;

'
RESUMEN


Mujer asesinada junto a esposo en La Guáyiga RD fue violada antes de que sicarios la mataran en ajuste de cuentas


{

La DEA y policías de NY arrestan 11 dominicanos confiscándoles 400.000 bolsas de fentanilo y heroína valoradas en US$4MM en El Bronx

La DEA y policías de NY arrestan 11 dominicanos confiscándoles 400.000 bolsas de fentanilo y heroína valoradas en US$4MM en El Bronx

NUEVA YORK._ Agentes de la DEA y policías locales y estatales de Nueva York arrestaron a 11 dominicanos quienes mantenían un laboratorio para fabricar drogas en  un apartamento de la avenida Grand Concourse y calle 168 en El Bronx a los que confiscaron 4,000 bolsas de fentanilo y heroína, valoradas en $4 millones de dólares en el mercado callejero.

NUEVA YORK._ Parte de las drogas, fentanilo y heroína confiscadas a 11 dominicanos en un apartamento de El Bronx. (Fotos DEA).


En un comunicado emitido el lunes la DEA dijo que el operativo se realizó la semana pasada  durante una investigación en curso y que las drogas estaban empaquetadas y listas para su distribución en las calles.

La agencia federal anti drogas de Estados Unidos añadió en el comunicado que además se incautaron grandes cantidades de narcóticos en polvo sueltos que también  estaban en el apartamento.

Cuatro de los 11 sospechosos fueron atrapados escondidos bajo paneles solares en el techo del edificio.

"Once miembros de una red de tráfico de fentanilo/heroína fueron arrestados mientras huían de la escena de un crimen", dijo el agente especial a cargo de la DEA, Frank Tarentino, en el comunicado.

"Todos huyeron de una fábrica de fentanilo activa llena de cientos de miles de dosis mortales, pero no podían esconderse, ni siquiera debajo de los paneles solares en el techo", añadió el oficial.

Los investigadores se presentaron en el apartamento el miércoles pasado después de vigilarlo durante un mes y notar que varias personas entraban y salían con bolsas, una mesa de vidrio, sillas y otros equipos, dijo la DEA.

Los agentes y oficiales vieron por primera vez a Aremedis Rivera, de 41 años, ingresando al edificio alrededor de las 11:00 de la  mañana seguido por Juan Rivera, de 44, unas horas después. Se desconoce si los Rivera son parientes.

Aremedis salió del edificio alrededor de las 5:00 de la tarde y se subió a un automóvil, que lo llevó a siete cuadras antes de salir cerca del hospital Bronx Lebanon. Lo detuvieron y le confiscaron las bolsas que llevaba.

Un allanamiento autorizado por la corte reveló que las dos bolsas contenían alrededor de 100,000 sobres de cristal que contenían fentanilo y heroína, empaquetados en cuadrados en forma de ladrillo y envueltos en papel de revista, explicó la DEA.

En menos de una hora, los investigadores también vieron a Heriberto Rivera, de 43 años, saliendo del mismo edificio, seguido de Luis Ledesma, de 38, mientras un residente sofocado también salió del edificio gritando sobre los hombres que intentaban entrar en su apartamento.

Los investigadores corrieron al edificio y arrestaron a otro sospechoso, John Reyes, de 36 años, en el vestíbulo.

Luego allanaron el apartamento en cuestión y posteriormente arrestaron a Oscar Taveras, de 32 años, Juan Rivera, de 44, y Miguel de la Cruz, de 29 en el techo.

Iván Carlos Serrano, Juan Alberto Serrano, de Kelvin Ledesma, y Richard Manuel Rivera, trataron de evadir la captura escondiéndose juntos debajo de paneles solares en el techo, pero también fueron capturados.

Las autoridades dijeron que habían reunido suficiente evidencia, incluido un video de seguridad del edificio, para conectar a los 11 hombres con la fábrica de drogas.

Mientras tanto, dentro de la sala de estar del apartamento los oficiales recuperaron cientos de miles de sobres de papel cristalino que contenían fentanilo en bolsas que estaban en el sofá, el piso y en dos mesas, una con tapa de vidrio.

También había fentanilo en polvo suelto esparcido por la habitación.

Los investigadores también encontraron varios equipos necesarios para el envasado de medicamentos, incluidas bolsas de agentes cortantes, una caja llena de molinillos de café que contenían una sustancia blanca en polvo, varias básculas y sellos utilizados para la marca.

Se encontraron miles de sobres vacíos en el apartamento, incluso en el horno, dijeron las autoridades.

Varias piezas de equipos para preparar y embasar  las drogas fueron recuperadas.

Los traficantes a menudo aceleran el proceso de llenar los sobres calentándolos primero en un horno, explicó la DEA.

Los sospechosos fueron acusados ayer martes en una por la Oficina del Fiscal Especial de Narcóticos de la de Nueva York, de numerosos cargos por posesión criminal de una sustancia controlada en primer y tercer grados y uso criminal de parafernalia de drogas en segundo grado.

"Esta investigación destaca los peligros potenciales de una fábrica de envasado de fentanilo/heroína que opera en un edificio residencial", dijo la fiscal especial anti  narcóticos Bridget G. Brennan en otro comunicado.

"La exposición a drogas letales no solo es un riesgo para los residentes inocentes cuando medio millón de pequeños paquetes de drogas letales se embolsan en un apartamento vecino, sino que su seguridad también puede verse comprometida", añadió Brennan.

"En toda la ciudad, los neoyorquinos están sufriendo la pérdida de vidas preciosas a causa de drogas mortales y están hartos de todos los aspectos del tráfico de fentanilo", advirtió la fiscal.

 

En un comunicado emitido el lunes la DEA dijo que el operativo se realizó la semana pasada  durante una investigación en curso y que las drogas estaban empaquetadas y listas para su distribución en las calles.

La agencia federal anti drogas de Estados Unidos añadió en el comunicado que además se incautaron grandes cantidades de narcóticos en polvo sueltos que también  estaban en el apartamento.

Cuatro de los 11 sospechosos fueron atrapados escondidos bajo paneles solares en el techo del edificio.

"Once miembros de una red de tráfico de fentanilo/heroína fueron arrestados mientras huían de la escena de un crimen", dijo el agente especial a cargo de la DEA, Frank Tarentino, en el comunicado.

"Todos huyeron de una fábrica de fentanilo activa llena de cientos de miles de dosis mortales, pero no podían esconderse, ni siquiera debajo de los paneles solares en el techo", añadió el oficial.

Los investigadores se presentaron en el apartamento el miércoles pasado después de vigilarlo durante un mes y notar que varias personas entraban y salían con bolsas, una mesa de vidrio, sillas y otros equipos, dijo la DEA.

Los agentes y oficiales vieron por primera vez a Aremedis Rivera, de 41 años, ingresando al edificio alrededor de las 11:00 de la  mañana seguido por Juan Rivera, de 44, unas horas después. Se desconoce si los Rivera son parientes.

Aremedis salió del edificio alrededor de las 5:00 de la tarde y se subió a un automóvil, que lo llevó a siete cuadras antes de salir cerca del hospital Bronx Lebanon. Lo detuvieron y le confiscaron las bolsas que llevaba.

Un allanamiento autorizado por la corte reveló que las dos bolsas contenían alrededor de 100,000 sobres de cristal que contenían fentanilo y heroína, empaquetados en cuadrados en forma de ladrillo y envueltos en papel de revista, explicó la DEA.

En menos de una hora, los investigadores también vieron a Heriberto Rivera, de 43 años, saliendo del mismo edificio, seguido de Luis Ledesma, de 38, mientras un residente sofocado también salió del edificio gritando sobre los hombres que intentaban entrar en su apartamento.

Los investigadores corrieron al edificio y arrestaron a otro sospechoso, John Reyes, de 36 años, en el vestíbulo.

Luego allanaron el apartamento en cuestión y posteriormente arrestaron a Oscar Taveras, de 32 años, Juan Rivera, de 44, y Miguel de la Cruz, de 29 en el techo.

Iván Carlos Serrano, Juan Alberto Serrano, de Kelvin Ledesma, y Richard Manuel Rivera, trataron de evadir la captura escondiéndose juntos debajo de paneles solares en el techo, pero también fueron capturados.

Las autoridades dijeron que habían reunido suficiente evidencia, incluido un video de seguridad del edificio, para conectar a los 11 hombres con la fábrica de drogas.

Mientras tanto, dentro de la sala de estar del apartamento los oficiales recuperaron cientos de miles de sobres de papel cristalino que contenían fentanilo en bolsas que estaban en el sofá, el piso y en dos mesas, una con tapa de vidrio.

También había fentanilo en polvo suelto esparcido por la habitación.

Los investigadores también encontraron varios equipos necesarios para el envasado de medicamentos, incluidas bolsas de agentes cortantes, una caja llena de molinillos de café que contenían una sustancia blanca en polvo, varias básculas y sellos utilizados para la marca.

Se encontraron miles de sobres vacíos en el apartamento, incluso en el horno, dijeron las autoridades.

Varias piezas de equipos para preparar y embasar  las drogas fueron recuperadas.

Los traficantes a menudo aceleran el proceso de llenar los sobres calentándolos primero en un horno, explicó la DEA.

Los sospechosos fueron acusados ayer martes en una por la Oficina del Fiscal Especial de Narcóticos de la de Nueva York, de numerosos cargos por posesión criminal de una sustancia controlada en primer y tercer grados y uso criminal de parafernalia de drogas en segundo grado.

"Esta investigación destaca los peligros potenciales de una fábrica de envasado de fentanilo/heroína que opera en un edificio residencial", dijo la fiscal especial anti  narcóticos Bridget G. Brennan en otro comunicado.

"La exposición a drogas letales no solo es un riesgo para los residentes inocentes cuando medio millón de pequeños paquetes de drogas letales se embolsan en un apartamento vecino, sino que su seguridad también puede verse comprometida", añadió Brennan.

"En toda la ciudad, los neoyorquinos están sufriendo la pérdida de vidas preciosas a causa de drogas mortales y están hartos de todos los aspectos del tráfico de fentanilo", advirtió la fiscal.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios






 La Plaza Duarte en el Alto Manhattan sigue siendo refugio de adictos, indigentes y desaprensivos



 

NUEVA YORK._ La plazoleta Duarte Square situada en el centro de las avenidas Broadway y Saint Nicholas y la calle 170  en el Alto Manhattan sigue siendo refugio de adictos, indigentes y desaprensivos sin que las autoridades ni los oficiales electos dominicanos hagan nada para controlar el espacio que rinde tributo a Juan Pablo Duarte y Diez, fundador de la República Dominicana. (Fotos Miguel Cruz Tejada)