-->
Cuatro heridos por ataque terrorista en estación del tren de la calle 42 y Octava Avenida en Manhattan; detienen sospechoso / Sigue crisis electoral en Honduras / La revista Time niega que haya escogido a Trump como El Hombre del Año / Renuncia congresista republicano de Arizona que quería comprar un hijo por US$5MM / Primera nevada invernal del 2017 cae con varias pulgadas en Nueva York
Show Mobile Navigation
buscador ->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

16 de noviembre de 2017

Documentos desclasificados de la CIA revelan terroristas cubanos conspiraron desde República Dominicana para atentados a Fidel

Miguel Cruz Tejada - noviembre 16, 2017


NUEVA YORK._ Documentos desclasificados de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), publicados esta semana por medios anglófonos, revelan que los terroristas cubanos anti castristas, Orlando Bosch, Luis Posada Carriles y Juan Armand Montes, se reunieron en 1977 con altos oficiales militares y funcionarios del Gobierno del doctor Joaquín Balaguer, para conspirar planificando atentados contra la vida de Fidel Castro, ataques a estructuras estatales y secuestros a funcionarios del régimen, como parte de su “cruzada” internacional para tratar de derrocar el régimen socialista o asesinar al líder Fidel Castro Ruz.
NUEVA YORK._ Documentos desclasificados de la CIA revelan que los líderes terroristas cubanos anti castristas Posada Carriles y Orlando Bosch, se reunieron en 1977 en República Dominicana con altos oficiales militares y funcionarios del Gobierno de Balaguer. (Fotos archivo).



Uno de los documentos titulado “Planes Terroristas de Exiliados Cubanos”, admite que la CIA notificó al FBI y al ejército de Estados Unidos, sobre los movimientos de los tres terroristas en la República Dominicana.

Los papeles que no identifican a los representantes del Gobierno dominicano que se reunieron con los cubanos, explican que una de esas reuniones se produjo en julio de 1977 y en la que también participó un mayor cubanoamericano del ejército estadounidense.

La CIA asimiló a Posada Carriles, como uno de sus informantes y asimilados y lo identificó como el agente WKSCARLET-3.

Los documentos sostienen que Montes había viajado a Santo Domingo para pedir ayuda en el exilio en la "cruzada" contra Castro, y describe a Bosch como el líder terrorista de los exiliados cubanos.

“Un coronel del ejército dominicano en la reunión informó que su objetivo era discutir complots terroristas, como colocar bombas en aviones cubanos y en misiones diplomáticas cubanas, sabotear naves cubanas y soviéticas, secuestrar al embajador cubano en las Naciones Unidas y matar al alto funcionario cubano Carlos Rafael Rodríguez en Lisboa, revelan los desclasificados.

La CIA también estaba al tanto de los envíos de armas por parte de Posada y Bosch a la guerrilla en Guyana en 1969, su participación en un intento de derrocar al gobierno guatemalteco y su papel en varios complots para asesinar a Fidel Castro.

La agencia pensó en romper su relación con Posada varias veces. En 1968 lo declaró una fuente hostil y lo sometió a una prueba de detector de mentiras debido a las sospechas de que estaba en contacto con la inteligencia cubana y los gánsteres de la mafia.

La agencia finalmente concluyó que era una penetración extremadamente valiosa debido a su importante y precisa información de inteligencia, según uno de los documentos fechado en 1971.

Pero la CIA finalmente rompió con Posada.

Un documento dice que la agencia lo despidió porque perdió su trabajo en la DISIP en 1974. La principal razón para el despido fue la pérdida de acceso de interés, Los funcionarios de la CIA habían estado recomendando una ruptura o reducción en la relación desde 1973 debido a sus supuestos vínculos con el narcotráfico.

Posada Carriles fue visto en Miami con Andrés Purrinos y otros narcotraficantes conocidos en marzo de 1973, según otro documento de la CIA basado en información de la Oficina de Narcóticos y Drogas Peligrosas de los Estados Unidos (BNDD), convertida luego en la DEA.

"Dado el contacto anterior con los infractores conocidos, hay pocas dudas de que Posada es un traficante, valdría la pena dejar que Posada corriera y ver a dónde nos llevará", agrega el documento.

La investigación del BNDD también indicó que Posada estuvo involucrado en el tráfico de cocaína de Colombia a Venezuela y en Miami, así como en el manejo de relojes robados y la distribución de dólares falsificados.

La CIA inicialmente consideró proteger a Posada, y alegó que "a pesar de la información anterior que indica que el agente WKSCARLET-3 involucrado en este caso, vale la pena rescatarlo y debemos hacer un esfuerzo para hacerlo".

Otros funcionarios indicaron que Posada representaba un serio problema para la agencia. Recomendaron que si las alegaciones eran ciertas, la agencia debería cortar todos los lazos con él.

Al parecer, Posada pasó una prueba de detector de mentiras en mayo de 1973 que resolvió el debate, pero la CIA ya había decidido apartarlo. 

El final oficial llegó el 13 de febrero de 1976, cuando la agencia arregló sus problemas impositivos creados por sus ingresos encubiertos. Su último salario mensual fue de $466.62 dólares.

El registro de servicio de la CIA de Posada incluye una recomendación de no volver a utilizarlo. 

Su último contacto con la agencia antes del bombardeo a la línea aérea oficial Cubana de Aviación, fue el 22 de junio de 1976, cuando solicitó la asistencia de la CIA para obtener visas estadounidenses para él y su esposa. 

"La asistencia fue denegada", señaló un cable de la agencia de inteligencia.



0 comentarios:

Publicar un comentario