;

'
RESUMEN


La JCE RD cumplió con exitoso montaje de elecciones municipales, presidenciales y congresuales 2024; consolida confianza de votantes y sociedad por transparencia en proceso; partidos fallaron en convocatoria Ante el juez atracadores acusados por el asesinato de bisabuela dominicana en el Bajo Manhattan

Ante el juez atracadores acusados por el asesinato de bisabuela dominicana en el Bajo Manhattan

NUEVA YORK._ Dos atracadores afroamericanos, Lashawn Mackey y Terrence Moore, acusados por el brutal asesinato de la bisabuela dominicana María Teresa Hernández, de 74 años de el 18 de enero en el apartamento de la víctima en el Bajo Manhattan, fueron imputados ayer martes ante el juez del caso en la Corte Suprema Estatal de Manhattan.

NUEVA YORK._ Lashawn Mackey y Terrence Moore, acusados por el brutal asesinato de la bisabuela dominicana María Teresa Hernández el 18 de enero en el en el Bajo Manhattan. (Fuente externa).


Ambos acusados cuentan con récords criminales y estuvieron cumpliendo 20 y casi 30 años en la cárcel por asesinato e intento de asesinato cuando en hechos separados, Mackey asesinó a un hombre en Brooklyn al que destripó en una calle y Moore, intentó matar a puñaladas a otra víctima a la que dejó grave.

Los acusados, según los fiscales, golpearon brutalmente y estrangularon a la dominicana después de maniatarla de pies y manos para robar dinero y artículos valiosos que la bisabuela guardaba en la vivienda.

Los dos se declararon no culpables de los cargos de asesinato en primer y segundo grado, con crueldad extrema, la primera acusación a Mackey y la segunda a Moore, además de robo a mano armada, por lo que de ser declarados culpables, Mackey será sentenciado a cadena perpetua y Moore a décadas en la prisión.

La sala de justicia estuvo repleta de familiares cercanos, vecinos y amigos de la bisabuela que era muy apreciada en el vecindario de Loisaida en el Bajo Manhattan, entre ellos su hija Lucía Hernández de Vargas y el yerno, esposo de ella, Luis David Vargas.

La hija dijo luego de la lectura de cargos a los atracadores que ellos le quitaron la vida cruelmente a su madre y reclamó justicia.

Relató que  su mamá fue sorprendida porque Moore sacó y guardó copia de la llave de la puerta principal del apartamento escena del crimen, después que el verano 2022 cambió la cerradura, siendo ayudante de Mackey en el mantenimiento del edificio.

“Sacó copia del apartamento de mi mamá, por eso es que no hubo entrada forzosa porque él entro con la llave”, explicó la hija.

Dijo que el atracador sorprendió a la madre con la ayuda de Moore, su cómplice en el asesinato.

Mackey, de 47 años penetró al apartamento de la dominicana María Hernández de 74, la amarró de pies y manos, la estranguló y tapó el cadáver con ropas usadas.

Mackey, un residente en Brooklyn fue detenido el domingo y negó ante los reporteros que él sea el autor del robo y el asesinato, pidiendo a los investigadores que confronten su ADN.

Había cumplido 20 años de cárcel por destripar a un hombre en otro horrendo homicidio.

El crimen de Hernández  ocurrió el miércoles 18 de enero 2023 cuando otra de sus hijas, Carmen Taveras llamó a la policía porque no localizaba a su madre, y cuando los agentes llegaron a la escena hallaron el cuerpo de la dominicana que residía en el complejo de apartamentos “San Timoteo” en el edificio 126 de la calle 83 Oeste en Manhattan.

Un comunicado del Departamento de Policía (NYPD), explicó que el cadáver estaba amarrado debajo de una pila de ropa.

La hija le pidió a una  tía, María Terrero,  que vive en el mismo edificio que fuera a chequear el apartamento de su mamá para asegurarse de que estaba bien.

Mackey  era el  superintendente  del edificio y cumplió 20 años en la cárcel por asesinar a un hombre, dijeron los fiscales en la corte.

"Este es un homicidio particularmente brutal", dijo la fiscal adjunta dl distrito de Manhattan, Maxine Rosenthal, en la comparecencia de Mackey.

"La víctima tenía lesiones extensas, incluidos moretones y abrasiones en la cara, los brazos, la espalda y laceraciones en las áreas vaginal y rectal", dijo Rosenthal.

"Este fue claramente un crimen premeditado en el que el acusado fue al sótano antes del asalto para irrumpir en la oficina del superintendente y desmantelar los sistemas de vigilancia de seguridad ubicados allí", agregó la fiscal a la jueza Felicia Menin.

Mackey es un criminal de carrera que fue sentenciado a  23 años de prisión en 2000 por una convicción de asalto en primer grado y cumplió casi 20 años antes de su liberación en 2019.

La fiscal dijo en la corte que la víctima en ese caso fue apuñalada 15 veces y dejada tirada en medio de una calle de Brooklyn con sus intestinos colgando de su cuerpo.

Los registros correccionales estatales muestran que Mackey fue encarcelado nuevamente en octubre de 2021 y liberado un mes después.

Fue arrestado otra vez el pasado 16 de agosto 2022  y acusado de hurto mayor, robo y hurto menor en Brooklyn.

Se declaró culpable el 21 de diciembre 2022  y debía regresar a la corte en enero de este año para la sentencia.

Terrero les dijo a los detectives que descubrió el cadáver maltratado de su hermana cuando fue a verla alrededor de las 9:30 de la noche, dijo la policía.

El apartamento había sido saqueado y una autopsia del médico forense determinó que Hernández murió estrangulada.

Mackey fue procesado en el cuartel 20 en Manhattan.

Su abogada defensora Jessica Horani también sostuvo la inocencia del acusado.

"El señor Mackey está sorprendido de que esté siendo acusado en este caso", dijo Horani.

"Se presenta ante ustedes negando radicalmente las acusaciones en su contra”, señaló la abogada.

 

 

Publicar un comentario

0 Comentarios

Calor extremo, temperaturas insoportables y aire tóxico predominan en ambiente de Nueva York al inicio del verano 2024  

 La Plaza Duarte en el Alto Manhattan sigue siendo refugio de adictos, indigentes y desaprensivos



 

NUEVA YORK._ La plazoleta Duarte Square situada en el centro de las avenidas Broadway y Saint Nicholas y la calle 170  en el Alto Manhattan sigue siendo refugio de adictos, indigentes y desaprensivos sin que las autoridades ni los oficiales electos dominicanos hagan nada para controlar el espacio que rinde tributo a Juan Pablo Duarte y Diez, fundador de la República Dominicana. (Fotos Miguel Cruz Tejada)