'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Investigan dos policías de Nueva York por indiferencia cuando estudiante asesinado en El Bronx se desangraba en la acera / Fuerte ola de calor azotará NY este fin de semana con temperaturas de hasta 100 grados
NUEVA YORK._ Uno de los poemas más hermosos del inmortal PABLO NERUDA.
NUEVA YORK._ La sargento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos Alicia Macedo, se busca $80 mil dólares al año por sus apariciones en Instagram y otras redes sociales exhibiendo sus explosivos atributos corporales. (MCT)

jueves, 29 de marzo de 2018

Boricua admite asesinó mujer de 22 puñaladas en medio de una calle en Nueva Jersey

Miguel Cruz Tejada - jueves, marzo 29, 2018
NUEVA YORK._ Raúl Quiñones (Omar), un boricua de 29 años de edad, admitió en la Corte Superior del condado Camden en Nueva Jersey que asesinó de 22 puñaladas en medio de una calle en la ciudad de Camden a su ex mujer Elaine Jiménez, de 37, a la que comenzó a apuñalar en la casa y la persiguió cuando ella trató de huir del brutal ataque, alcanzándola en el centro de la vía, donde continuó acuchillándola. 

NUEVA YORK._ El boricua Raúl Quiñones (Omar), confesó el asesinato de su ex mujer Elaine Jiménez de 22 puñaladas en medio de una calle de Camden en Nueva Jersey, el domingo pasado. (Fotos fuente externa).

Quiñones, dejó grave también al hijo de la muerta de 20 años de edad e identificado por el apodo de “Choppy”, quien sigue en estado grave en el hospital universitario de Cooper. 

Durante la audiencia de lecturas de cargos este jueves, en una sala de justicia repleta de familiares de las víctimas y el acusado, el fiscal adjunto Peter Crawford, pidió negarle fianza porque representa un alto riesgo de fuego, debido a las abrumadoras evidencias y que según adelantó el juez, la sentencia, oscilará entre 38 años a cadena perpetua, si es hallado culpable. 

El juez Edward McBridge accedió a la petición del Ministerio Público y lo dejó preso hasta una próxima audiencia. 

Quiñones confesó el asesinato, dijeron los fiscales. 

Quiñones visitó a Jiménez en su casa de la avenida Garfield el domingo bajo el pretexto de recoger algunas pertenencias, pero cuando llegó, atacó a Jiménez y a su hijo de con una navaja de bolsillo negra. 

Jiménez huyó de la casa y Quiñones le dio su arma a su hijo a quien apuñaló varias veces antes de seguir a Jiménez a la calle donde continuó acuchillándola. 

Testigos llamaron a la policía e identificaron a Quiñones, diciendo que huyó en una motocicleta blanca. Él es mecánico de motores. 

La policía encontró a Jiménez en la intersección de la calle 29 Norte y la avenida Arthur, sangrando por la boca y el cuello, dijo este jueves el fiscal Crawford. 

Los paramédicos y policías la transportaron al hospital Universitario de Cooper, donde la declararon muerta minutos después. 

El hijo de Jiménez ha sido operado varias veces y se recupera progresivamente de las puñaladas. 

Oficiales del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos (US Marshalls), encontraron y arrestaron a Quiñones en su casa la noche del domingo, donde renunció a sus derechos Miranda y confesó el asesinato, dijo el fiscal Crawford. 

"Este es un caso donde tenemos acusaciones muy, muy violentas que el acusado ha admitido y confesado", dijo el fiscal al argumentar a favor de la detención de Quiñones. 

Crawford también argumentó que detener a Quiñones protegería aún más al hijo de Jiménez, quien todavía se está recuperando de sus heridas. 

Agregó que el Ministerio Público ya había reunido pruebas contundentes contra él, incluyendo declaraciones de testigos, un video que lo muestra entrando y saliendo del apartamento de Jiménez y su confesión. 

La abogada de oficio de Quiñones, Meg Butler, dijo que aunque los cargos por homicidio e intento de homicidio son graves, toda la familia de Quiñones y sus dos hijos residen en Camden, lo que reduce su probabilidad de huir. 

Agregó que solo tenía otro cargo criminal, desde 2007 que es por armas en tercer grado por el cual completó una condena de libertad condicional. 

El juez McBride dijo que a pesar de las conexiones de Quiñones con la comunidad, la violencia extrema de los crímenes lo convierte en una amenaza para el público. 

Otro factor que puede hacer que huya, dijo el magistrado es el mínimo de 38 años de prisión y la posibilidad de cadena perpetua a la que podría enfrentarse si es encontrado culpable. 

"Por todas esas razones, encuentro que el estado demuestra con evidencia clara y convincente que no hay nada más que la detención para garantizar la protección y la seguridad de los demás", dijo el juez. 



0 comentarios:

Publicar un comentario