Resurgen prestamistas usureros por crisis económica de dominicanos en el Alto Manhattan ~ ´


'
ÚLTIMAS

¡ALERTA! Se reportan catorce atracos en primeros quince días de noviembre en la urbanización Tropical de Santo Domingo, República Dominicana.

Resurgen prestamistas usureros por crisis económica de dominicanos en el Alto Manhattan

Miguel Cruz Tejada - octubre 31, 2017




NUEVA YORK._ La crisis económica de Estados Unidos, que está golpeando con fuerza a los dominicanos radicados en el Alto Manhattan, está generando un resurgimiento de los prestamistas usureros, que afecta principalmente a pequeños comerciantes del área, según un reportaje publicado este lunes por el tabloide NY Post.

NUEVA YORK._ La dominicana María Ramos, dueña de un salón de belleza en el Alto Manhattan, una de las víctimas de los prestamistas usureros. (Foto Constanza Gallardo /NY Post)
Dice que los usureros de la ciudad, están volviendo a abusar de los desesperados residentes de los barrios más pobres de la ciudad, como Washington Heitghts (Alto Manhattan), donde a cambio de prestarles módicas sumas, les cobran abusivos intereses para acumular grandes ganancias. 

“En un nuevo y sorprendente signo de angustia económica entre muchos neoyorquinos, los préstamos de día de pago -el oscuro y multimillonario negocio bancario clandestino, están encontrando nuevas presas”, afirma el Post.

Explica que los consumidores locales en barrios vulnerables están siendo sumidos en un círculo vicioso de deudas insostenibles.

Y a pesar de la última ofensiva contra estas prácticas ilegales en Nueva York, la usura civil y criminal está sucediendo en las narices de los reguladores, según una investigación posterior.

Los prestamistas de día de pago, los cambistas de cheques (Check Cashiers), los riferos y chantajistas de números, y ahora los prestamistas, en las comunidades latinas, están depredando a los más pobres.

Su rendimiento porcentual anual es de hasta un 400 por ciento o más, dice el informe. 

Recuerda que es un delito cobrar a los consumidores un interés del 25 por ciento o más en el estado de Nueva York.

Mientras que muchos prestamistas del día de pago habían sido reciclados, un grupo inescrupuloso parece estar colando dinero por la puerta trasera buscando en línea a los neoyorquinos. 

“Algunos van de puerta en puerta”, sostiene el reporte.

"Por mucho que quiera, la oficina del Fiscal General en Nueva York, Eric Schneiderman, no tiene suficiente personal para vigilar este terrible negocio", advirtió Isaac Rodríguez, director ejecutivo de Provident Loan Society, la entidad sin fines de lucro fundada en 1893 como alternativa al préstamos.

"Estas malas prácticas de préstamos se están llevando a cabo en centros comunitarios, peluquerías, tintorerías y en otros lugares en los que se reúnen personas que podrían verse afectadas por el dinero en efectivo, o ser uno de los llamados pobres ricos, por lo que puede sacar los préstamos con tasas de interés altísimas", explica Rodríguez.

El Alto Manhattan puede ser la Zona Cero para esos depredadores. Los prestamistas locales de vecindario son parte de una red no regulada e informal que hace el equivalente práctico de los préstamos de día de pago a los residentes locales con un historial de crédito impreciso o nulo.

La dominicana María Ramos, de 64 años, que dirige un salón de belleza en el vecindario, es una de las víctimas. 

La educada empresaria tiene una larga historia con numerosos prestamistas, habiendo tomado prestados montos individuales de entre $ 2,000 y $ 35,000 a lo largo de los años, según un proyecto reciente de la Escuela de Periodismo de Postgrado de CUNY.

Durante un período de 12 meses, Ramos pagó 208 por ciento de interés en dos préstamos, y 156 por ciento en un tercio. Ella era reacia a hablar largo y tendido con los medios.

La negociante, que recurrió al mercado crediticio no regulado hace tres años, y pidió prestado alrededor de $ 14,000 para su salón después de que el sector bancario tradicional la rechazó, admite que ha tenido noches sin dormir.

Ramos dijo que a principios de este año, todavía debía $10,800 en su préstamo original a los prestamistas, que puede describir como intimidantes.

Eso fue incluso cuando ella pagó $2,600 mensuales hasta 2016. Con un préstamo convencional en el sector regulado, si hubiera calificado, ella podría haber pagado $350 mensuales, dicen los analistas financieros.

Varias entidades de día de pago con direcciones en Nueva York, pretenden ofrecer estos préstamos en la ciudad. Los préstamos a menudo están garantizados con los próximos cheques de pago del prestatario.

Amy Spitalnick, una portavoz de la oficina del Fiscal General, desestimó las afirmaciones de que esa fiscalía no tiene suficientes recursos para frenar los préstamos del día de pago. 

"Nuestra oficina sigue todas las pistas que nos envían, y nuestras investigaciones han resultado en ayuda para miles de neoyorquinos", dijo.



0 comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Instagram