'
ÚLTIMAS
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ADVERTENCIA A COMENTARIOS ANÓNIMOS

Debido al carácter irresponsable y poner en riesgo la moral y la buena imagen de protagonistas de las noticias, no se aceptarán comentarios anónimos.
diarioextrainfo.com los eliminará de inmediato.


Fuerte ola de calor azota Nueva York durante toda la semana

domingo, 11 de marzo de 2018

Hispano asfixia y estrangula anciana de 92 años porque la víctima roncaba mucho

Miguel Cruz Tejada - domingo, marzo 11, 2018





NUEVA YORK._ Un hispano identificado como Enrique Leyva, asfixió con una almohada y luego estranguló para rematarla con las manos a la anciana Veronica Ivins de 92 años de edad, porque ella roncaba mucho y el crimen ocurrió en el apartamento que ambos compartían en la calle Sulluivan del sector Soho en el Bajo Manhattan y donde ella vivió por 50 años. 


NUEVA YORK._ Enrique Leyva, acusado de asfixiar y estrangular a una anciana de 92 años de edad, es conducido en custodia a la Corte Criminal de Manhattan, el viernes 10 de marzo de 2018. (Fotos fuente externa)



Leyva, quien llegó perturbado a la corte fue enviado a evaluación psiquiátrica por orden del juez. 

Una versión difundida por la cadena CBS, dice que Leyva, fue contratado para que cuidara de la anciana, que era nativa de Brooklyn y descrita como muy alegre por sus vecinos y conocidos. 

La policía dijo que recibió informes de que la muerta y Leyva, habían tenido fuertes discusiones en el pasado. 

Vecinos del apartamento, escena del crimen, dijeron que escucharon gritos estridentes y objetos que sonaban como que estaban siendo destruidos, en medio de una discusión de dos hombres. 

Añadieron que otro individuo, había sido invitado a vivir en el apartamento, mientras otros, atribuyen una relación sentimental entre la víctima y Leyva. 

El acusado tiene 47 años de edad, pero una especie señala que se quedaba en el apartamento de la señora Ivins, porque no tenía donde vivir. 

Algunos explicaron que agencias estatales y municipales ignoraron el pedido de ayuda de la mujer, cuando su salud comenzó a deteriorarse. 

"Ella siempre fue una mujer vibrante, a la que le encantaba viajar", dijo la vecina Meghan Loveland, de 28 años. "Pasó de usar abrigos de piel y pañuelos de seda a llevar camisetas harapientas. Pasó de ser una mujer sana y activa a ser llevada en una camilla". 

Leyva confesó a los investigadores que estaba cada vez más molesto por los fuertes ronquidos de la víctima y celoso de un tercer compañero de cuarto que compartía el apartamento situado en el quinto piso dijeron los fiscales 

Dijo que había pensado en matarla 10 veces antes, según el fiscal adjunto Matthew Bogdanos. 

"Él agarró su almohada y se la puso la sobre la cara durante aproximadamente diez minutos", dijo el fiscal el viernes ante la acusación de Leyva sobre un cargo de homicidio en la Corte Criminal de Manhattan. 

Leyva comprobó el pulso de la anciana y al no estar seguro de que había matado, usó sus manos también para estrangularla. 

El fiscal dijo que Leyva llamó al 911 para informar sobre el asesinato minutos después de asegurarse de que ella estaba muerta. 

Las personas que viven en el edificio dijeron que la llamada trajo los mismos servicios de la ciudad que podrían haber evitado la tragedia. 

"Esto no tenía por qué suceder", dijo Brooklyn Lastra, de 34 años, una trabajadora social que vive directamente en el piso superior de uno de los tres apartamentos con renta controlada en el edificio. 

"Llamamos a Servicios de Protección para Adultos varias veces. Llamamos al propietario, pero nadie hizo nada", dijo Lastra. 

Loveland y Lastra dijeron que pensaban que los dos hombres que vivían con Ivins se estaban aprovechando de ella y tratando de quedarse con el apartamento. 

"Cuando las cosas se pusieron mal con sus compañeros de cuarto, llamamos a la policía al menos cuatro veces", dijo Lastra. 

"Vivió en la miseria sin servicio de gas durante dos años. El techo se derrumbó en el baño por una fuga, el propietario no lo solucionó. Ella ni siquiera podía usar la bañera". 

Los vecinos frustrados dijeron que llamaron a todas las ciudades y agencias estatales en las que pudieron pensar. 

"Nunca escuché nada hasta hace unos minutos", dijo Loveland, un técnico quirúrgico, luego de que se conociera la noticia. "Ahora todos están llamando para cubrirse". 

El Departamento de Servicios Sociales de la ciudad, se negó a hacer comentarios citando restricciones legales. 

"Debido a la Ley de Servicio Social, no podemos discutir los detalles de este asunto", dijo Lourdes Centeno, vocera de la Administración de Recursos Humanos. 

Leyva fue dejado preso sin fianza en su y Su abogado solicitó una prueba psiquiátrica, que fue aprobada por el juez.




0 comentarios:

Publicar un comentario