'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation

WINK

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Arrecian enfrentamientos verbales en RD en carcanías de elecciones del 5 de julio

viernes, 21 de febrero de 2020

Propietario de restaurante de empanadas cerrado en el Alto Manhattan desmiente violaciones

Miguel Cruz Tejada - viernes, febrero 21, 2020





NUEVA YORK._ El Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad cerró la semana pasada el popular restaurante dominicano “Empanadas Monumental”, situado en la calle 181 en el Alto Manhattan, alegando que sus inspectores hallaron 71 violaciones al código de sanidad y salubridad pública, incluyendo heces secas de ratones y rastros de ratones vivos, fallas en la temperatura de las empanadas, suciedad y otras. 


NUEVA YORK._ Eleazar Bueno, propietario de la franquicia de “Empanadas Monumental” en la calle 181, desmiente que se encontraran 71 violaciones de salud en el negocio que fue cerrado por inspectores de la ciudad. (Fuente externa).



Pero, el empresario Eleazar Bueno, propietario de la franquicia negó los cargos de los inspectores, aclarando que cuando reclamó la injusticia ante las autoridades, el departamento un supervisor que solo encontró 12 fallas al mismo código y avanzó que hoy viernes 21 de febrero, se hará posiblemente la última revisión, y luego él tendrá una cita con un juez en marzo. 

Bueno, quien es también el presidente de la Junta Comunitaria #12 en el Alto Manhattan y directivo de la Fundación Juan Pablo Duarte, se quejó también de la califica distorsión del medio digital Washington Heitghs & Inwood Pach, porque uno de sus reporteros no publicó la verdad de los resultados de la inspección. 

La agencia que otorga calificaciones en letras a los restaurantes de la ciudad, de la A a la D, dijo que “Empanadas Monumental”, sobrepasó casi tres veces el límite de la escala de violaciones que es de 28. 

El propietario, también había sometido una solicitud para vender cervezas por pedidos con entrega a domicilio (delivery), pero la retiró después que fue electo en enero en la presidencia. 

También se abstuvo de votar como miembro de la junta. 

Los inspectores también citaron al restaurante por mantener la comida caliente a la temperatura incorrecta, no tener instalaciones para lavarse las manos cerca del área de preparación de alimentos y el baño y por no lavar adecuadamente la superficie de contacto con los alimentos. 

Las autoridades dicen que el personal del restaurante también usaba tabaco, comía o bebía de un recipiente abierto cerca del área de preparación, almacenamiento o lavado de platos y había problemas con los sistemas de fontanería y ventilación del restaurante. 

El negocio vende empanadas clásicas y creativas, sándwiches, jugos y batidos. 

Bueno señaló que se trató de otro ataque a negocios dominicanos como parte de una escalada racista contra los empresarios minoritarios. 

“Los inspectores fueron a las 8:00 de la mañana y nosotros abrimos a las 9:00, porque encontraron un empleado tomando café, le dieron cinco puntos, entraron al baño y porque pinté el techo, vieron el filtro y dijeron que estaba sucio, nos dieron otros cinco puntos”, explicó el empresario. 

“Yo no vendo comida, es empanadas y jugos”, aclaró Bueno. 

Explicó que pidió otra inspección en la que solo aparecieron 12 violaciones y nos las 71 que se reportaron. 

La segunda inspección se hizo por orden de un juez. 

Bueno, dijo que las heces de ratones los inspectores las hallaron en el sótano, que tiene un hueco que conecta con la parte del restaurante. 

“La reportera del Pach, lo que anda es detrás de los negocios minoritarios del Alto Manhattan, parece que está obedeciendo a ciertos intereses, y lo demuestra cuando puso en el título que soy el presidente de la junta de vecinos”, añadió. 

“Lo que encontraron fue en el sótano y no en el área de comidas”, dijo Bueno. 

Explicó que todavía no se la impuesto multas y en marzo sabrá lo que ocurrirá, si es habrá alguna penalidad. 

Justificó las heces de los ratones, con el hoyo que hicieron los despreciables cuadrúpedos en la pared del sótano, pero en el área en la que los inspectores encontraron, no es visible. 

“Uno de los inspectores se subió en una escalera y halló las heces en una tubería que tiene siete pies”, añadió. 

“Las demás 59 supuestas violaciones las anuló el inspector que hizo el segundo chequeo”, agregó Bueno. 

Precisó que hace la aclaración para edificar a la opinión pública sobre la verdad, porque es obvio que se está buscando hacerle daño.




0 Comments:

Publicar un comentario