Show Mobile Navigation
buscador ->

Acusan pandilleros de la MS-13 por asesinatos de estudiante dominicana y compañera en Long Island

Miguel Cruz Tejada - marzo 03, 2017



NUEVA YORK._ Trece pandilleros, de los cuales diez son indocumentados y dos ciudadanos americanos, de la ganga MS-13, fueron capturados ayer jueves por agentes del FBI, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y la policía del condado Suffolk en Long Island, y acusados por los asesinatos de la estudiante dominicana Kayla Cuevas Rodríguez y su compañera la afroamericana Nisa Mickens, quienes fueron asesinadas brutalmente en una calle de Brentwood, cerca de la secundaria del mismo nombre, donde ambas eran compañeras de clases.
NUEVA YORK._ Uno de los trece pandilleros de la MS-13 arrestados y acusados por los asesinatos de la dominicana Kayla Cuevas y la afroamericana Nisa Mickens. (Fotos Bronx News 12 / Long Island)




Los homicidios de las dos mujeres, estremecieron la nación y generaron un amplio movimiento de presión para que las autoridades federales y locales, capturaran a los responsables.

Los pandilleros, todos pertenecientes a la temida, violenta y sanguinaria pandilla MS-13 Mara Salvatrucha, originaria de Centroamérica, también son imputados de los asesinatos de otros estudiantes y adolescentes de Brentwood, cuyos cadáveres, fueron encontrados en bosques de la zona, donde fueron tirados, luego de los asesinatos.

En 2016, tres cuerpos de adolescentes estudiantes que habían desaparecido fueron hallados también en matorrales de la zona, en tanto las dos estudiantes fueron ultimadas en una calle. 

Cuevas de 16 años de edad y Mickens de 15, fueron asesinadas en septiembre pasado. Esos crímenes, lograron unir a las comunidades contra las pandillas que operan en el área.

Los pandilleros acusados por los asesinatos de la dominicana y Mickens son Selvin Chávez, Enrique Portillo y dos menores de edad que no fueron identificados.

Los cuatro viajaban en un automóvil el 13 de septiembre y en busca de miembros de bandas rivales cuando se encontraron con las dos estudiantes, dijeron las autoridades. 

Los líderes de la pandilla MS-13, los hermanos Alexis y Jairo Sáenz, quienes supuestamente cometieron los homicidios, también son acusados.

Cuevas intentó escapar de sus victimarios, corrió, llegó al patio trasero de una casa en Brentwood, donde la alcanzaron y la mataron a batazos y tubazos, y luego la apuñalaron múltiples veces.

"Kayla Cuevas fue sentenciada a muerte, porque se había peleado en la escuela y discutido por redes sociales con varios miembros de la MS-13," dijo Robert Capers, Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York, en una conferencia de prensa en la corte federal en Central Islip (Long Island) ayer jueves. 

"Y Nisa Mickens estaba simplemente en el lugar equivocado y en el momento equivocado", añadió el fiscal.

El cuerpo sin vida 'de Mickens, quedó casi irreconocible, cuando encontraron su cadáver, explicó el fiscal Capers.

Las diferencias de la pandilla, eran con Cuevas, que estuvo involucrada en una serie de disputas con miembros de la MS-13, meses antes de ser asesinada, así como otro altercado en la escuela secundaria de Brentwood, que desembocó en la venganza, dijeron los investigadores.

“Lo que los adultos racionales pueden considerar disputas inocuas, los pandilleros de la MS-13 las interpretan como sentencias de muerte, con sus matones que sirven como ejecutores”, explicó el fiscal federal.

"Las bandas defienden brutalmente sus territorios e ideales, lo que les permite participar en actos de violencia contra los rivales, los extranjeros y los no miembros", dijo William F. Sweeney, director adjunto a cargo del FBI. 

"Ellos toman represalias contra cualquier persona que se atreva a acercarse a su territorio, un territorio que a menudo se imaginan y auto definen", dijo el oficial federal.

La ola de asesinatos el año pasado, también cobró las vidas de José Peña Hernández, de 18 años de edad, un miembro de la MS-13 que las autoridades dijeron fue asesinado porque era sospechoso de ser un informante y violar supuestamente las normas de la banda.

Peña, quien también asistió a la escuela en Brentwood, fue atraído a un automóvil y conducido al abandonado edificio del Centro Psiquiátrico Pilgrim en junio, uno de los lugares de reunión de la banda. Los Pandilleros de del poblado de Freeport en Long Island, afiliados a la ganga, se turnaban para apuñalar y rozar a Peña con un machete. 

Su cuerpo fue tirado en una zona boscosa y hallado tan descompuesto que casi era une esqueleto. Sus restos se encontraron en octubre. Su desaparición fue reportada el 13 de junio pero para entonces ya estaba muerto.

El fiscal Capers, declinó decir si Peña estaba cooperando con la policía, pero señaló que miembros de bandas locales claramente que era un confidente. 

Entre los acusados en la muerte de Peña figuran Germán Cruz y Reynaldo López Alvarado.

Capers dijo que la investigación está en curso.

Comisionado de la policía de Suffolk, Tim Sini, dijo que quizás es el caso de más alto perfil que ha tenido que investigar, desde que fue nombrado en el cargo.

“Se ha hecho como yo había prometido”, dijo el jefe policial.

"El día que Nisa Mickens y Kayla Cuevas fueron asesinadas atrozmente, el Departamento de Policía del condado de Suffolk hizo un compromiso con sus familias y con los residentes de Brentwood de que se haría justicia", dijo el comisionado Sini. 

"Hoy en día, en colaboración con el FBI y la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos, hemos cumplido esa promesa", añadió.

Los cargos de asesinato eran parte de una acusación formal de 41 acusaciones contra los imputados. 

Entre otros cargos incluyen extorsión, intentos de asesinato, agresiones y obstrucción de la justicia

La acusación incluye siete asesinatos desde 2013 a 2016, incluyendo los de Peña, Cuevas y Mickens, todos estudiantes de Brentwood. 

La acusación de ayer jueves sustituye la presentada el año pasado que involucró cuatro homicidios, que están incluidos en el nuevo expediente. 

Tres sospechosos incluidos en la acusación original, han comparecido anteriormente en la corte y se ordenó sus detenciones, a la espera de un juicio.

Los cargos de asesinato incluyen en el nuevo expediente los asesinatos en 2013 de Derrick Mayes y Keenan Russell, los de José Lainez Murcia y Jonathan Cardona Hernández en 2014 y 2015, respectivamente.


0 comentarios:

Publicar un comentario