'
ÚLTIMAS

El FBI asume investigación por brutal paliza de policías a un dominicano que se quemaba en Nueva Jersey

Miguel Cruz Tejada - junio 20, 2017





NUEVA YORK._ El FBI asumió y se sumó a la investigación sobre la brutal paliza que dio una jauría de policías de Jersey City (Nueva Jersey), al dominicano Miguel Feliz Rodríguez, cuando éste se estaba quemando, luego de que su carro fue impactado por el fugitivo Leo Pikinston,  quien huía de patrulleros en una carretera de ese poblado y se estrelló contra un poste de luz en una avenida.
NUEVA YORK._ El dominicano Miguel Feliz, brutalmente golpeado por policías de Jersey City, cuyo caso es investigado por el FBI. A la derecha, Leo Pinkston, el fugitivo que provocó el accidente y el fuego el 4 de junio. (Fotos vía facebook y Michaelangelo Conte / The Jersey Journal)

A partir de ahora, las pesquisas entran en una fase federal para garantizar que la policía de la ciudad no manipule el caso en favor de los agentes implicados.

Cuatro policías identificados entre los que participaron en el salvaje ataque a Feliz, que fue arrastrado como una bolsa de basura, después que lo patearon, lo apalearon y le dieron puñetazos hasta más no poder, mientras estaba prendido en llamas, luchando por salvarse en el pavimento.

Las horrorosas imágenes, sacudieron a la opinión pública nacional e internacional, forzando pronunciamientos adversos a los policías de muchas autoridades, incluyendo al alcalde de Jersey City, Steven M. Fulop, quien aboga porque los oficiales sean acusados de cargos criminales, ordenando la suspensión sin disfrute de sueldos.

Feliz, permanece interno en el hospital, recuperándose de quemaduras en tercer grado que afectaron más del 30% de su cuerpo y ha tenido que ser operado varias veces.

La oficina de la fiscal del condado Hudson, Esther Suárez, confirmó este martes la integración de los federales a las investigaciones.

A raíz del incidente, el Departamento de Policía de Jersey City, ha tenido que ser reorganizado.

"Damos la bienvenida a la participación de la oficina del FBI y la Fiscalía Federal en nuestra investigación", dijo la fiscal Suárez en un comunicado. 

"Este esfuerzo de varias agencias de cooperación proporcionará lo que exige la justicia, una investigación rápida, exhaustiva y conclusión imparcial de todos los hechos, y seguimos pidiendo al público paciencia al revisar este asunto en su totalidad", agrega el Ministerio Público en el comunicado.

El incidente se produjo el 4 de junio, cuando la policía inició una parada de tráfico cerca de las avenidas Cator y Ocean. 

El conductor, de 48 años de edad, Leo Pinkston, supuestamente se negó a detenerse y fue perseguido por la policía en un trayecto de seis millas por más de seis minutos.

Dos policías dispararon varias veces sus armas contra el carro de Pinkston en la avenida Tonnelle antes de que él chocara con otro conductor y un poste de electricidad, causando el accidente y el fuego. 

El video fue divulgado días después del accidente en el que se muestra a los policías dándole pateando varias veces a Feliz, después que salió dando volteretas en el pavimento de su carro en llamas y semejando una antorcha humana. 

Los oficiales que arrastraron a Feliz en la calle. El dominicano quedó gravemente herido y su familia contrató a un abogado. 

El alcalde Fulop describe la persecución como una secuencia de malas decisiones, diciendo que los agentes debieron haber terminado la búsqueda y no siguieron los protocolos a la hora de disparar sus armas. 

El Director de Seguridad Pública de Jersey City, James Shea, también criticó la conducta de los policías y dispuso sanciones contra ellos. 

Pinkston, que está acusado de escape y asalto agravado, se encuentra detenido en la cárcel del Condado Hudson y regresará este jueves al tribunal.

Esta será la segunda investigación en la que se involucra el FBI en el departamento de policía de Jersey City la oficina del fiscal federal, desde noviembre de 2015.

La primera investigación se debe al uso de policías locales en un programa que les permite trabajar cuando están fuera de servicio como guardias de seguridad o de tránsito. 



Un oficial ya retirado fue acusado en ese caso y se declaró culpable en septiembre de 2017.

0 comentarios:

Publicar un comentario