-->
Cuatro heridos por ataque terrorista en estación del tren de la calle 42 y Octava Avenida en Manhattan; detienen sospechoso / Sigue crisis electoral en Honduras / La revista Time niega que haya escogido a Trump como El Hombre del Año / Renuncia congresista republicano de Arizona que quería comprar un hijo por US$5MM / Primera nevada invernal del 2017 cae con varias pulgadas en Nueva York
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

23 de noviembre de 2017

Dreamer dominicana temerosa de la deportación, entre el miedo y la esperanza

Miguel Cruz Tejada - noviembre 23, 2017




NUEVA YORK._ Sinny Feliz, una estudiante “dreamer” (soñadora) dominicana y que cursa licenciatura en contabilidad, amparada como otros miles, por el programa DACA, bajo ataque del presidente Donald Trump, llegó a los 5 años de edad desde la República Dominicana de la mano de su madre.

NUEVA YORK._ La dreamer dominicana Sinny Feliz, habla de su temor por la deportación y su esperanza de seguir en Estados Unidos. (Fotos Miguel Cruz Tejada).
Tiene 21 años y estuvo lejos de conocer su real estatus migratorio, cuando entre los 11 y 12 años buscaba participar en una competencia de baile, pero tendría que viajar. En ese momento, supo que vivía ilegalmente o estaba no autorizada en Estados Unidos.

Pero no se amilanó por esa condición, especialmente en un ambiente que no era hostil contra los indocumentados como ahora.

Es hija única y se graduó del bachillerato con notas de excelencia y entró a Hunter College, donde estudia contabilidad.

Un promisorio futuro la esperaba.

Pero ahora, con las políticas migratorias de Trump, su futuro está bajo amenaza y con el riesgo de ser deportada.

“Tengo una mezcla de miedo y esperanza”, dijo ayer miércoles en la tarde en una entrevista con este reportero en las oficinas de la Coalición del Norte de Manhattan por los Derechos del Inmigrante, que dirige la activista Ángela Fernández, ex presidenta de la Parada Dominicana en Nueva York.

“Tengo miedo de llegar deportada, porque la manera en la que ellos, atacan a las armas es muy injusta”, agregó la soñadora dominicana.

-¿Qué haría si llegas deportada a la República Dominicana.

-Es algo en lo que no he pensado mucho, pero en caso de que ocurra, hay que estar preparada.

“Tengo miedo de que algo me pueda tumbar el futuro, como la deportación, pero también tengo esperanza, porque siempre creo que cuando algo se ve muy mal, hay una esperanza.

Dijo que tiene fe en que los congresistas que respaldan a los dreamers, lograrán una ley para protegerlos y que sigan en los Estados Unidos.

“Confío en los congresistas, y si seguimos presionándolos, lo lograremos”, dijo.

Se quejó de conceptos usados por los medios en relación a los dreamers, como el de que los padres que los trajeron, son los culpables. 

“Quiero que todos me ven como una estadounidense, porque me crié aquí, aunque estoy muy orgullosa de ser dominicana”, expresó.

Su mensaje a los estudiantes en el DACA es que se queden con sus sueños y sigan estudiando.

En Estados Unidos ha estado en la escuela y trabajando y participando en actividades teatrales.

“La primera vez que me informé que no tenía papeles, fue cuando estaba en una competencia de baile y tenía que viajar, pero mi mamá me dijo que no podía viajar”, relata.

“Cuando le pregunté el porqué, me respondió que yo tenía papeles”, añadió la dreamer dominicana.

“No tienes ningún documento con el que puedas viajar”, le insistió la madre. 

Ella está a ley de un semestre para graduarse en contabilidad, una carrera de la que también se tituló su padre.

Sobre el DACA dijo que a través de ese programa ha logrado conseguir muchas oportunidades, como uno en la cadena de tiendas Zara y obtuvo la identificación oficial de Nueva York.

Respecto a su país, dice que recuerda “un chin, los colores de la casa, me gustaría ir si un día me dan la oportunidad”. Su papá, nativo de Barahona, vive ahora en la República Dominicana y viene a Nueva York una vez al año.

A ella, le gustaría estar más tiempo con él.

“Es poco lo que recuerdo, son recuerdos vagos de la infancia”, dijo la dreamer, consciente de que por la evolución urbanística, no reconocería ahora muchas áreas de su pueblo natal.

Su madre nació en Las Matas de Farfán.

La familia se mudó a Santo Domingo, capital de la República Dominicana.





LA AMENAZA DE TRUMP

“Me afectó mucho, las declaraciones de Trump al decir que quería eliminar el DACA, porque es lo que me está dando todas las oportunidades que tengo en este país”, dijo respecto a las amenazas del presidente de cancelar el programa y deportar a miles de soñadores y soñadoras.

“Creo que Trump necesita tratar de entender más historia de los dreamers, porque no todos somos iguales”, dijo Feliz.

Expresó que no ha tenido problemas con la policía migratoria (ICE) y su tarjeta de DACA expira en 2018.




0 comentarios:

Publicar un comentario