'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Fuerte ola de calor azota Nueva York durante toda la semana

viernes, 23 de marzo de 2018

A 51 años de su desaparición hallan esqueleto de mujer asesinada que nunca fue puesta en lista de desaparecidos

Miguel Cruz Tejada - viernes, marzo 23, 2018





NUEVA YORK._ A 51 años de la desaparición de la señora Louise Pietrewicz, el 6 de octubre de 1966, se encontró su esqueleto en el sótano de una casa en el suburbio Southhold en el condado Suffolk (Long Island) y ella, nunca fue puesta en la lista nacional de personas desaparecidas, hasta ayer, luego de la aparición de sus huesos. 


NUEVA YORK._ El esqueleto de Louise Pietrewicz, el 6 de octubre de 1966, fueron encontrados 51 años después en el sótano de una casa en Long Island. (Fotos fuente externa).



El periódico The Suffolk Times, dijo que la mujer de 38 años de edad y que residía en el sector Cutchogue, fue asesinada y nunca fue puesta en la lista por el Departamento de Justicia, por razones que aún se desconocen. 

Su última relación sentimental antes de desaparecer fue con un policía, pero nadie ha sido arrestado ni acusado en relación el caso. 

El medio dijo que un equipo de periodistas de su personal, ampliará las investigaciones sobre la desaparición y posible asesinato de Louise. 

La Oficina del Médico Forense, no ha dicho las causas de la muerte, por las dificultades y el tiempo que tomará una necropsia a los huesos. 

El periódico dijo que el Departamento de Policía de Southold, ha tomado un renovado interés en el caso desde que el rotativo anunció su investigación, que fue lanzada oficialmente en la forma de un documental en tres partes titulado "Gone" el lunes 23 de octubre de 2017 y concluyó con un informe especial de 10.000 palabras en el periódico del jueves 25. 

Si bien durante décadas han persistido los rumores en la comunidad de que Pietrewicz fue asesinada por su esposo, el informe del Times revela que los investigadores sospecharon que otro hombre fue responsable de su desaparición. Nadie fue acusado en el caso. 

Los oficiales de policía asistieron a una proyección pública del documental el miércoles 24 de octubre de 2017. Después, la única hija de Pietrewicz, Sandra Blampied de Middletown, Nueva York, fue invitada a la sede central de la policía de la ciudad para proporcionar una muestra de ADN que podría usarse para vincular a su madre con restos humanos descubiertos. 

"Estuve allí por alrededor de una hora", dijo el viernes. "Tomaron cuatro hisopos (orales), dos de cada mejilla". 

Sandy Blampied sabía que algo estaba muy mal cuando regresó a una casa vacía de Long Island ese día en octubre de 1966, en lugar de los brazos abiertos de su madre. 

"Fui a la escuela, al séptimo grado, y cuando llegué a casa de la escuela, ella se había ido. Ella nunca regresó", le dijo Blampied, ahora de 63 años, al NY Post el martes. 

"Fui a la escuela por la mañana. Le di un abrazo y un beso y le dije: te veré más tarde, pero ella nunca me dejaría en paz", relató la hija. 

Durante más de 50 años, la desaparición de Louise ha sido un misterio no resuelto en el condado Suffolk, donde desapareció sin dejar rastro, salvo un bolsillo encontrado días después en el lado de la ruta 25. 

Pero el caso pareció resuelto el martes, cuando el jefe de detectives del condado de Suffolk, Gerard Giant, dijo que los restos esqueléticos descubiertos en Southold sonlos de Pietrewicz . 

"Creo que es ella a quien encontramos", dijo Giant durante una conferencia de prensa. El oficial ambién identificó al difunto William Boken, un ex policía de Southold, como una persona de interés en el hallazgo espeluznante, al que llamó evidencia de un homicidio. 

Boken anteriormente era dueño de la casa donde los policías desenterraron los restos en un sótano que una vez tenía un piso de tierra, que en algún momento estaba cubierto de cemento, dijo el detective. 

"Fue alrededor de 7 pies bajo tierra donde descubrimos una mandíbula", dijo. 

Los policías volvieron a investigar la desaparición de Pietrewicz después de la publicación en octubre del informe del periódico que reveló que Boken comenzó a tener una aventura amorosa con Pietrewicz después de dejar a su abusivo esposo, Albin Pietrewicz. 

En ese momento, Boken, de 36 años, estaba casado y su esposa estaba embarazada de su segundo hijo. Pietrewicz fue vista por última vez en el automóvil de Boken, y tratando de esconderse de la vista, por su hermana, Josephine, de acuerdo con The Suffolk Times. 

Blampied dijo que su madre probablemente conoció a Boken mientras trabajaba en la fuente de refrescos en una farmacia local, donde muchos policías se detenían para tomar un refresco o un helado. 

Pero Boken también fue abusivo, tanto con su esposa como con su amante, según el periódico. 

"Lo conocí unas tres veces", dijo Blampied. "No era un buen tipo. Podrías decirlo". 

El detective dijo que Boken renunció a su trabajo como policía de Southold unos días después de que Pietrewicz desapareciera y esencialmente desapareció antes de la muerte del agente en 1982. 

El Suffolk Times, que informó por primera vez del descubrimiento, dijo que los policías fueron enviados a la tumba secreta por la ex esposa de Boken, Judith Terry, quien vendió la casa a fines de la década de 1970. Terry dijo a los investigadores que un cuerpo envuelto en arpillera estaba enterrado allí, dijo el periódico. 

Los policías comenzaron a cavar el jueves y encontraron los restos el lunes, dijo el periódico. 

Los restos fueron llevados a la oficina del médico forense del condado de Suffolk para su identificación, y Blampied, que vive en el norte de Middletown, dijo que un policía de Suffolk llegó a su casa el lunes por la noche para tomar una muestra de ADN. 

"Lo miré y le pregunté que si la habían encontrado. Él me respondió con un movimiento positivo de la cabeza, diciendo que es fue escena muy surrealista”, explicó la hija de la muerta. 

Blampied dijo que no tiene dudas de lo que revelarán las pruebas, y comenzó a llorar mientras hablaba de sus planes para cuando eso ocurra. 

"Bajaremos a Long Island y tendré un servicio fúnebre, luego la incineraré y la traeré a casa conmigo", dijo. 

"Ella estará en mi casa para yo poder hablar con ella. Y cuando muera, la tendré conmigo en mi ataúd porque he estado sin ella tantos años. Ella estará conmigo por la eternidad", dijo la hija.



0 comentarios:

Publicar un comentario