'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Lluvias, vientos y aguaceros matizan el comienzo del otoño 2018 en Nueva York

miércoles, 18 de abril de 2018

Jurados se estancan con veredicto a niñera dominicana y piden orientación al juez sobre los cargos

Miguel Cruz Tejada - miércoles, abril 18, 2018





NUEVA YORK._ La mayoría de los miembros del jurado de 7 mujeres y 5 hombres que tienen en su decisión el destino de la niñera dominicana Yoselyn Ortega, se estancaron ayer martes con el veredicto sobre los cargos después de la conclusión del juicio de seis semanas ayer lunes y pidieron orientación al juez. 


NUEVA YORK._ Miembros del jurado en el juicio a la niñera Yoselyn Ortega, se estancaron en el veredicto. (Foto fuente externa)

Dos de las jurados suplentes, Brittany Yee y Chloe Beck, dijeron fuera de la corte que ellas habrían declarado culpable de inmediato a Ortega por asesinatos premeditados. 

El principal bemol de la decisión radica en si al menos 7 de los 12, quedaron convencidos por la defensa de que Ortega, asesinó a los niños Lucía y Leo Krim en octubre de 2012, impulsada por la locura y la orden de la voz del diablo, como alega la defensa, y si por el contrario le creyeron a los fiscales que argumentan que los mató con alevosía o premeditación. 

En cualquiera de los casos, Ortega, no volverá jamás a las calles, porque si el veredicto es que fue por locura, será confinada de por vida en un manicomio. 

Y si los jurados determinan que lo hizo premeditadamente, será condenada a cadena perpetua. 

Las dos mujeres que cesaron ayer martes cuando comenzaron las deliberaciones, dijeron que tenían problemas para creer el alegato de que Ortega estaba demasiado enferma mentalmente como para saber lo que estaba haciendo cuando asesinó a los menores en la bañera del apartamento en la calle 75 en Manhattan, el 25 de octubre de 2012. 

Al preguntárseles cuál habría sido su veredicto, Yee y Beck dijeron "culpable". 

"El fiscal mostró evidencia significativa. No me siento completamente convencida de la evidencia de la defensa, vacía ", dijo Yee, una profesional de la salud de 27 años. 

Beck, de 31 años, directora de estudiantes residentes de la Universidad de Nueva York (NYU), dijo que sabe de de salud mental, “y sé lo que es estar luchando, pero no voy a matar a un niño. La defensa no mostró suficiente razón de locura". 

Las mujeres también hablaron de cómo quedaron traumatizadas al estar en el juicio a la niñera. 

Beck dijo que no ha podido tomar un baño desde que comenzó y que iría a casa después de salir de la corte para llorar sola en su apartamento. 

"No puedo dejar de ver lo que he visto", dijo Beck. "Veo niños pequeños, y los veo con sus niñeras, y tengo que contener la respiración algunos días. Poco después de llegar a la escena del crimen, fui a agarrar un cuchillo para cortar algunas flores y me dije ¡maldición!”. 

Dijo que “antes de esta prueba, mi actividad favorita era tomar baños. No he tomado un solo baño desde que estuve en esta prueba porque no puedo ir al baño”, en referencia a que los niños fueron asesinados en el baño del apartamento. 

"Tuve que sentarme en mi apartamento y llorar", agregó. "Analizo los factores. ¿De quién es la culpa?, ¿cómo pasó esto?, ¿a quién culpar?'' 

Y llorando dijo que "estoy enamorada de Leo desde el momento en que vimos su pequeña imagen en ese álbum. Él ha sido mi pequeña persona favorita. Y la yuxtaposición de ver la escena del crimen y ver a este bebé tan lleno de vida, te asusta tener hijos porque la gente tiene que trabajar". 

Yee dijo que el testimonio del padre de los niños, que lo incluyó recordando que dos de sus hijos habían muerto, todavía la persigue. 

"No puedo dejar de oírlo", dijo. 

Aun así, aunque Beck dijo que habría votado para condenar a Ortega, hay otras personas a las que también les habría gustado identificar a los principales responsables del crimen, como a familiares de la niñera. 

La sobrina de Ortega escribió una recomendación de trabajo falsa que hizo que consiguiera el trabajo, y otros familiares acusaron a los padres de las víctimas de no reconocer la supuesta enfermedad mental de la mujer. 

"En lugar de que la acusada esté en juicio, su familia necesita un juicio porque ignoraron las señales de advertencia. Esos bebés murieron porque muchas personas fueron negligentes", añadió Beck.




0 comentarios:

Publicar un comentario