'
ÚLTIMAS

Miguel Cruz Tejada - noviembre 12, 2015

“Los viernes me busco hasta $400 en dos horas”, dijo Will Andersen de 43 años
Sacan de  calles mendigo que colectaba  US$200 al día pidiendo con su perro en Grand Central



Miguel Cruz Tejada


NUEVA YORK._ Después que el desamparado Will Adersen de 43 años de edad, se jactó en entrevistas con reporteros de medios locales que se buscaba hasta $200 dólares al día, pidiendo junto a su perrito “Rizzo” frente a la estación Grand Central de la calle 42 y las avenidas Madison y Venderbilt, el menesteroso fue sacado de las calles y posiblemente enviado a un refugio.
Luego de ver su historia publicada tanto el alcalde Bill de Blasio, como el comisionado de policía William Bratton, se pronunciaron una vez más contra la mendicidad en la ciudad, aconsejando al desamparado que era mejor que se ubicara en un refugio y que busca servicios de ayuda para los sin hogares.
Andersen, atribuyó la suma que colectaba al día, a la generosidad de los neoyorquinos que transitan por cientos en la referida área.
Quizás, se han conmovido más por el atractivo perrito que por el propio mendigo, pero el hecho es que según el desamparado la suma que recogía allí, “es un récord”  para cualquier menesteroso.
En su cálculo, con siete días a la semana pidiendo, se embolsillaba unos $1.400 dólares semanales, con lo que estaba pagando sin problemas una habitación en un apartamento del vecindario Inwood en el Alto Manhattan.
Acorde con testimonios de otros mendigos, en zonas como la Quinta Avenida, ellos pueden también alzarse con $200 o más al día.
La decisión de las autoridades, ha sido criticada por muchos, diciendo que no porque el alcalde y la policía hayan sacado a Andersen de esa zona, bajará el nivel de desamparados en la ciudad.
El pordiosero quien era ayudante de trabajo, antes de convertirse en mendigo,  asegura que en una mañana de viernes puede buscarse hasta $400. Las horas las pasa junto a “Rizzo”, que ayuda a conmover los corazones de los transeúntes.
Algunos, dice, hasta le han dado $80 o $100 dólares para ayudarlo. También tenía otros altruistas que le daban $5 dólares diariamente.
Gracias a los buenos samaritanos, también logró alquilar una habitación después de haber estado viviendo en la calle por tres años.
Pagar la renta y comprar la comida de “Rizzo” son las dos prioridades que tiene para gastar lo que recibe.
Otros indigentes, al comentar lo lucrativo que se ha hecho el oficio en Nueva York, comentaron que podían reunir hasta $150 antes del mediodía si piden en la famosa Quinta Avenida.
Bratton, pidió a los neoyorquinos no dar más dinero a los pedigüeños y así intenta combatir el auge de los desamparados en las calles. 
Un portavoz de policía de Nueva York dijo que los policías no pueden detener personas sin hogar por andar con mascotas en la calle, a menos que no haya signos externos de maltrato.


0 comentarios:

Publicar un comentario