'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Lluvias, vientos y aguaceros matizan el comienzo del otoño 2018 en Nueva York

lunes, 13 de agosto de 2018

Acusan banda dominicana por robos de celulares, tabletas y relojes que operaba en NY y en República Dominicana

Miguel Cruz Tejada - lunes, agosto 13, 2018




NUEVA YORK._ Agentes federales arrestaron y acusaron el viernes a 12 dominicanos, entre ellos una mujer que formaban una banda que desde 2014, se especializaba en el robo de celulares iPhones, iPads, tabletas, relojes digitales y otros dispositivos electrónicos con cuentas jaqueadas y robo de identidades y los contrabandeaban para venderlos en la República Dominicana. 

Los acusados, que fueron instruidos de múltiples cargos criminales en la Corte Federal del condado Westchester, son Isaac Concepcion Aquino, alias “Kaka", Mario Díaz, "Memín", Tomas Guillen, "Diddy", Ronnie De León, José Argelis Díaz, Joel Peña, Jonathan Díaz, "Nino", Eddy Morrobel, Ruddy Sánchez, Michael Roque, Rayniel Robles y Joandra Tejada González. 

Ellos fueron detenidos en Nueva York, Pensilvania y Ohio, dijeron los fiscales federales, en la “Operación Ring Fraud” (Banda de Fraude) y enfrentan condenas de hasta 20 años de cárcel de ser hallados culpables. 

El operativo participaron agentes de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) y la Fuerza de Tarea El Dorado (EDTF) de Nueva York. 

La investigación, realizada por agentes especiales del Departamento de Seguridad Nacional (HSI), el departamento de policía de Nueva York (NYPD) y la Fiscalía del Condado de Westchester, reveló que los doce sospechosos estaban involucrados en una conspiración de fraude a nivel nacional desde 2014 hasta el presente. 

"Los arrestados hoy supuestamente eran parte de una red de fraude que opera en Nueva York, República Dominicana y Darknet. Sus actividades dejaron un rastro de víctimas desprevenidas en todo Estados Unidos y le costaron a las empresas pérdidas significativas. Viajaron a 30 estados para obtener teléfonos celulares que luego se vendieron a través de operaciones de esgrima en el Bronx", dijo Ángel M. Meléndez, agente especial a cargo del HSI New York. 

"El fraude de las telecomunicaciones es un gran negocio y donde los delincuentes obtienen ganancias, la Fuerza de Tarea El Dorado, de larga tradición, seguirá el dinero para llevar a los perpetradores ante la justicia", dijo el oficial. 

"Los acusados ​​presuntamente participaron en una sofisticada conspiración nacional para piratear las cuentas de la gente común y explotar esas cuentas para su propio beneficio, obteniendo valiosos dispositivos electrónicos a expensas de otros". 

Los acusados ​​supuestamente perpetraron su plan a través de varios medios, incluida la compra de información de la cuenta de las víctimas en la red oscura. Gracias al trabajo dedicado de nuestros socios en HSI, este supuesto grupo de estafadores de teléfonos celulares ahora se enfrentará al llamado de la justicia", dijo el Fiscal Federal del Distrito Sur en Nueva York, Geoffrey S. Berman. 

De acuerdo con los alegatos de la acusación, desde 2014 hasta el presente, un grupo de individuos ("La Banda del Fraude") perpetró un amplio plan para obtener valiosos dispositivos electrónicos nuevos, principalmente iPhones, pero también iPads, tabletas, y relojes, a expensas de los demás. Durante el transcurso de la conspiración, obtuvieron fraudulentamente más de $1 millón en dispositivos. 

Para facilitar el esquema, los acusados viajaron a 30 estados diferentes, pero a menudo traían o enviaban los teléfonos celulares robados a El Bronx, donde regularmente los vendían. 

La banda, alegan los fiscales, participaron regularmente en intrusiones en cuentas de clientes existentes con compañías de servicios celulares y obtuvieron teléfonos nuevos o teléfonos de actualización pagando solo una pequeña tarifa en la tienda, mientras cobraban la gran mayoría del precio de compra a cuentas de clientes existentes, sin el consentimiento de estos. 

Las víctimas del plan incluían tanto clientes, cuyas identidades fueron robadas y / o cuyas cuentas se accedieron sin autorización, como proveedores de servicios de telefonía celular, que típicamente soportan pérdidas financieras por dispositivos obtenidos fraudulentamente. 

Utilizaron varios mecanismos para perpetrar su plan, que incluyen comprar información de identificación personal ("PII") de los clientes de teléfonos celulares en la red oscura; phishing, en el que enviaron un enlace a los clientes de teléfonos celulares que, de ser presionados, permitieron que el que se pirateara la cuenta del cliente, usar identificaciones fraudulentas para convencer a los empleados de la tienda de que los conspiradores eran otra persona y abrir cuentas usando números de seguridad social que parecían coincidir con los nombres de los conspiradores, pero que de hecho pertenecían a las víctimas. 

Durante el curso de la investigación, HSI ejecutó una orden de búsqueda en un supuesto centro de fraude en el suburbio de Mount Vernon, Nueva York. 

Los investigadores se encontraron con seis de los 12 ​​acusados ​​en la residencia y confiscaron entre otras cosas, 47 dispositivos electrónicos, incluyendo 12 computadoras. Se usaron dos direcciones IP asociadas con la residencia para acceder al menos a aproximadamente 3,300 cuentas de clientes de la compañía de teléfonos celulares, y para comprar fraudulentamente aproximadamente 1,294 teléfonos celulares. 

Las computadoras incautadas contenían varios indicadores de participación en el fraude, que incluyen un video de 15 minutos de duración, que detalla los pasos necesarios para cometer fraude en el teléfono celular, que incluye cómo usar la PII de la víctima para comprar dispositivos fraudulentamente. 

Muchos indicadores de que las computadoras habían accedido a la red oscura, varios sitios web donde se vendía PII de víctimas a veces por tan solo $3 e intercambios de criptomonedas, incluso para Bitcoin. 

Numerosas búsquedas en Google en adelanto del fraude como "comprar mejor teléfono de revisión", "activar teléfono", "verificar el estado de la orden de verizon.com", "verificar el estado de mi pedido", "agregar apellido de usuario autorizado", "Formato de número de licencia de conducir de California", "Foto de licencia de conductor de Utah" y "apellidos más comunes para los ricos de España". 

Cada uno de los 12 acusados ​​es imputado de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico, que conlleva una pena máxima de veinte años de prisión y un cargo de robo de identidad agravado, que conlleva una pena mínima obligatoria de dos años que deben cumplir consecutivamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario