'
ÚLTIMAS

Hermanos dominicanos acusados en Providence por tráfico de drogas, lavado y evasión de impuestos

Miguel Cruz Tejada - septiembre 10, 2017


NUEVA YORK._ Tres hermanos dominicanos -Yohanna, Donny, Ydel y Andry Sánchez - , quienes son reconocidos empresarios en el área de clubes nocturnos y otros negocios en Providence (Rhode Island), fueron detenidos como parte de la operación “Detener el Flujo” de las agencias anti narcóticos, y acusados por tráfico de heroína, fentanilo, lavado de activos y evasión de impuestos.
NUEVA YORK._ Los hermanos Yohanna, Donny, Ydel y Andry Sánchez, reconocidos empresarios en Providence, acusados de tráfico de heroína y fentanilo, lavado de activos, evasión de impuestos y tenencia ilegal de un arma. Al centro, parte de las prendas confiscadas.  (Fotos Policía de Providence).


Ydel es acusado de tenencia ilegal de un arma.

Los investigadores que la señora Sánchez, de 35 años de edad, es novia de un líder dominicano del tráfico de heroína, desde Rhode Island a Massachusetts, identificado como Johan Jiménez y que ambos se les grabaron varias conversaciones en abril, en las habrían hablado sobre presuntas transacciones de drogas.

Las acusaciones a los hermanos Sánchez, están conectadas a una amplia investigación de escuchas telefónicas en mayo, en la que se ubicaron a tres docenas de personas acusadas de traficar fentanilo y kilos de heroína desde Providence al sureste de Massachusetts.

La mujer, estuvo en esa escucha telefónica varias veces hablando con su novio, de 26 años, según una declaración jurada del detective John Black para la orden de arresto de Jiménez. 

Durante un día de abril, la policía interceptó llamadas entre Jiménez y Sánchez, cuando él le dijo a ella que pensaba que los detectives encubiertos lo seguían fuera del gimnasio “LA Fitness” en Warwick. En otra llamada, hablan de la renuencia de otra persona a almacenar algo para ellos porque “no le gusta que la gente entre y salga”, según la declaración jurada.

La policía dijo que se trataba de una referencia a grandes cantidades de drogas, por lo que Jiménez, Sánchez y más de 30 personas fueron detenidos en esa investigación de drogas, llamada “Operación Detener el Flujo”.

La unidad de inteligencia policial volvió su atención a la Yohanna y a sus hermanos, Donny de 36 años, y Andry Sánchez, de 34 y así es como una investigación de drogas atrajo la atención del fiscal.

Yohanna es propietaria del Club Flow, en el 727 de la calle Cranston y su hermano Donny es dueño y administra el restaurante “South Beach” y el “305 Cigar Bar” en el corazón de Federal Hill, el centro de Providence. Los hermanos también eran propietarios del negocio “EMM Towing”, que tenía su certificado comercial, pero le fue revocado por el estado en 2014.

“Éstas son todas las personas que estaban en la misma escucha telefónica”, dijo el mayor de la policía de Providence, David Lapatin, el viernes, “y la evidencia mostró que estaban lavando dinero y evadiendo impuestos”.

La unidad de inteligencia, dirigida por el sargento Nicholas Ludovici, investigadores de la División de Impuestos del Estado y la oficina del Procurador General Estatal, trabajaron juntos para las acusaciones contra los Sánchez, cuyos crímenes que se remonta a 2015, dijo la fiscalía.

A finales de la semana pasada, cuando se presentaron las acusaciones, la policía arrestó a los hermanos y hermanas, allanó sus discotecas, casas y algunas cuentas bancarias. Confiscaron más de $300.000 dólares en efectivo (incluyendo $113,000 en las casas y $108,000 en las cuentas bancarias), joyas, relojes Rolex, un Cadillac Escalade y otros vehículos caros, dijo el detective Andrés Pérez.

También arrestaron al tercer hermano, Ydel, de 41 años, delincuente convicto por narcotráfico cuando, según la policía, apareció en una de las incursiones armado con una pistola calibre .40.

Andry se declaró no culpable en el Tribunal Superior de lavado de dinero, seis cargos por no presentar impuestos de renta corporativa y dos cargos por no presentar impuestos de renta personal. Fue puesto en libertad bajo fianza.

Donny se declaró no culpable en el Tribunal Superior de lavado de dinero, presentación de impuestos de ingresos corporativos fraudulentos, siete cargos por no presentar impuestos sobre la renta corporativa, dos cargos de apropiación indebida de impuestos sobre ventas, y dos cargos de no presentar los impuestos sobre las ventas. Fue puesto en libertad bajo fianza.

Yohanna se declaró inocente en el Tribunal Superior de lavado de dinero, dos cargos por eludir el impuesto sobre la renta personal, dos cargos por presentar impuestos fraudulentos sobre la renta corporativa y tres cargos de impuestos fraudulentos. También fue puesta en libertad bajo fianza.

Ydel fue acusado por posesión de un arma de fuego después de ser declarado culpable de un delito violento. Quedó preso sin fianza como violador de ese requisito.

La policía dijo que contactaron a la Junta de Licencias de la ciudad sobre las redadas en los clubes nocturnos.

El abogado de Yohanna Sánchez, Alberto Aponte Cardona, dijo que la familia seguirá administrando los negocios como siempre “porque son inocentes”.

Señaló que los fiscales no tienen pruebas para las acusaciones contra ella en mayo y calificó las nuevas acusaciones como parte de una “cacería de brujas”.

El defensor dijo que está esperando para ver cuáles evidencias fueron presentadas al Gran Jurado, antes de comentar más.

“La familia niega categóricamente que esté involucrada en actividades ilícitas”, dijo Cardona. 

“Esta es una familia es muy unida y trabajó duro por lo que tiene, y la evidencia nos llevará a donde nos lleva”, dijo el abogado.



0 comentarios:

Publicar un comentario