Show Mobile Navigation
buscador ->

Narco dominicano fue deportado cinco veces y reentró ilegalmente a EEUU usando 14 nombres

Miguel Cruz Tejada - marzo 02, 2017



NUEVA YORK._ Juan Laboy, un narco dominicano convicto varias veces por narcotráfico y quien se encuentra detenido en una cárcel federal de Massachusetts, había sido deportado cinco veces desde los Estados Unidos, logrando reentrar ilegalmente en igual número de ocasiones en 10 años y usando 14 nombres diferentes.

NUEVA YORK._ Juan Laboy, cinco veces deportado, ha usado 14 nombres diferentes en los Estados Unidos. (Foto Policía de Massachusetts).
Cuatro de las veces que pudo regresar a Estados Unidos, hizo presencia en ciudades de Massachusetts, donde fue arrestado la última vez.

También utilizaba varias direcciones en Lawrence, Methuen y Malden y fue deportado en abril después de su tercera condena en una corte federal por reingreso ilegal, por la que sirvió un año en prisión. Reingreso ilegal es punible con hasta dos años de cárcel.

Entre los 14 nombres falsos usados por Laboy figuran los de Víctor Aybar, Jorge Ferreiras, Zenón Fernández y Víctor Feliciano Viera.

Laboy fue arrestado dos veces en Roxbury, un suburbio de Boston en 2010 por tráfico de drogas y en Lowell (Boston) por posesión de drogas y manejar sin licencia en 2015. 

La policía de Roxbury, dice que encontraron cuatro kilos de heroína en el carro de Laboy, que estaba acompañado por uno de sus cuatro hijos.

Laboy fue acusado bajo dos nombres diferentes en ambos casos, pero no fue condenado. Los fiscales retiraron el caso en Roxbury debido a la falta de pruebas suficientes, y el caso en Lowell fue aparentemente desestimado anteriormente por el caso federal más reciente de Laboy de reingreso ilegal y deportación.

Si hubiera sido condenado en cualquiera de los casos de drogas, Laboy habría sido condenado a penas de prisión mucho más largas. Los inmigrantes ilegales que vuelven a entrar a los Estados Unidos, sin la aprobación del gobierno, podrían ser condenados hasta a 10 años en la cárcel, si son sentenciados por un delito grave aunque no tenga agravantes.

Los registros también muestran que Laboy y su esposa recibieron beneficios del programa de salud estatal Medicaid financiado por los contribuyentes, mientras que en Massachusetts, el estado pagó por el tratamiento de otro de sus hijos, que sufre de epilepsia.

Laboy estaba entre 41 inmigrantes indocumentados que la Oficina de la fiscal federal en Boston, Carmen Ortiz, acusó únicamente por el reingreso ilegal en 2013, y fue uno de 90 procesados el año pasado.

El caso del dominicano hizo que el congresista republicano de Arizona, Matt Salmon presentara un proyecto de ley para cambiar el castigo por reingreso ilegal a una sentencia obligatoria de cinco años, diciendo “que la puerta giratoria de inmigración es ilustrada por el caso de Laboy.

Según el periódico Boston Herald, que publicó un amplio reportaje sobre Laboy, desde Massachusetts se ha deportado el menor porcentaje de extranjeros ilegales que en cualquier otro estado de Estados Unidos, en 2015 y cuenta con la tercera tasa más alta de concesión de asilo a inmigrantes que las solicitan. 

Los abogados de Laboy citan su falta de convicciones en distintos casos de reingreso ilegal en busca de sentencias más leves, y presentándolo como un padre que mantiene a sus hijos y que volvió a entrar para seguir con esa responsabilidad. 

También alegan que él, no podía encontrar un buen trabajo en la República Dominicana.

"El acusado es un ejemplo de un hombre entre dos mundos, incapaz de prosperar en ninguno", escribió uno de los abogados de Laboy, Murat Erkan, en un memorando de sentencia en su segundo caso de reingreso ilegal, para los que Laboy sirvió 10 meses en prisión.

En su tercer caso de reingreso ilegal, el abogado de Laboy, Joshua Hanye, no hizo referencia a sus detenciones por drogas.

"No hay nada para apoyar la imposición de una pena en el extremo superior de la acusación, ya que esto es una mina de gestión (el típico) caso de entrada ilegal," escribió Hanye escribió en una nota de la sentencia. "Por todos los problemas que enfrentan las personas pobres de los países pobres, no es raro que esas personas vuelvan a entrar ilegalmente más de una vez", añadió el abogado.

Christina Sterling, portavoz de la fiscalía federal en Boston, dijo que la recomendación de sentencia en el tercer caso de Laboy, “fue "consistente con las directrices de sentencias aplicables de los Estados Unidos."

La vocera dijo en un comunicado que "el tribunal impuso una sentencia que se cree es apropiada a la luz de la historia de reentrar ilegalmente del señor Laboy". 

De acuerdo con una nota de la sentencia, Laboy les pagó a "coyotes" de la frontera para que lo transportaran a Estados Unidos a desde México. 

La primera vez que cruzó la frontera de Estados Unidos en 2006, caminó por el desierto durante dos días antes de llegar a Texas, donde fue detenido por la patrulla fronteriza y deportado después de dos meses.

Pero, Laboy logró regresar a Estados Unidos a través de medios no especificados y viajó en autobús a Brockton (Boston), donde vive un primo suyo. Conoció a su esposa, Kenia Pérez, en Lawrence. La mujer fue detenida con Laboy en Roxbury en 2010 y también deportada, porque ella también estaba ilegal y usando un nombre falso.

La pareja fue detenida después que agentes antinarcóticos de la policía de Boston, vieron entrar un vehículo en el que estaba un hombre que esperaba a Laboy para comprarle heroína. 

La pareja estaba con uno de sus hijos en el asiento trasero del vehículo, informó la policía.

Los investigadores encontraron cuatro paquetes de heroína y $7.400 en efectivo en un compartimiento oculto debajo de un asiento del pasajero del vehículo, y detuvieron a Laboy, quien dijo a la policía que su nombre era Víctor Viera, así como Pérez y el conductor, era Antonio Acevedo. Todos fueron acusados ​​de tráfico de drogas.

Los fiscales retiraron los cargos contra Laboy y su esposa porque las evidencias no fueron suficientes para probar que la conexión más allá de una duda razonable, según explicó en el momento, Jake Wark, portavoz de la Oficina del Fiscal del Distrito del condado Suffolk en Massachusetts.

Acevedo, también conocido como “Basilio Aybar Marte”, fue acusado y condenado por tráfico de drogas a cinco años de prisión en 2012. Fue puesto en libertad condicional en 2014 y deportado a la República Dominicana.

En 2013, un agente de Inmigración y Aduanas siguiendo una pista de la DEA, detuvo a Laboy, mientras estaba vigilando en un complejo de apartamentos en Methuen.

El agente informó que Laboy estaba pagando por dos apartamentos en el complejo con giros postales. Esto llevó a la segunda detención por reingreso ilegal de Laboy y a su convicción.

Pero en febrero de 2015, reapareció en Massachusetts, cuando la policía de Lowell lo detuvo después de observar un comportamiento coherente con el tráfico de drogas.

Los agentes hallaron una bolsa de cocaína en sus pantalones. Laboy fue declarado culpable junto a su tercer cargo de reingreso ilegal. 

El caso nunca fue adjudicado en la corte de Lowell.


0 comentarios:

Publicar un comentario