y abrió fuego. La bala atravesó la ventanilla del lado del guía, impactando a Castillo en la cabeza.

La sangre que brotaba de la herida, hizo que  Castillo entrara en pánico y chocó contra un poste de electricidad en la calle 35  y la avenida 37 a dos cuadras del club.

Los pasajeros permanecieron en el lugar y fueron  interrogados por los detectives.

El taxi tipo SUV, no tiene placa de la Comisión de Taxis y Limosinas de Nueva York (TLC)  y no es un conductor sin medallón registrado en el estado.

Mateo dijo que Castillo, conocido como Roberto, había estado trabajando para un servicio de transporte en El Bronx durante el último mes.

El seis de marzo de 2015, tres parroquianos que asistían a un espectáculo con el rapero de Houston (Texas), Chedda Da Conect, fueron heridos  en el club durante una pelea a las  3:00 de la madrugada y otros tres fueron detenidos.

0 comentarios:

Publicar un comentario