'
ÚLTIMAS
Médico que usó rifle de asalto para asesinar colega y herir cuatro en hospital de El Bronx intentó prenderse fuego ~ ´



SANTO DOMINGO, RD._ El presidente Danilo Medina, cumplió con la comunidad de Bohechío en el Sur Profundo de la República Dominicana al entregar una carretera que muchos Gobiernos habían ofrecido, deshonrando la promesa. (Video DICOM)


¡ALERTA! Más de 30 heridos y un desaparecido en dos explosiones en factoría de cosméticos en Windsor, al Norte de Nueva York.

Médico que usó rifle de asalto para asesinar colega y herir cuatro en hospital de El Bronx intentó prenderse fuego

Miguel Cruz Tejada - junio 30, 2017


NUEVA YORK._ Henry Bello, un médico ex empleado y renunciante en 2015 del hospital Bronx Lebanon de ese condado, quien asesinó a un colega y dejó al menos cuatro heridos, usó un rifle de asalto para vaciar su disgusto con la administración del centro asistencial y luego de atacar en la planta 16, se suicidó en el piso 17, dijeron testigos, entre ellos los dominicanos Jasmine Mercado y Carlos Rodríguez, quienes estaban en citas médicas.
NUEVA YORK._ Henry Bello, el médico  que usó un  rifle de asalto para asesinar un  médico y herir a cuatro en el hospital Bronx Lebanon de El Bronx, la tarde de este viernes 30 de julio de 2017. A la derecha, policías SWAT.  (Fotos facebook y Gregg  Vigliotti / NY Daily News).

La cadena NBC dijo que el asesino suicida, intentó prenderse fuego para suicidarse y luego se mató de un balazo en la cabeza. Tenía cinco direcciones diferentes, según la policía. En versiones contradictorias algunos medios lo describen como un técnico farmacéutico y otros como médico renunciante y sin sanciones disciplinarias en su ejercicio profesional. La policía dijo que el hecho se trató de un acto de violencia relacionado con el trabajo.

Él renunció del hospital en 20015 y nunca fue cancdelado.

El ataque de Bello, ocurrió a eso de las 2:45 de la tarde de este viernes 30 de junio de 2017, luego que vistiendo la bata blanca de trabajo, logró entrar al nosocomio con el potente rifle.

Después de matar al galeno, Bello se dio un balazo en la cabeza.

La situación, movilizó a docenas de policías, incluyendo equipos SWAT que rodearon el edificio del hospital en la avenida Grand Concourse en el vecindario Morris Heights, mientras docenas de pacientes entraron en pánico al escuchar los disparos que hizo en el piso 16.

Bello, fue encontrado muerto y su cadáver estaba cerca de la víctima fatal, en la planta 17, dijo el canal 4 de la cadena NBC.

Parte del personal tuvo que refugiarse en las habitaciones de los pacientes, evitando ser blanco de las balas.

Se desconoce cómo Bello logró llevar el rifle al hospital.

Los heridos, fueron alcanzados por las balas, cuando huían del atacante, dijeron los testigos.

Bello, tenía 45 años de edad y varios años trabajando como técnico en el hospital.

Al menos cuatro personas fueron asesinadas y otras víctimas fueron heridas en el caos cuando trataban de huir del horror general, según las fuentes.

Bello trabajaba en la Unidad de Medicina Familiar y era un técnico de farmacia con licencia del estado de Nueva York. 

La policía barrió el hospital en busca de que el tirador y encontraron un rastro de sangre que iba desde la segunda a la octava planta.

El canal 7 de la cadena ABC, informó que dos de las víctimas son mujeres. 

El New York Times dijo que tres de las víctimas eran médicos.

“Escuché que dos médicos fueron heridos cuando el asesino disparó 20 balazos,” dijo Mercado de 24 años de edad. 

El hospital fue evacuado, mientras que algunas personas se atrincheraron en el interior.

Al menos 20 personas se atrincheraron en un laboratorio en el piso 15 y bloquearon la puerta tan bien que los bomberos tuvieron que abrirla con herramientas.

Más de 100 unidades de la policía llegaron al hospital y cerraron el edificio.

Un bloqueo fue montado en el puente Whitestone hacia el lado de Queens para cerrarle el paso a Bello si hubiera escapado del edificio.

Carlos Rodríguez, de 19, estaba frente al edificio del hospital cuando los policías llegaron.

"Acabo de ver un montón de policías entrar por la parte de atrás, y la puerta delantera con sus pistolas en manos, y gritando que el tipo era una amenaza, pensé que algo malo estaba a punto de suceder. Ellos nos decían que saliéramos y volviéramos”, añadió Rodríguez.



0 comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Instagram