DE ÚLTIMA HORA: Cuestionamientos a granel por fortunas de funcionarios, legisladores y militares del Gobierno de Abinader
'
RESUMEN:
Dominicana de 87 años murió de COVID - 19 y gangrena por falta de atención en hospitales y paramédicos denuncia hija

Dominicana de 87 años murió de COVID - 19 y gangrena por falta de atención en hospitales y paramédicos denuncia hija




NUEVA YORK._ La dominicana Andrea Pichardo, que recientemente había celebrado su cumpleaños 87, era diabética crónica y sufría de gangrena en una pierna, murió contagiada por coronavirus en el hospital universitario de Newark de Jersey City en Nueva Jersey, porque paramédicos se negaron a llevarla a un hospital después de examinarla en su hogar, denuncia su hija Judy Pichardo.


NUEVA YORK._ La dominicana Andrea Pichardo de 87 años de edad, murió de COVID – 19 y gangrena por falta de atención de  hospitales y paramédicos. (Fuente externa).




La abuela, murió en el hospital Christ de Jersey City, perteneciente a la red “Care Point Health”. La hija dijo que cuando llevaron a su madre al centro asistencial, ya la gangrena le estaba afectando la pierna en más de un 90 por ciento. 

Dijo que la pierna se le estaba cayendo a pedazos, por lo que necesitaba atención médica urgente en cualquier hospital. Tenía la pierna completamente negra y la gangrena ya se la estaba comiendo. 

Judy, dijo que les cerraron las puertas de los hospitales, causa para que su madre muriera antes de lo previsto. 

Denunció que por respuesta, cuando ayudar a su mamá de urgencia, le respondieron que había que cortarle la pierna, porque ya no servía y estaba saliéndose del tobillo. 

“A mí se me fueron las fuerzas de todas partes”, dijo la hija. 

Antes de morir, la señora Pichardo estaba interna a la espera de que le amputaran la pierna, pero por la propagación de la pandemia, le retrasaron la cirugía y fue enviada del hospital Christ a su casa con su hija. 

“Ella llegó con el COVID, respiraba, pero no despertaba y nada más roncaba”, añadió Judy. 

A los días de estar en la casa, la salud de la madre comenzó a deteriorarse progresivamente, por lo que la hija llamó al 911. 

Los paramédicos que llegaron a examinarla, se negaron a transportarla al hospital, alegando la propagación de coronavirus. 

“Nos dijeron que si una persona estaba completamente grave, que hubiera que entubarla, eran los únicos que ellos podían llevar a los hospitales”, agregó Judy. 

“Yo, le decía: miren a mi mamá, mi mamá se puede despertar, pero no hicieron caso y se fueron”, relató la hija. 

“Estamos buscando opciones legales para que se investigue si hubo negligencia o no”, adelantó Judy. 

La gerencia del hospital Christ, se negó a declarar sobre la denuncia de la familia dominicana, alegando que no pueden comentar acerca de casos en investigación y lo mismo dijo el Departamento de Salud de Nueva Jersey.







Publicar un comentario

0 Comentarios