Un ex agente de la PN demanda al NYPD por falsos cargos de drogas mientras trabajaba en bodega ~ ´


¡ALERTA! La NASA lanza al espacio un temible patógeno en su lucha contra las superbacterias, según televisión Rusa

Un ex agente de la PN demanda al NYPD por falsos cargos de drogas mientras trabajaba en bodega

Miguel Cruz Tejada - octubre 25, 2017





NUEVA YORK._ Héctor Cordero, un ex agente de la Policía Nacional dominicana (PN), está demandando al Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y a la ciudad, por haber sido arrestado e imputársele cargos falsos de narcotráfico, mientras trabajaba como cajero en una bodega en Brooklyn, en octubre de 2014.

El caso de Cordero, ventilado en la Corte Federal del Distrito Este con sede en Brooklyn, hizo que el veterano juez Jack B. Weinstein, de la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, emplazó al Departamento de Policía (NYPD) a revisar sus políticas de sanciones por los perjurios cometidos por parte de sus agentes, especialmente en el caso del ex agente de la Policía Nacional (PN), que tiene el proceso en sus manos, emplazara ayer martes a la policía de Nueva York sobre sus políticas de sanciones y la recurrencia de numerosos agentes de inventar casos a civiles y mentirle a la justicia, cometiendo perjurio.

El ex policía dominicano de la PN, fue detenido el 24 de octubre de 2014 y acusado de tener bolsas con drogas en su poder, lo que luego se demostró que fue una mentira de los policías que lo detuvieran.

En la demanda, Cordero alega que sus derechos civiles y constitucionales fueron violados por los oficiales del NYPD.

Cordero de 59 años de edad, fue acusado de tráfico de drogas por supuestas pruebas leves. 

Agentes vestidos encubiertos del cuartel 83 en Bushwick, Brooklyn, afirmaron haber visto a un hombre salir de la bodega donde el señor Cordero trabajaba y vendía dos bolsas de drogas a un hombre que esperaba fuera. 

El vendedor volvió a entrar a la bodega, según la versión policial. Los oficiales arrestaron al hombre que describieron como el comprador, pero hubo algunas dificultades iniciales para encontrar al vendedor, según el reporte de los oficiales.

Los policías que inicialmente entraron a la bodega se fueron después de no poder identificar al sospechoso, de acuerdo con la decisión judicial dictada ayer martes. 

Pero los agentes arrestaron a Cordero, el cajero, y lo acusaron de ser el vendedor de las drogas.

Cordero, que era un oficial de policía en la República Dominicana antes de inmigrar a los Estados Unidos, no tenía antecedentes penales. Un compañero de trabajo declaró que no pudo haber sido él, el traficante de drogas, ya que estuvo en la bodega durante el período que los policías dijeron que se hacía la transacción fuera del establecimiento. 

No le encontraron drogas durante una búsqueda en la que Cordero dijo le hicieron quitarse hasta la ropa interior. Los falsos cargos contra él fueron anulados.

En su demanda contra el NYPD, Cordero acusó a los oficiales de arrestarlo porque querían hacer el pago de horas extras que se produjo después de un arresto cerca del final de su turno. 

En su decisión, el juez Weinstein notó que uno de los oficiales involucrados en arrestar a Cordero, Hugo Hugasian, había sido suspendido de la uniformada por 60 días y se le exigió pagar $1,203.74 en restitución por reclamar pago de horas extras que no trabajó. 

El juez señaló que a los agentes se les pagaban al menos 22 horas extra por el arresto de Cordero y del otro hombre fuera de la bodega.

En el fallo, el magistrado dijo que después que se celebre un juicio por el caso de Cordero a principios del próximo año, si el dominicano prueba su alegato, realizaría un segundo procedimiento para examinar la prevalencia de los policías que mintieron y si se estaban realizando arrestos falsos para generar horas extras. Esa segunda audiencia, se enfocaría en si el NYPD tiene una política de no tomar medidas razonables para controlar la mentira de los agentes de policía.

El juez le advirtió a la ciudad que se prepare para una audiencia ante la corte sobre la mentira de los agentes y si el NYPD ha hecho muy poco para disciplinar a los oficiales que testifican falsamente.

Durante años, los jueces federales en la ciudad de Nueva York emitieron fallos en casos penales individuales que ponen en duda la credibilidad de algunos testimonios policiales. 

La opinión emitida ayer martes por el juez Weinstein podría ser una señal de una investigación judicial más amplia sobre el perjurio policial.

En su decisión del martes, el juez no tomó ninguna determinación sobre el alcance de la mentira policial, pero citó una serie de artículos periodísticos en los últimos años denunciando acusaciones de declaraciones falsas y perjurio por parte de policías.

Además, el juez Weinstein sugirió que dar a un jurado la cuestión de si el departamento ha permitido el perjurio generalizado de la policía podría provocar reformas importantes. 

"Puede indicar la necesidad de un seguimiento más cuidadoso de la historia de litigios del agente de policía individual y una política de disciplina más efectiva para evitar que varios oficiales mientan repetidamente", afirmó en su fallo.

Weinstein no solo es uno de los jueces federales con más años en la historia, sino que escribió el libro sobre pruebas. Él ha demostrado antipatía hacia el perjurio y los cargos falsos.

Gabriel Harvis, abogado de Cordero, dijo que el fallo del juez Weinstein preparó el escenario para el mayor desafío a las prácticas policiales inconstitucionales en la ciudad de Nueva York desde un juicio en 2013, por la dependencia excesiva del departamento en las tácticas de detener y registrar.



Harvis dijo que tenía la intención de llamar como testigos a altos funcionarios de la policía, aunque señaló que también se mantuvo abierto a las ofertas de un acuerdo con la ciudad antes del juicio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Instagram