Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se radicaliza el enfrentamiento entre Danilo y Leonel con insultos y ataques entre dos estadistas

domingo, 29 de septiembre de 2019

Casero dominicano hiere accidentalmente una niña en Providence mientras limpiaba su escopeta

Miguel Cruz Tejada - domingo, septiembre 29, 2019




NUEVA YORK._ El casero dominicano Lisandro Vicario Rodríguez, de 22 años de edad, hirió levemente en el pecho a una niña de 4, mientras él limpiaba su escopeta en el piso de arriba en la residencia de su propiedad en Providence. 


NUEVA YORK._ Lisandro Vicario Rodríguez, hirió accidentalmente una niña mientras limpiaba su escopeta en una casa de su propiedad en Providence. (Foto Policía de Providence).


La policía dijo que milagrosamente, la munición salió con trayectoria por el techo rebotando en el piso y luego dio en el pecho de la menor. 

Rodríguez, fue acusado en la corte criminal por cargos de disparar en un área compacta, negligencia criminal, asalto y tratar de ocultar la comisión de un crimen. 

Los investigadores dijeron que después de herir a la niña, que no ha sido identificada, Rodríguez, habló con el padre de ella para pedirle que no lo denunciara con la policía y le habría propuesto un acuerdo. 

El Mayor David Lapatin, portavoz del Departamento de Policía de Providence dijo que Rodríguez admitió que estaba limpiando la escopeta a las 2:00 de la madrugada del 13 de septiembre en su apartamento de la avenida Regent en el barrio Valley cuando la escopeta se cayó de la cama y se disparó. 

La niña fue herida mientras dormía. 

“Este tipo podría haberla matado”, dijo Lapatin, calificando a Rodríguez de extremadamente imprudente. 

Después de que el arma se disparó, Rodríguez fue abajo y llevó a la niña al hospital Roger Williams, dijo Lapatin. 

La menor fue transferida al hospital de Niños de Hasbro, y dada de alta poco después de ser tratada. 

“Ella sufrió mucho dolor, pero la herida no puso en peligro su vida”, dijo el portavoz policial. 

Explicó que después de atravesar el techo y rebotar en el piso, la munición se debilitó. 

“Fuimos muy afortunados”, dijo el Mayor Lapatin.




0 comentarios:

Publicar un comentario