'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Lluvias, vientos y aguaceros matizan el comienzo del otoño 2018 en Nueva York

lunes, 15 de octubre de 2018

Dominicana clama captura del asesino de su hija que también mató dos hombres en El Bronx

Miguel Cruz Tejada - lunes, octubre 15, 2018





NUEVA YORK._ La madre dominicana Aleida Hidalgo, cuya hija Arileida Jiménez de 45 años de edad, fue asesinada a balazos presuntamente el afroamericano Sam Cross, cuando ella estaba repartiendo volantes frente a un restaurante en El Bronx, y también ultimó a dos hombres que estaban conversando frente a un centro comercial de la avenida Castle Hill, el 21 de junio. 





NUEVA YORK._ La dominicana Arileida Jiménez, asesinada junto a dos hombres el 21 de junio en El Bronx, a la derecha su madre Aleida Hidalgo clama justicia y en recuadro el sospechoso fugitivo Sam Cross.


Semanas después del triple homicidio, los investigadores ubicaron a Cross y divulgaron su fotografía, ofreciendo una recompensa de $10 mil dólares por información para capturarlo, pero hasta el momento, el fugitivo no ha sido detenido. 

La señora Hidalgo, dijo que no es posible que a tres meses del asesinato de su hija y los dos hombres, Cross siga en libertad quejándose de que los detectives a cargo del caso, no la han visitado, no la han llamado ni la han citado al cuartel para informarle sobre la marcha de las investigaciones. 

Originalmente, la policía explicó que la dominicana asesinada, no era el objetivo de Cross, sino los dos hombres a los que mató, y que al parecer los crímenes están relacionados con una rivalidad entre pandilleros. 

Los investigadores dijeron que Arileida estaba distribuyendo volantes de una compañía “JD Ambulette Services” que ofrece transporte a discapacitados y que fue víctima de una de las balas disparadas por el sospechoso. 

Los dos muertos fueron identificados como los afroamericanos Mustafa Tarver y Christopher Alleyne, ambos de 33 años y quienes fueron impactados con tiros en las cabezas. 

El caso ocurrió en los confines del cuartel 43. 

“La policía no ha hecho nada. No sabemos en qué está el caso”, dijo la madre. 

“Estoy desesperada, quiero saber algo y lo que quiero es justicia”, agregó la señora Hidalgo. 

“No quiero otra cosa que no sea la justicia, que la policía busque a esa persona y me diga que ya la tienen, aunque con eso, yo me conformo”, dijo la madre dominicana. 

“Lo que quiero es que la policía se dedique a capturarlo y lo condonen, porque no fue solo a la hija mía que mató, fue a tres”, expresó. 

“Aquí, no ha venido nadie, no me ha llamado nadie para decir nada”, dijo la madre. 

Testigos dijeron que la dominicana iba caminando cuando una de las balas disparadas por Cross, la alcanzó en el torso, cayendo en el pavimento. 

Fue declarada muerta poco después en el hospital. 

Cross, quien abordaba un vehículo, del cual se desmontó raudo y pistola en mano para matar a las tres víctimas, escapó de la escena del triple homicidio, corriendo por una de las calles aledañas a la avenida Castle Hill. 

La recompensa será pagada con dinero de la fundación del NYPD, dijeron los investigadores. 

El prófugo tiene 51 años de edad. 

La dominicana asesinada dejó un hijo de 26 años en la orfandad y era la hija mayor de la señora Hidalgo. 

Cross es buscado por cargos de tres asesinatos, dos en primer grado y uno en segundo grado y posesión de un arma disparada con propósitos criminales.




0 comentarios:

Publicar un comentario