'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ADVERTENCIA A COMENTARIOS ANÓNIMOS

Debido al carácter irresponsable y poner en riesgo la moral y la buena imagen de protagonistas de las noticias, no se aceptarán comentarios anónimos.
diarioextrainfo.com los eliminará de inmediato.


Fuerte ola de calor azota Nueva York durante toda la semana

viernes, 2 de febrero de 2018

“La iglesia no puede dictar cuál es la ley de un país” responde activista LGTB dominicano al obispo de Higüey

Miguel Cruz Tejada - viernes, febrero 02, 2018




NUEVA YORK._ El reconocido activista dominicano de la comunidad LGTB en Nueva York, Juan I. Rosa, respondió la posición del obispo de Higüey, monseñor Gregorio Nicanor Peña, quien dijo ayer que el matrimonio gay es inadmisible y que no se va a aprobar en la República Dominicana.

NUEVA YORK._ El reconocido activista dominicano LGTB, Juan I. Rosa, respondió al obispo de Higϋey, que la iglesia no puede dictar las leyes de un país. (Foto Miguel Cruz Tejada).
Rosa, quien es exvicepresidente del Club político LGTB Stonewall en Manhattan, considerado un emblema en la lucha por los derechos de esa comunidad en el mundo, presidente del Club Demócrata Barack Obama en el Alto Manhattan y maestro de estudiantes que no pasan exámenes de diferentes materias en una escuela de la organización Caridades Católicas, dijo anoche que la constitución dominicana no se rige por los deseos y mandatos de la iglesia católica, sino por las leyes y derechos establecidos para amparar a todos sus ciudadanos.

“En un país de derecho, donde la ley, eso se separa de lo que es la iglesia, sino en los derechos de todos los dominicanos y dominicanas, eso es lo que es un Gobierno, proteger la seguridad y los derechos de sus ciudadanos”, añadió Rosa.

“La iglesia, no puede ni debe dictar cuál es la ley de un país democrático y moderno”, dijo el activista gay.

“Si yo creo, porque hay matices en todo, que la sociedad dominicana todavía no está lista para un salto tan grande como ese, porque primero tiene que hacerse pedagogía en la sociedad y educar a la ciudadanía de que en todas las familias podría haber un gay o una lesbiana”, dijo Rosa.

“Hay que explicarle al país cuáles son los motivos del porqué se quiere esa ley, para permitirles a los LGTB, casarse”, expresó.

“Aquí en Nueva York, se hizo mucha campaña de educación antes de que se aprobara la ley del matrimonio igualitario”, sostuvo Rosa.

Pero aclaró que no hay evidencias de que la sociedad dominicana sea homofóbica. “Lo que se ha hecho es que se han expandido las ideas de que eso está mal, que la iglesia pueda decir lo que son las leyes y eso, nos e debe hacer”.

Rosa dijo que él discrepa de quienes acusan a la sociedad dominicana de homofobia. “No lo es, falta formación, pedagogía y educación”.

Agregó que en la República Dominicana, hay tolerancia individual con los homosexuales, porque en cada barrio y en cada calle, hay una persona gay que conocen, cuidan y protegen.

“Quizás haya más de uno”, dijo, pero insistió en que la sociedad dominicana en general, no está lista para un salto como ese.

“Hay que decirle a la gente porqué se defienden los derechos de la comunidad LGTB. Tenemos que mantener la lucha para que se apruebe el matrimonio a parejas del mismos sexo”, dijo.

“Debemos mantener la lucha, el esfuerzo y una campaña de información, porque toda familia tiene una persona gay actualmente”, añadió.

Rosa dijo que se mantiene luchando por los derechos de la comunidad LGTB, no como una parte de la sociedad, sino como un segmento social íntegro.



EL OBISPO

Monseñor Nicanor Peña dijo a medios nacionales que ese asunto no está contemplado en lo que establece la organización del país.

“Sabemos que Dios creó al hombre y la mujer y dejó instituido la unión entre hombre y mujer para la procreación de la familia, entonces cualquier otra institución que no vaya de acuerdo con lo que dice el evangelio y la fe cristiana y con lo que Dios ha establecido, no puede ser”, afirmó el prelado.

El obispo de la Diócesis de La Altagracia reiteró que hay que ser radical con la propuesta de los grupos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB), que piden se les respete el derecho a formar familias y casarse.

“Esto es inadmisible. Es inadmisible que una pareja así tenga hijos, eso no es posible, entonces yo creo que nosotros debemos preservar lo que Dios ha instituido no podemos destruirlo los hombres”, aseveró.

Garantizó que ese deseo de los LGTB no se va a aprobar y calificó como “conjeturas de otra persona” lo que dicen sectores religiosos con respecto a que en el país se debe aprobar la boda entre homosexuales y también permitirles adoptar niños.




0 comentarios:

Publicar un comentario