-->
Cuatro heridos por ataque terrorista en estación del tren de la calle 42 y Octava Avenida en Manhattan; detienen sospechoso / Sigue crisis electoral en Honduras / La revista Time niega que haya escogido a Trump como El Hombre del Año / Renuncia congresista republicano de Arizona que quería comprar un hijo por US$5MM / Primera nevada invernal del 2017 cae con varias pulgadas en Nueva York
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

30 de noviembre de 2017

Falsas identidades de narcos dominicanos dificultan combate al tráfico de heroína según policía de Massachusetts

Miguel Cruz Tejada - noviembre 30, 2017




NUEVA YORK._ Las falsas identidades usadas por los narcotraficantes dominicanos, en algunos casos hasta siete, están dificultando el combate de las autoridades locales y federales al tráfico de heroína, fentanilo, cocaína, marihuana y otras drogas, según dicen jefes policiales en ciudades de Massachusetts.

NUEVA YORK._ El jefe de la policía de Newton en Massachusetts, David McDonald y el dominicano Wilson Soto, quien había sido deportado dos veces y usaba cinco nombres falsos. (Fotos NPD). 
Con frecuencia, dominicanos ilegales en Estados Unidos, son detenidos y dan nombres falsos o presentan identificaciones falsas o alteradas, y muchos de ellos, son arrestados con licencias obtenidas con identidades de puertorriqueños en la División de Vehículos y Motores de estados como New Hampshire, donde se han descubierto operaciones de ventas del documento estatal a los indocumentados de la República Dominicana, que en cuanto al tráfico de drogas en Nueva Inglaterra, son la mayoría.

En uno de los casos recientes, Wilson Soto, tenía cinco identidades diferentes con los nombres de Julio Moreno Morales, Juan Antonio Baeza Castillo y Wilson Isenia Rodríguez.

Soto, de 49 años de edad, y que había sido deportado dos veces, fue detenido junto a su hijo Yojanel Soto Junior y su mujer Cristina Richardson Rodríguez hace algunas semanas y acusado de conspiración para traficar drogas, robo de identidad, fraude de documentos estatales y federales, tenencia ilegal de armas de fuego y otros cargos.

También usaba diferentes fechas de nacimiento y direcciones.

El jefe de la policía de la ciudad de Newton, David MacDonald, dijo que esos narcos son como “fantasmas”, difíciles de cazar, porque incluso utilizan tarjetas de seguro social falsificadas y hasta fotografías montadas en documentos traficados que logran comprar para tratar de evadir la persecución.

“Son personas fantasmas con billeteras tan llenas de identificaciones diferentes que no hay forma de saber cuáles, si es que algunas, de las identificaciones son reales”, añadió el oficial.

Dijo que tratar con grandes traficantes de drogas que tienen identidades múltiples, que arrojan cuando enfrentan cargos criminales, es quizás una de las partes más frustrantes de trabajar en la unidad de narcóticos.

Algunos traficantes de drogas incluso se han estado quemando las puntas de los dedos para esconder su identidad. 

Más de 90 estadounidenses mueren cada día después por sobredosis de opiáceos, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. En 2016, en Massachusetts murieron 1.933 adictos.

Dijo que los distribuidores a menudo tienen múltiples identificaciones. Por lo general, los concesionarios compran un número de seguridad social real y un certificado de nacimiento, de Puerto Rico. Muchos de los traficantes han llegado ilegalmente a los Estados Unidos, con un alto número de vendedores provenientes de la República Dominicana.

“Los opiáceos vienen a través de la ruta tradicional de la droga, típicamente a través de México, utilizando muchas sustancias que se fabricaron por primera vez en China”, dijo.

Explica que asegurarse de que los concesionarios sean considerados responsables de sus acciones es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la policía en este momento.

El dinero de la fianza se considera un gasto comercial.

Señaló que el número de muertes ha aumentado constantemente en los últimos cinco años: en 2012, el estado reportó 742 muertes relacionadas con opiáceos, menos de la mitad de lo que se informó el año pasado. 

Solo en Newton hubo 17 muertes por opiáceos el año pasado. De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Newton, en todo el país, 2.1 millones de personas sufren de trastornos por consumo de sustancias relacionadas con los opioides recetados.

McDonald dice que luchar contra la epidemia es una batalla cuesta arriba con nuevos desafíos que se presentan todos los días.

Explicó que la escena de la droga ha cambiado rápidamente a lo largo de los años. En los 90, las drogas entraban y salían de la ciudad. A veces un hermano se iba a la universidad y traía un montón de drogas a la fiesta. Seguiría su curso sobre la ciudad pero eventualmente el problema se iría. Pero las cosas comenzaron a cambiar a finales de los años 90 y principios de 2000, cuando los adolescentes comenzaron a tomar pastillas. Comenzaron usando Oxycotin, luego se Percocet y con el alto precio de los analgésicos, los adictos cambiaron a la heroína para obtener el máximo.

"Vimos a adolescentes sin antecedentes de consumo de drogas tomando pastillas", dijo MacDonald, quien pasó parte de su carrera en la unidad de narcóticos.

Fue una generación que se volvió adicta, dijo el oficial.

Antes de este tiempo MacDonald y un agente encubierto que lo acompañaba, dijeron que un caso de heroína era raro en ese tiempo. Era más común tratar casos de cocaína.

"Lo que pasa con Oxy y los opiáceos es que no desaparecieron", dijo el oficial encubierto. "Te estás volviendo adicto y no puedes dejarlo ir".

Ambos oficiales notaron que el problema de los opiáceos también fue mejorado por los médicos y hospitales que recetan opioides en exceso.







VICIO GENERAL

No hay solo un grupo demográfico que se haya visto afectado, dijo MacDonald. El agente encubierto dijo que ha visto personas de todos los ámbitos de la vida, desde un dentista acomodado hasta adolescentes impactados.

No están persiguiendo a los adictos, explicó el oficial encubierto: "Queremos a los traficantes de drogas y los superiores del sistema".

A menudo, la aplicación de la ley utiliza a los adictos para llegar a los distribuidores, explicaron.

El oficial encubierto recuerda una tarde cuando alguien llegó a la sede de la policía de Newton con $10,000 en efectivo, alrededor de las 9:00 de la noche, y pagó la fianza por un sospechoso acusado de narcotráfico. 

En situaciones como esta, la persona acusada huye y nunca regresa a la corte para enfrentar los cargos. 

Debido a que usan identificaciones falsas es difícil encontrarlos de nuevo, dijo el policía encubierto.

Dijo que la nueva tecnología está haciendo más fácil detener a los traficantes de drogas. “Solía ​​ser muy fácil venir a Massachusetts y obtener una licencia, lo que atrajo a muchos distribuidores a esta área. Ahora el estado está usando un nuevo sistema que usa reconocimiento facial. Si bien los sistemas de este tipo ayudan a la aplicación de la ley, los concesionarios están constantemente trabajando en formas de burlar los sistemas y están un paso por delante de los oficiales, dijo el oficial encubierto. 

“Por ejemplo, ahora las licencias de Pensilvania son fáciles de obtener, por lo que los distribuidores están cambiando sus sitios a esas identificaciones”, agregó.



UN TRIBUNAL PARA ADICTOS

La ciudad de Newton tiene un tribunal de drogas para las personas elegibles. La idea es ayudar a los adictos con antecedentes penales a mantenerse sobrios y mantenerse limpios. 

Dijo que con frecuencia, el individuo ha cometido un robo o un delito relacionado con las drogas. Siempre dependen de las drogas o el alcohol y generalmente tienen un historial de tratamiento que no ha sido exitoso. 

Los incendiarios y los delincuentes sexuales no son elegibles para el programa, según la trabajadora social de la policía de Newton, Aileen Walsh.

"Lo que estamos encontrando, también, es que los clientes están bastante conectados con el equipo y son reacios a querer terminarlo, les gusta la supervisión y rendir cuentas", dijo ella.

El programa toma 18 meses si no hay complicaciones o recaídas. Las personas comienzan reuniéndose con los concejeros todas las semanas, luego se marchan cada dos semanas y eventualmente una vez al mes.

"Es caso por caso. Habrá consecuencias y sanciones para aquellos que comiencen a usar drogas de nuevo", dijo la oficial Walsh. Ella dice que algunas de estas consecuencias podrían ser reuniones más frecuentes y más tiempo en el programa.

Dijo que el objetivo es hacer que las personas se pongan derechas y vuelvan a trabajar.

Los departamentos de policía y bomberos también han comenzado a utilizar Narcan, que puede salvar las vidas de las personas que han tenido una sobredosis. 

Si bien este antídoto ha salvado vidas, los oficiales observan muchas recaídas. MacDonald dijo que otras comunidades compartieron historias sobre salvar a alguien con Narcan dos veces en un día.

"Este no es el problema de otra persona", dijo MacDonald.

Continuó hablando sobre las personas en la comunidad que han perdido niños, vecinos y sobrinos por la epidemia.

El oficial encubierto hizo hincapié en la importancia de hablar con los hijos sobre lo que está sucediendo en sus escuelas para que la próxima generación no tenga que enfrentar la misma epidemia paralizante.



0 comentarios:

Publicar un comentario