'
ÚLTIMAS

“A mí hay que matarme antes de quitar la estatua de Duarte”, advierte el congresista Espaillat

Miguel Cruz Tejada - agosto 24, 2017


NUEVA YORK._ “A mí hay que matarme antes de quitar la estatua de Duarte en caso de que eso sea cierto”, advirtió anoche el congresista dominicano Adriano Espaillat, abordado por este reportero sobre la versión de que la efigie figura en una lista que evaluará una comisión de la alcaldía con fines de removerla al igual que las estatuas de los confederados y que proyectan figuras que representan odio, racismo y discriminación.

NUEVA YORK._ El congresista Adriano Espaillat advirtió que habría que matarlo, en caso de que sea cierto que se removería la estatua de Duarte y aclaró que la efigie corre ese riesgo. (Fotos Miguel Cruz Tejada).

Espaillat dijo que “no hay nada de eso”, añadiendo que se comunicó ayer miércoles con funcionarios del Departamento de Parques y Recreaciones quienes le dijeron que la estatua de Duarte no está en riesgo de ser eliminada.

“Pero en caso d que eso sea cierto, a mí hay que matarme primero, antes de quitar la estatua de Duarte”, precisó.

Empero, señaló que no tiene información de primera mano respecto al reportaje del NY Post, en el que se publica una lista de estatuas, entre las que está la de Duarte.

“A mi entender, eso no es así, las estatuas que están siendo evaluadas son las que están honrando el legado del ejército confederado”, dijo el congresista, o algo que tenga que ver con la Guerra Civil”, dijo.

El NY Post, también recordó la campaña anti duartiana en 2007 en la que activistas contrarios al fundador de la República Dominicana, distribuyeron cientos de volantes en los lo que calificaban como “Padre del Racismo”.

El tabloide también reseñó que los activistas, acusan al patricio dominicano de “segregacionista”.

Espaillat recalcó que lo que sabe es que la estatua de Juan Pablo Duarte, se va a quedar donde, en la Avenida Las Américas (Sexta Avenida) y la calle Canal, en la plazoleta conocida como Duarte Square, en los confines del barrio chino.

Explicó que se asignará a la histórica iglesia Trinity Church (La Trinidad), el cuidado y vigilancia de la plazoleta.

“Según tengo entendido, en dos o tres años, van a construir un edificio detrás de la plazoleta y los dueños de ese proyecto se han comprometido en remodelar totalmente la plazoleta, y quieren incluso, juntarse con el Instituto Duartiano para consultar cuáles son los cambios que se deben hacer y que sean consistentes con el legado de Duarte”, agregó el congresista.

“He visto algo en las redes sociales, pero a mi entender, no hay nada ahí, y si eso fuese verdad, tendrían que matarme a mí, antes den quitar la estatua de Duarte, eso no es verdad”, dijo.

“No sé quien es que está promoviendo eso, pero creo que deben ser sectores que quieren sacarle otros beneficios a esa situación sobre Duarte”, añadió Espaillat.

“No hay lista, hay una comisión que va a evaluar todos los monumentos, pero los que están ligados a la Guerra Civil y el ejército confederado”, enfatizó el legislador federal.

“Es posible que haya activistas que hayan hecho ese tipo de alegaciones, pero a mi entender, la estatua de Duarte no está en ningún peligro de ser removida, lo que hay es un esfuerzo entre el Departamento de Parques, que tiene custodia de la plazoleta y el Instituto Duartiano, se reunirán para ver qué tipo de diseño se le puede hacer a la plazoleta”, explicó Espaillat.

Dijo que tampoco otros símbolos que exponen el legado de Duarte como su nombre en una escuela y en un tramo de la avenida Saint Nicholas en el Alto Manhattan, están en riesgo de ser anulados.

“Tampoco el nombre de la plazoleta de la calle 170”, agregó.

“Todos los monumentos se van a evaluar, pero son los que están ligados a la Guerra Civil”, sostuvo Espaillat.

“Tengo entendido que ese no es el caso”, aunque admitió que no ha leído lo publicado por el NY Post.

“Hay activistas de todo, pero eso no quiere decir que la estatua se va a mover de ahí, a mi entender, la estatua se queda ahí, esa es mi impresión e incluso, vi la chercha en las redes, hice par de llamadas y la respuesta fue la de que eso no es así, que la estatua se queda ahí”, insistió Espaillat.

Sin embargo, dijo que no ha hablado con la alcaldía y recordó que el Departamento de Parques y Recreaciones, es quien tiene la custodia de la plazoleta donde está la estatua.

“Al contrario, si se va a remover una estatua, nadie va a hacer planes que sean consistentes con la permanencia de la estatua ahí”, dijo el congresista.

Y concluyó diciendo que “de acuerdo a las llamadas que yo hice hoy, eso no va a suceder y yo si me entero de algo, tampoco voy a permitir que eso suceda”.



0 comentarios:

Publicar un comentario