-->
Cuatro heridos por ataque terrorista en estación del tren de la calle 42 y Octava Avenida en Manhattan; detienen sospechoso / Sigue crisis electoral en Honduras / La revista Time niega que haya escogido a Trump como El Hombre del Año / Renuncia congresista republicano de Arizona que quería comprar un hijo por US$5MM / Primera nevada invernal del 2017 cae con varias pulgadas en Nueva York
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

28 de septiembre de 2017

Acusan de homicidio involuntario un adolescente por asesinato de estudiante dominicano en Nueva Jersey

Miguel Cruz Tejada - septiembre 28, 2017


NUEVA YORK._ La fiscalía del condado Union en Nueva Jersey, anunció ayer miércoles cargos por homicidio involuntario y tenencia ilegal de un arma contra un adolescente no identificado por su edad e hijo de un detective de la policía, que en julio, mató de dos cartuchazos en la cabeza al estudiante dominicano José Oliver Tineo Torres de 16 años, mientras supuestamente jugaban con una escopeta en el sótano de la casa del acusado. Sus órganos vitales fueron donados y fue sepultado en la República Dominicana.
NUEVA YORK._ El estudiante José Oliver Torres Tineo de 16 años de edad, de cuya muerte los fiscales acusan un adolescente no identificado. (Fotos facebook).


El fiscal actuante Thomas K. Isenhour, dijo que el menor fue detenido sin incidentes el martes por la mañana, en base a la querella por homicidio agravado.

El estudiante dominicano fue baleado poco antes de las 9:45 de la noche del martes 4 de julio de 2017, y policías de Elizabeth (Nueva Jersey) respondieron a llamadas al 911 desde un apartamento en el bloque 800 de la avenida Monroe, donde encontraron al estudiante agonizando en el sótano, según detalló la fiscal adjunta del condado de Union, Colleen Ruppert, quien está procesando el caso. 

Tineo Torres fue trasladado al Hospital Universitario de Newark, donde fue declarado muerto aproximadamente a las 5:00 de la tarde del día siguiente, dijo el Ministerio Público.

Una investigación que involucró al Grupo de Tareas Contra Homicidios y la Unidad de Escenas de Delitos de la Oficina del Sheriff del Condado de Union, reveló que el acusado manejaba imprudentemente una escopeta mientras estaba en el sótano con amigos cuando Torres fue asesinado.

Una audiencia de detención para el acusado se llevó a cabo el martes por la tarde, después de la cual fue puesto en libertad bajo condiciones de monitoreo electrónico y confinación en su casa a menos que tenga necesidad de salir con fines educativos, médicos o legales.





LA MUERTE

Torres Tineo, fue declarado muerto en el Hospital Universitario de Newark en Nueva Jersey, baleado cuando estaba con un grupo de amigos que jugaban con el arma del padre de uno de ellos, en el sótano de la casa, que es detective de la policía, y recibió un balazo en la cabeza.

Torres era estudiante de tercer grado en la Escuela Secundaria Lafayette y estaba en la casa del amigo, celebrando las festividades de la independencia de Estados Unidos. 

Los médicos le dijeron a la madre de Oliver, señora Dania Tineo, que el muchacho tenía muerte cerebral sin ninguna posibilidad de reaccionar, por lo que aconsejaron desconectarlo de la máquina de respiración artificial.

Fue desconectado a las 2:00 de la tarde y parte de los órganos vitales del adolescente fueron donados a pacientes que los necesitan, como el corazón, el pulmón y otros.

La mamá del muerto, su abuela Angelina Peña y una tía, que se mantuvieron en el hospital al lado del adolescente, reclamaron una exhaustiva investigación del caso, cuestionando porqué el arma, siendo especialmente el dueño un detective de la policía, estaba al alcance de todos.

Tineo dijo que los padres del amigo de su hijo de cuyas manos salió el balazo, están diciendo que el tiro fue accidental, pero se quejó de que no se han acercado a ella, ni le hayan pedido una disculpa a los familiares de Oliver.

“La pistola en una mano y el teléfono en la otra, y ahí fue que le dio el tiro, que le desgranó la cabeza a mi hijo”, dijo la madre.

El suceso ocurrió la noche del lunes 4 de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos, en momentos en que el grupo de adolescentes estaban en el sótano de la residencia situada en el 825 de la avenida Monroe en Elizabeth (Nueva Jersey).

“Mi niño me dijo que estaba con unos amigos y después la policía va a buscarme para decirme que estaba en el hospital”, relató la madre.

“El niño está muerto y nosotros queremos justicia, porque no fue a un perro que mataron, fue un hijo, un pedazo de nuestros corazones”, exigió la abuela rota por el llanto.



0 comentarios:

Publicar un comentario