'
ÚLTIMAS

Pareja da brutal paliza a conductora dominicana de bus escolar sin aparente motivo

Miguel Cruz Tejada - septiembre 11, 2017




NUEVA YORK._ Una pareja que es activamente buscada por la policía, le dio una brutal paliza a la conductora dominicana de un autobús escolar de la compañía “Little Angels”, Loraine Santana, después que el hombre y la mujer la persiguieron y cuando ella iba junto a su hija conduciendo su vehículo.

NUEVA YORK._ Loraine Santana, junto a su hija Anabelle Ferreiras, a punto de perder un ojo por la paliza que le dio una pareja en Queens. (Fotos Univisión 41).

Santana, que sigue en el hospital y a punto de perder un ojo, producto de los golpes, relató que después de aparcar el autobús escolar que conduce y tomó su carro junto a su hija, la pareja la siguió por varias cuadras de la calle 50 y la avenida 50, pero al llegar a la avenida 37, fue cuando se originó el incidente.

La paliza, se la dieron luego que Santana, se acercara al vehículo que abordaban los agresores y les preguntó lo qué querían y porqué la estaban persiguiendo.

Dijo que la pareja salió con sendos palos en las manos en actitud de atacarla.

“La mujer me tiró y pude esquivarla, pero entonces vino el hombre, me dio por detrás y me noqueó”, relató la conductora.

“Yo me desmayé”, explicó Santana.

El incidente ocurrió el 6 de junio y la pareja la siguió en un carro blanco.

“Desperté en el hospital y encontré que me habían partido la cabeza”, narró Santana.

La paliza ocurrió a las 4:15 de la tarde. Santana dice que cuando se fijó que quienes la perseguían querían rebasarle, se detuvo para que pasaran.

La pareja trató de bloquearla y cuando les preguntó lo que querían, la pareja no le respondió.

La hija de Santana, Anabelle Ferreiras, dijo que la pareja iba tirándoles cosas desde el carro en el que las perseguían, tocando la bocina y haciendo zig zags.

“El muchacho, que creo tiene como 18 años, salió del carro y le dio en la cabeza. La señora salió y entonces, le dio en el ojo”, relató Ferreiras.

Santana, tuvo que ser intervenida por cinco horas y ahora ella no sabe si va a volver a ver.

“Será que una no se puede fiar de nadie que vaya en un carro, y cuando pases cualquier cosa, hay que dejar ir a la persona”, dijo Santana.

Ella pide que la policía capture a brevedad a sus agresores, que según los investigadores, se transportaban en un Toyota blanco con placa de Florida.


1 comentarios:

Publicar un comentario