'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Lluvias, vientos y aguaceros matizan el comienzo del otoño 2018 en Nueva York

martes, 14 de agosto de 2018

Un dominicano esquizofrénico apuñala dos mujeres después de amenazar con matar a su madre

Miguel Cruz Tejada - martes, agosto 14, 2018




NUEVA YORK._ Luis Rodríguez, uno de dos hermanos dominicanos esquizofrénicos, apuñaló por la espalda a dos mujeres a una de las cuales le propinó cuatro estocadas, después de decirle a su madre, Belkys Peña, que la iba a matar en la cocina del apartamento de donde tomó el cuchillo. 

NUEVA YORK._ Luis Rodríguez, el dominicano esquizofrénico que apuñaló a dos mujeres, después de amenazar con matar a su madre en El Bronx. A la derecha, Belkys Peña pide ayuda para sus hijos. (Fotos fuente externa).


Después de los apuñalamientos a las mujeres no identificadas, residentes en el edificio 1075 de la calle Aldus en El Bronx, donde viven los esquizofrénicos con su madre, están recogiendo firmas para que la familia dominicana sea expulsada del apartamento, alegando que ambos hombres son un peligro público. 

La señora Peña, está pidiendo ayuda de las autoridades para que sus hijos sean internados en una institución de salud mental. 

Dijo que una vez, llevó al atacante a un hospital de El Bronx, pero en el nosocomio no le dieron la ayuda que necesitan. 

Ella señaló que ha pedido disculpas a los inquilinos por el incidente, pero que ha sigue siendo rechazada. 

La policía arrestó a Rodríguez que tiene bajo custodia y bajo cuidados de salud mental, aunque hasta ahora no se le han instrumentado cargos en relación con el ataque. 

“Me siento destrozada por ella (la mujer apuñalada en la espalda) y por mi hijo, porque eso es algo tremendo lo que ha pasado”, dijo la madre dominicana. 

Dijo que ella también estuvo en peligro, narrando que cuando salió de la cocina, el hijo cogió el cuchillo y le dijo “mami, te voy a matar”. 

Salió corriendo por las escaleras y pidiendo auxilio, relató. 

“Entonces, no me di cuenta de lo que pasó después arriba, porque yo le dije al superintendente que llamara al 911 y me dijo que había alguien herido. Yo me quería morir”, agrega la señora Peña. 

“Después que supe que eran dos personas heridas, me puse peor”, dijo. 

Las heridas son una mujer afroamericana de 51 años de edad y la otra, una hispana de 54. La primera sigue en el hospital. 

La mayor de las heridas fue socorrida por una vecina quien dijo que vio cuando la víctima corriendo y a Rodríguez tras ella, con el cuchillo en la mano. 

“Si hay una institución en la que yo pueda ponerlos a los dos ahí, donde yo vaya a visitarlos o a sacarlos por un fin de semana”, dijo la madre. 

Ella explicó que lleva varios años sufriendo por la enfermedad de ambos hijos. 



0 comentarios:

Publicar un comentario