'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Lluvias, vientos y aguaceros matizan el comienzo del otoño 2018 en Nueva York

lunes, 8 de octubre de 2018

Nietos y sobrinos de Hitler residen por décadas en un suburbio de Long Island y uno se cambió el apellido

Miguel Cruz Tejada - lunes, octubre 08, 2018


NUEVA YORK._ Dos nietos y un sobrino del sanguinario dictador alemán Adolfo Hitler, están residiendo por décadas en un suburbio de Pachogue en la exclusiva área de Long Island en Nueva York, según reveló el periódico de Berlín Bild, que produjo un reportaje en el que visitó las casas de los descendientes del Führer, quienes se negaron a dar la cara.





NUEVA YORK._ Willy, uno de los nietos del sanguinario Adolfo Hitler, mientras juraba com o miembro de la Marina de Estados Unidos en 1944.




El medio dice que sus reporteros llamaron a las puertas de los nietos y el sobrino de Hitler, Alexander, Louis y Brian Stuart Houston, los únicos descendientes vivos del lado paterno del dictador. Puertas recientemente. 


Los tres hombres son los hijos del sobrino de Hitler, William Patrick Hitler, quien nació en el Reino Unido y es el hermano del Führer, Alois Hitler Junior. 

Uno de ellos, Brian, se cambió los nombres y apellidos para evita ser ubicado por los medios e investigadores del holocausto, en el que Hitler ejecutó a miles de judíos, después de torturarlos en campos de concentración. 

Alois, quien abandonó su hogar a los 14 años de edad y terminó trabajando como camarero en Dublín, se separó cuando Willy Hitler era joven, según la revista New Yorker. 

Pero Willy terminó visitando a su padre del que se había distanciado en Alemania en 1929, donde asistió a un mitin en la ciudad de Nuremberg. 

Luego regresó al Reino Unido y comenzó a dar entrevistas a la prensa como el "sobrino inglés" de Hitler, hasta que fue llamado a Berlín para enfrentarse a un furioso Führer, informa la revista. 

"¿Qué le dijiste al periódico, quién te dio permiso para nombrarte a ti mismo una autoridad en mis asuntos privados?”, le preguntó Hitler. 

Parte del relato, lo hizo Brigid, la madre de Willy. 

“Nadie debe arrastrar mis asuntos privados a los periódicos. Nunca he dicho una palabra que puedan usar. Y ahora hay un sobrino para decirles todos los pequeños detalles miserables que quieren saber", reclamaba Hitler al sobrino. 

Más tarde, Willy viajó a Nueva York, donde continuó dando conferencias sobre su infame familia y finalmente, se inscribió en el servicio militar. 

Se enroló en la Marina de los Estados Unidos para combatir en la Segunda Guerra Mundial. 

Después de la guerra, se mudó al área de Patchogue en Long Island con su esposa alemana y cambió el nombre de la familia, primero a Hiller y luego a Stuart Houston, según el periódico alemán. 

Murió en 1987 a la edad de 76 años, y sus hijos ahora de mediana edad se han negado resueltamente a hablar con los medios de comunicación cuando los reporteros han llamado a la puerta a través de los años, pero Alexander finalmente rompió su silencio cuando Bild apareció recientemente pidiendo su opinión sobre la política alemana. 

El pariente de Hitler de más de 60 años de edad, reveló que le gusta la canciller alemana Angela Merkel, y que votaría por ella si pudiera. 

"Ella me gusta. Ella es buena. Ella parece ser una persona inteligente", dijo Alexander, cuyo segundo nombre es Adolf, según Bild. 

Pero aunque él y sus hermanos son todos republicanos firmes, Alexander dijo que no le importa el presidente actual. 

"La última persona que diría que admiro es Donald Trump. Definitivamente no es uno de mis favoritos”, le dijo al periódico. 

"Algunas cosas que Trump dice están bien, pero la mayoría de lo que habla son…", agregó, y se calló cuando le preguntaron qué no le gustaba de Trump“.Es la forma en que lo hace lo que me molesta. Y simplemente no me gustan los mentirosos". 

Brian y Louis, que viven juntos cerca, no hablaron con el periodista. Uno de sus vecinos dijo que conocía su historia familiar, pero dijo que son excelentes personas. 

"No se puede culpar a sus familiares", le dijo el vecino al periódico.




0 comentarios:

Publicar un comentario