Sentencian a nueve años dominicano por estafa de US$7MM al IRS ~ ´


'
ÚLTIMAS

¡ALERTA! Se reportan catorce atracos en primeros quince días de noviembre en la urbanización Tropical de Santo Domingo, República Dominicana.

Sentencian a nueve años dominicano por estafa de US$7MM al IRS

Miguel Cruz Tejada - febrero 24, 2016
















NUEVA YORK._ Noel Cuello, condenado a nueve años por una estafa de $7MM al IRS.


NUEVA YORK._ Noel Cuello, un ex preparador de impuestos dominicano de El Bronx, y quien se declaró culpable de una estafa por $7 millones de dólares al Servicio de Impuestos Internos (IRS) de Estados Unidos, fue sentenciado este martes 23 de febrero a nueve años de cárcel, tiempo que deberá purgar en una prisión federal.
Cuello, fue detenido y acusado en enero de 2015, junto a sus cómplices Francisco Abreu, un dominicano que trabaja como investigador de fraudes en la Administración de Recursos Humanos del Estado de Nueva York y le vendió al sentenciado, cientos de informaciones confidenciales de personas que figuraban en el sistema de asistencia social, con sus registros, datos generales y números del seguro social.
Los otros acusados son Arismendi Cuello (Cheito), Jonathan Orbe (Jigga), Catherine Ricart (Cathy) y Joel Vargas. La fiscalía dijo que incluyendo a Abreu, los demás acusados, serán condenados a penas leves porque cooperaron con la justicia, para incriminar a Cuello, sindicado como el jefe de la banda y el artífice del fraude.
Los federales dijeron que Cuello, cometió el fraude en un esquema que comenzó en 2009 hasta la primavera de 2014, cuando él tenía un negocio de preparación de impuestos en El Bronx, donde cobraba a sus clientes una cuota para presentar las declaraciones que afirmaban falsamente que ellos tenían dependientes menores de edad a su cargo, para cobrar los beneficios y créditos que otorga al IRS en esa categoría.
El esquema, a su vez, tuvo la "ventaja fraudulenta" de deducciones destinadas para los padres con niños, dijeron las autoridades federales.
Para llevar a cabo la estafa, Cuello compró información de identificación de los menores, tales como sus nombres, fechas de nacimiento y números de seguridad social a Abreu.
El negocio de Cuello presentó miles de declaraciones falsas, lo que resultó en el cobro de millones de dólares en reembolsos, añadió la fiscalía federal.
Cuello, de 32 años, se declaró culpable el 14 de septiembre de 2015, de conspiración para cometer fraude electrónico para manejar el fraude al IRS.
En la sentencia se impuso a Cuello y sus cómplices, la restitución de los $7 millones al gobierno federal y la confiscación de sus cuentas bancarias y bienes.
El abogado de Cuello, Raymond Colón, dijo que "es difícil hacer un comentario en un día como este."
Cuello planea apelar la sentencia del juez federal de Manhattan Richard Sullivan, dijo Colón.
"Al parecer, todo el mundo tiene un apodo", dijo en tono irónico el fiscal federal Preet Bharara al anunciar la instrucción de cargos a los imputados, cuando fueron arrestados el año pasado.
La fiscalía dijo que el grupo, se robó las informaciones, incluyendo números de seguro social de miles de beneficiarios, para reclamar la devolución de millones de dólares al IRS.
Abreu, había trabajado como un investigador de la Administración de Recursos Humanos de la ciudad de Nueva York, lo que le facilitó entrar al banco de datos para robar las identidades.
La información robada, sostienen los fiscales, fue usada para preparar de forma fraudulenta, reclamaciones que incluyeron créditos otorgados por el IRS a padres de menores, por ingreso en el trabajo.
La acusación sostiene que  que armados con esa herramienta, Cuello y Ricardo, abrieron un negocio de preparación de impuestos en Nueva York, con la asistencia de los otros acusados y que la pareja, reclutó a los contribuyentes que estaban dispuestos a mentir, sobre falsos dependientes a cambio de dinero en efectivo.
La agencia de Cuello y Ricardo, presentó miles de peticiones y durante años, se salió con la suya, dice el expediente.
Añadió que los acusados continuaron con el fraude, aún después que investigadores del IRS, incursionaron en la oficina que manejaban Cuello y Ricardo.
"Para confundir a las autoridades y escapar a la detección del fraude, Orbe y Ricart, abrieron nuevas cuentas electrónicas (e-file) y bancarias, debido a que los menores no pueden presentar reclamaciones de devolución de impuestos", agrega el expediente.
El fiscal calificó de fraude masivo, la estafa cometida por los siete acusados, que de ser hallados culpables, enfrentan penas de cárcel de entre 20 y 10 años y multas de cientos de miles de dólares.
Cada uno fue acusado de cargos por conspiración, conspiración para cometer un fraude electrónico y robo de identidad agravado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Instagram