Cubano condenado por matanza en discoteca de El Bronx en 1990 muere de infarto en cárcel ~ ´


¡ALERTA! La NASA lanza al espacio un temible patógeno en su lucha contra las superbacterias, según televisión Rusa

Cubano condenado por matanza en discoteca de El Bronx en 1990 muere de infarto en cárcel

Miguel Cruz Tejada - septiembre 15, 2016


NUEVA YORK._ El reo cubano Julio González, condenado a varias cadenas perpetuas consecutivas por haber incendiado la discoteca “Happy Land” en 1990 en El Bronx, donde murieron 87 personas, varias ellas dominicanas, murió el martes de un infarto cardíaco en la cárcel de máxima de seguridad Clinton en el condado Dannemora.
NUEVA YORK._ El cubano Julio González, condenado por la matanza en 1990, murió de un infarto en l cárcel el martes de esta semana. (Fotos archivo)


González, quien discutió previamente con su novia que trabajaba en la discoteca, decidió vengarse de ella, quemando el local con docenas de parroquianos dentro, en su mayoría hondureños y boricuas y fue a una estación de gasolina cercana, compró un galón del combustible y regresó a la discoteca para incendiarlo.

Fue declarado culpable de 174 cargos de asesinatos en primer grado e intentos de asesinato y condenado a una cadena perpetua por cada una de las víctimas.

Tenía 61 años de edad en el momento de sufrir el paro cardíaco y fracasó en varios intentos por obtener la libertad condicional.

González, quien nunca aceptó la responsabilidad de lo ocurrido, sufrió el supuesto infarto en la cárcel de donde fue ingresado en el hospital Champlain Valley Physicians, donde falleció.

Al cuerpo se le realizará una autopsia para confirmar la causa oficial del fallecimiento. Los resultados estarían disponibles en las próximas seis semanas.

González se presentaría nuevamente en noviembre, ante la Junta de Libertad Bajo Palabra, que le negó la petición el año pasado.

Según la investigación de las autoridades, el 25 de marzo de 1990, Julio González discutió con su ex novia, Lidia Feliciano, y uno de los encargados de la seguridad de la discoteca lo sacó del lugar.

Entonces, se alegó que González regresó con menos de 1 dólar de gasolina, selló la puerta del club nocturno que operaba ilegalmente y le prendió fuego.

Su ex novia y otras cinco personas lograron escapar con vida, pero otras 87 murieron intentando salir de la trampa en la que se convirtió el negocio, que no tenía puertas de emergencia de salida.

En marzo de este año, al celebrarse los 26 años de la tragedia, familiares de las 87 víctimas rechazaron la posibilidad de que González fuera liberado por la junta.





0 comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Instagram