Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tormenta de nieve, lluvias y gélidas temperaturas amenazan a Nueva York

viernes, 14 de diciembre de 2018

“¡Soy dominicano perra!”, gritó Plátano Man a una racista blanca en tren respondiendo a insultos y agresión

Miguel Cruz Tejada - viernes, diciembre 14, 2018






NUEVA YORK._ El dominicano Juan Ayala, de 31 años de edad, que en su cuenta de twitter, se identifica como @platanoman, y quien intervino para detener a una mujer racista blanca que estaba golpeando a sombrillazos a una asiática en el vagón de un tren de la línea D en Brooklyn, e insultando a latinos, afroamericanos y orientales, fue también atacado por ella, cuando la agresora le tumbó el celular dos veces, le quitó el auricular y luego le fue encima.



NUEVA YORK._ Juan Ayala (Plátano Man), quien se enfrentó a una racista blanca en un tren. (Fotos fuente externa).



La racista, identificada por la policía como Anna Lushchinskaya, de 40 años de edad y arrestada bajo cargos de asalto, le reclamó a Ayala que él era un musulmán, por la espesa barba y el gorro de invierno que usa Plátano Man, a lo que él respondió en inglés “¡I´m dominicana bitch!” “¡Soy dominicano perra!”, pero la mujer continuó atacando con la sombrilla a la asiática, por lo que Ayala, intervino y le pidió que se detuviera. 

Fue entonces, cuando la racista le arrebató el celular al dominicano que cayó al piso del vagón, donde lo recogió. 

Por segunda vez, la mujer le tumbó el teléfono de la mano a Ayala, que volvió a caer al piso. A partir de ahí, el encontronazo entre ambos se calentó, cuando ella intentó agredir al dominicano, que le respondió tirándola al piso. 

Nadie intervino en ese momento. 

Los demás pasajeros, testigos de la agresión de la supremacista, llamaron a la policía, que la detuvo, acusándola de asalto e insultos raciales. 

La uniformada dijo que es la segunda vez que la caucásica es detenida por un incidente similar y en el mismo tren. 

Después del incidente, Ayala, que no fue requerido por la policía, dijo que “la rubia empezó a darle atadas, la escupía, le dijo muchísimas cosas racistas y eso fue lo que me enojó, eso me paré y tenía que hacer algo”. 

Plátano Man, explicó que se plantó en medio de la agresora y la agredida, pidiendo a la rubia que se detuviera. 

“Tuve que agarrarla por los brazos y aguantarla en el piso, hasta que los policías llegaran. Muchísimas gracias a los testigos que estaban ahí, porque si la policía llega y me ven a mí, agarrando una rubia, no iban a saber quién estaba bien y quién estaba mal”, añadió Ayala. 

La asiática sufrió heridas leves al igual que Ayala. 

Anna Lushchinskaya, de 40 años, fue acusada de agresión por un delito grave después del salvaje incidente del martes alrededor de las 8 am a bordo del tren D en Sunset Park, dijo el Departamento de Policía de Nueva York. 

La mujer de 24 años a la que atacó Lushchinska ya había abordado el tren en dirección norte en la parada de la avenida Novena y la calle 39 y salió sangrando con cortes en la cara, dijo la policía. 

“¡A la mierda!”, le gritó Lushchinskaya a una mujer silenciosa que estaba de pie junto a ella y parecía estar preocupada por su teléfono. 

Luego se ve a la maníaca rubia que se quita las gafas de sol, se pone el cabello en una cola de caballo y saca un paraguas de la bolsa. 

De repente, Lushchinskaya le da una patada a la mujer, lo que lleva a los pasajeros a intervenir. 

"¡No me dejan devolverle el golpe!", gritaba Lushchinskaya, quien luego insultó a un hombre diciéndole "f-king retarded" (maldito retardado), por intentar detenerla. 

Lushchinskaya golpeaba a la mujer con su paraguas y la pateaba repetidamente mientras la agredida le dio una patada en la espalda. 

La policía dijo que Lushchinskaya también golpeó a la víctima con unas llaves. 

"No me jodas, pedazo de mierda", le gritó a otro mediador, antes de escupir en el piso del vagón. 

Ayala avanzó unos pasos y le gritó “¡qué, qué… F-k fuera de aquí con esa mierda racista". 

"No me escupa", le dice Ayala a Lushchinskaya, y ese momento lo llamó "Mohamed", en referencia al nombre más común de los musulmanes. 

"¡Perra, soy dominicano!", le gritó Ayala. "¿Acabas de intentar llamarme musulmán o algo así?" 

Ayala le dijo a Lushchinskaya mientras continúa filmándola que "todo el mundo se está riendo de ti", antes de que ella le quitara los auriculares de los oídos y el teléfono de la mano. 

El video luego muestra a Ayala agarrar a Lushchinskaya por la fuerza y ​​tirarla en el suelo mientras los demás le gritan que "se detenga" segundos antes de que termine el video. 

Ayala publicó una foto en twitter en la que muestra a la racista en una plataforma del metro con el texto “intentó, así que tuve que detenerla hasta que apareciera la policía". 

En otra foto de Ayala aparece Lushchinskaya siendo arrastrada por la policía.



0 comentarios:

Publicar un comentario