'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Lluvias, vientos y aguaceros matizan el comienzo del otoño 2018 en Nueva York

viernes, 18 de mayo de 2018

Protestan contra un juez en New Hampshire por liberar presunto narco dominicano arrestado con heroína y cocaína

Miguel Cruz Tejada - viernes, mayo 18, 2018



NUEVA YORK._ Varias protestas se han escenificado esta semana en los alrededores de la Corte Superior del Distrito de Salem en New Hampshire, debido a la decisión del juez Timothy Feely de liberar bajo libertad condicional al dominicano Manuel Soto Vitini, arrestado y acusado por tráfico de heroína y cocaína. Muchos piden que el juez sea enjuiciado por la decisión. 



NUEVA YORK._ El juez de New Hampshire Timothy Feeley es objeto de protestas y críticas por liberar al presunto narco dominicano Manuel Soto Vitini, arrestado tres veces por el mismo delito. (Fotos fuente externa)


Las manifestaciones, incluyen carteles en los que se exponen los nombres de muchas de los adictos y adictas que han muerto por sobredosis en ese estado, a causa del consumo de heroína mezclada con fentanilo. 

El magistrado, dijo que Soto Vitini, no tenía antecedentes judiciales antes de este caso y que más bien se trató de “un delito monetario”, lo que ha irritado a familiares de los muertos, policías, activistas comunitarios y líderes políticos locales. 

Pero no fue la primera vez que Soto Vitini, de 32 años y residente en el poblado de Peabody, recibió un respiro para ayudarlo a evitar la deportación a la República Dominicana. 

En la mañana del 14 de junio de 2008, Soto Vitini, entonces de 22 años, conducía erráticamente en la calle Lafayette en Salem cuando fue detenido por un patrullero que descubrió tres bolsas de cocaína, dos teléfonos celulares y varios cientos de dólares en efectivo. 

Soto Vitini admitió al patrullero que había estado vendiendo drogas durante cuatro meses y planeaba vender la cocaína a un amigo esa mañana. 

El noviembre siguiente, su abogado persuadió a un fiscal y al juez del Tribunal del Distrito de Salem, Richard Mori, a continuar el caso sin un fallo durante nueve meses si Soto Vitini admitía la posesión simple. 

Sin embargo, una década más tarde, cuando Feeley explicó su justificación para condenar a Soto Vitini a un período de prueba en un caso de distribución de heroína en 2015, señaló que "una sentencia de libertad condicional es algo con lo que me siento más cómodo que una prisión estatal para alguien sin antecedentes". 

La sentencia, por lo que Feeley llamó "básicamente un delito de dinero" cometido por Soto Vitini para mantener a su novia y sus hijos después de que perdió su empleo, provocó indignación y una protesta frente al Centro Judicial de Ruane el miércoles. 

El representante estatal Paul Tucker, el ex jefe de la policía de Salem y antes jefe de la división de detectives del departamento, tomó el inusual paso de criticar públicamente a un juez el miércoles, después de recibir llamadas de los constituyentes y ex colegas de la fuerza. 

Tucker dijo que era la primera vez en 32 años que se sentía obligado a hablar públicamente sobre un juez, y calificó los argumentos de Feeley como "más allá de lo equivocado". 

Con evidencia de que Soto Vitini tenía más de 40 bolsas de heroína en un compartimiento oculto especialmente instalado en su auto, Tucker sugirió que está un nivel por encima de un vendedor callejero que vende para mantener un hábito. 

"En un caso como este, en medio de la peor epidemia de opiáceos de la historia, que el juez califique a este, como un delito económico es indignante", dijo Tucker. 

Llamó a la sentencia "irrespetuosa para la policía, para los fiscales y para aquellos en la comunidad que todos tratamos de mantener a salvo". 

Incluso antes de su arresto en 2015 por lo que originalmente era un cargo de tráfico de heroína, Soto Vitini sabía los riesgos potenciales de ser descubierto vendiendo drogas nuevamente. 

En 2014, Soto Vitini, que llegó a Estados Unidos en 2001 cuando era un adolescente y es residente legal permanente, dijo en documentos judiciales que acababa de enterarse por primera vez de que corría el riesgo de ser deportado debido al caso de 2008. 

Él y un abogado presentaron una moción pidiéndole a Mori que le concediera un nuevo juicio, alegando que no estaba al tanto de las consecuencias migratorias de una declaración de culpabilidad. 

Mori negó la solicitud. 

En 2015, el Tribunal de Apelaciones del estado acordó, confirmando la decisión de Mori. Para entonces, Soto Vitini ya había sido arrestado por tráfico de heroína y cargos de distribución de cocaína. 

El año pasado, se le pidió a Feeley que continuara con otro caso de distribución de heroína sin un hallazgo para evitar que la dominicana Yuly Ortiz, una mujer de Salem con niños pequeños, fuera deportada, una solicitud que no concedió por la objeción de un fiscal. 

Los fiscales argumentaron que Ortiz esencialmente había asumido el rol de su hermano en la administración de una banda de distribución de drogas después de su arresto, y le pidieron una sentencia de libertad supervisada. 

Resultó, sin embargo, que una continuación sin un hallazgo todavía la exponía al riesgo de ser enviada de regreso a la República Dominicana. 

Semanas después de otorgarle una continuación sin un hallazgo, Feeley luego silenciosamente le concedió una nueva solicitud a su abogado, accediendo a ingresar una declaración de culpable en el caso pero con la condición de archivarlas o sellarla, sin ningún castigo, una disposición que su abogado dijo que protegería a Ortiz de ser deportada 

Se espera que los jueces consideren varios factores para condenar a un acusado, incluido el castigo, la rehabilitación y la disuasión. 

Tucker dijo que consideraciones como el estatus migratorio no deberían jugar ningún papel. 

"Le damos a los jueces amplia discreción para hacer su trabajo, pero este va demasiado lejos", dijo. 

Sin embargo, a pesar de las llamadas de algunos para el juicio político del juez, Tucker dijo que eso no es probable. 

La sentencia de libertad condicional en el caso de Soto Vitini fue permitida por la ley por los cargos de posesión con la intención de distribuir drogas.



0 comentarios:

Publicar un comentario