Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tirador asegura que no fue a matar al ex pelotero David Ortiz, sino a otro

viernes, 26 de julio de 2019

Misionero mormón en RD condenado por pornografía infantil es liberado de cárcel en Utah

Miguel Cruz Tejada - viernes, julio 26, 2019



NUEVA YORK._ El misionero mormón que estuvo dos años predicando en la República Dominicana, Benjamin Alyk, fue acusado de varios cargos de pornografía infantil, en cuyas imágenes grabó a dos primos suyos de 4 y 6 años de edad y a otros numerosos menores que eran parte de una guardería propiedad de su madre, en su casa, cuando usaban el baño, y fue condenado como un menor en agosto de 2018 y liberado de una cárcel en Utah, hace varios días. 


NUEVA YORK._ El misionero mormón que estuvo dos años predicando en la República Dominicana, Benjamin Alyk, fue liberado de una cárcel en Utah. (Foto fuente externa).




Aunque no lo ha dicho, los investigadores creen que también que grabó a niños en la República Dominicana, durante su estadía, y país en el que le confesó su enfermedad en 2017, al supervisión de la congregación mormona allí. 

El pornógrafo infantil, les dijo a las autoridades y al Consejo de Sabios de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con sede en Utah, que su vicio sexual con los menores, comenzó cuando él comenzaba su adolescencia, pero que a los 17 años se “curó”. 

Relató que sus inicios para traficar las imágenes que grababa con una cámara Go Pro, y las enviaba a diferentes sitios en internet, pero después que no pudo tener acceso a la primera web, entonces comenzó a compartirlas con otras personas que estaban también en el mismo negocio. 

Fue enviado a la República Dominicana, después que cumplió los 18 años de edad. 

El supervisor de los mormones en la República Dominicana, nunca informó a sus superiores sobre las perturbadoras confesiones del misionero, quien volvió a relatarles a los jefes de la iglesia en Utah, lo que estaba haciendo. 

Según las reglas actuales de los mormones, la iglesia no está obligada a denunciar a uno de los suyos ante la policía, especialmente por ese tipo de casos. 

Por ello, Alyk, nunca fue reportado a las autoridades, una norma que la representante hispana en Utah, Ángela Romero, dijo que tratará de cambiar con una ley estatal. 

El enfermo sexual, usaba una cámara inalámbrica para cosechar las imágenes. 

Después que los 15 “sabios” del consejo de la iglesia, lo dejaron impune, el delincuente sexual siguió trabajando rodeado de niños. 

El periódico de Salt Lake City en Utah, dijo ayer jueves que varios líderes de la iglesia mormona sabían que estaban albergando a un pedófilo, pero nunca se lo dijeron a las autoridades, lo que dejó abierta la posibilidad de que Alyk pudiera haber seguido grabando niños, incluso en la propia iglesia. 

La Fundación de la Verdad y la Transparencia, conocida anteriormente como “Mormon Leaks” obtuvo documentos que verifican los eventos, incluida la orden de registro utilizada por la policía para revisar las computadoras de Alyk y otros artículos electrónicos después de que confesó sus delitos. 

Sobre la base de la ley actual en Utah y lo que se conoce actualmente sobre este caso, la iglesia mormona no violó la ley. 

También, los misioneros mormones en todo el mundo, son sindicados como informantes de servicios de inteligencia y espionaje de Estados Unidos, como el FBI y la CIA. 

La congregación requiere que los clérigos que son conscientes del abuso llamen inmediatamente a una línea de ayuda interna donde reciben orientación legal sobre los pasos adicionales que deben tomarse. No está claro si la línea de ayuda se utilizó en este caso. 

En agosto de 2018, Alyk fue acusado de ocho delitos graves de segundo grado, incluidos dos por explotación sexual de un menor. Los investigadores tuvieron la oportunidad de procesarlo como adulto con penas más severas, pero en su lugar lo acusaron como un menor por razones que se desconocen. 

Alyk fue sentenciado a confinamiento seguro en el Sistema de Justicia Juvenil de Utah hasta que cumplió 21 años. 

Su cumpleaños número 21 llegó tres meses después de esa sentencia. 

Fue liberado el pasado noviembre y ahora vive en casa con sus padres.



0 comentarios:

Publicar un comentario