'
ÚLTIMAS
Veintidós adictos “zombis” a la marihuana K-2 colapsan en calles de Brooklyn ~ ´



SANTO DOMINGO, RD._ El presidente Danilo Medina, cumplió con la comunidad de Bohechío en el Sur Profundo de la República Dominicana al entregar una carretera que muchos Gobiernos habían ofrecido, deshonrando la promesa. (Video DICOM)


¡ALERTA! Más de 30 heridos y un desaparecido en dos explosiones en factoría de cosméticos en Windsor, al Norte de Nueva York.

Veintidós adictos “zombis” a la marihuana K-2 colapsan en calles de Brooklyn

Miguel Cruz Tejada - julio 13, 2016


NUEVA YORK._ Desde que comenzó a venderse públicamente en bodegas y delis de la ciudad, la marihuana sintética conocida como K-2, ha estragos en miles de adictos, cuyos síntomas y reacciones, semejan a actores en horripilantes películas de terror.


NUEVA YORK._ Dramáticas imágenes de adictos a la marihuana K-2 en las calles de Brooklyn.

Brooklyn, es uno de los condados, donde mayor cantidad de adictos a esa hierba se registran y ellos, escogieron una zona de la avenida Bedford Stuyvesant, para reunirse, consumirla y tratar de esconderse del público.

El área fue bautizada por los comunitarios, como “Walking Dead” (El Paseo de los Muertos Vivos) o zombis, debido a la forma en que caminan los que caen bajo los efectos de la K-2 y cómo reaccionan en las calles.

El escenario, es más de humanoides que de humanos reales.

Ojos brotados, tartamudeos, disfonía en el habla, caminar lento con gestos y muescas vampirescos, respuestas violentas incluso a la presencia de policías y desnudarse en las calles, lanzándose contra vallas, paredes y hasta vehículos pesados.

La situación, que se verifica desde el año pasado, es otra carga sobre el Departamento de Policía de Nuevas York, que mantiene una campaña publicitaria de alerta para que los usuarios de las drogas, se alejen de la K-2.

No ha valido docenas de allanamientos a establecimientos, arrestos a distribuidores y confiscaciones de miles de sobres y plantas de la droga, medidas que no han podido ni siquiera minimizar el consumo.

Como resultado de la situación, 22 adictos colapsaron en las calles del referido sector en Brooklyn, el lunes y numerosos policías y paramédicos tuvieron que ser enviados al área, especialmente para ayudarlos.

Todos, fueron internados en hospitales de ese condado, con los síntomas ya conocidos y fueron encontrados unos, inconscientes y otros semi inconscientes, dijeron la policía y los bomberos, en la intersección de Bedford Stuyvesant y la avenida Myrtle, a las 9:40 de la mañana.

"Es como una escena de la película The Walking Dead. Ellos parecen zombis reales” dijo Brian Arthur, de 38 años, que creció en el vecindario.

"Fue una escena horrible. Ellos se retorcían en el suelo y algunos estaban inmóviles. Esto no es nada que te gustaría que vean tus hijos", agregó Arthur.

Una mujer que estaba siendo atendida por un policía estaba semi consciente, con sus ojos en blanco y mirando fijamente al vacío.

Otro hombre caminaba como dormido en momento en que los policías trataban de convencerlo para llevarlo en una ambulancia al hospital.

Docenas de sobres en papel cristal con las etiquetas "Tigre Blanco" y "Dank", que identifican la droga, estaban esparcidos en el suelo.

Una dominicana que barre en el área para la Corporación de Desarrollo Económico, que declinó identificarse le dijo al canal local de CBS, que recoge sobres como esos, cinco y seis veces por día.

Una ambulancia que transportaba uno de los adictos fue apostada en la intersección de la calle Marcus Garvey Boulevard y la avenida Myrtle para bloquear el paso a otro consumidor con actitud violenta.

Los adictos se drogan en presencia de todos y luego se alinean a lo largo de las aceras, algunos haciendo muescas horripilantes y otros sin saber que están en este mundo, dijeron vecinos y empleados de varios negocios.

Los comunitarios han puesto letreros escritos a mano, con la alerta de "No fume K2," que han distribuido en los alrededores de la zona.

Jimmy Bravo, de 28 años, que trabaja en una bodega en la esquina de la avenida Broadway y calle Stockton, dijo que vio una ambulancia socorrer algunos de los adictos con sobredosis.

"Caminan como si fueran zombis", dijo. 

"Las ambulancias tienen que recogerlos noche y día, 24 horas. Los policías los ven, pero no hacen nada", explicó Bravo.

Añadió que los adictos a veces tienen relaciones sexuales en la acera.

"No les importa", se quejó. "Lo hacen hasta en delante de los niños"

La policía dijo que sus agentes llevan a cabo redadas regulares incluyendo citaciones y detenciones.

La uniformada añade que también mantiene medidas de coacción, como arrestos y confiscaciones de la droga.

El Departamento de Salud confirmó que se ha registrado un aumento en las visitas de adictos a las salas de emergencia relacionadas con K-2.

"Recordamos a los neoyorquinos que la droga K-2 es extremadamente peligroso", dijo la agencia.

El alcalde Bill de Blasio firmó una ley municipal en octubre de 2015, que castiga el delito de vender o producir K-2, con hasta un año de cárcel y multas que pueden ascender a $ 55.000 dólares.

"K2 es un veneno", dijo de Blasio en 2015. "Es un veneno que amenaza a la seguridad pública y la salud pública, y está afectando a demasiados neoyorquinos", agregaba el alcalde.



0 comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Instagram