'
ÚLTIMAS

Miguel Cruz Tejada - noviembre 02, 2015




Juan Noboa de 41, es imputado de varios cargos graves por asalto criminal y posesión de arma
Comerciante  dominicano acusado de golpear a batazos una ex empleada en Providence



Miguel Cruz Tejada



NUEVA YORK._ Una ex empleada del comerciante dominicano Juan Noboa que trabajaba con él en el restaurante “Atlántico Café” en Providence (Rhode Island), lo acusó de golpearla tres veces a batazos, cuando ella le reclamó cumplir con pagos atrasados y los derechos laborales.
Noboa, es acusado en la Corte Superior de Providencia por varios cargos graves de asalto, intento de asesinato y violar las leyes del empleo en estado.
La víctima, Flor Salazar, dijo a la policía que el comerciante le adeuda unos $2.000 dólares en salarios.
Ella denunció que cuando tocó a la puerta de Noboa, el acusado de 41 años de edad, agarró el bate y le entró a golpes. El hombre también tenía una manguera.
Denunció que el presunto agresor  levantó el bate y la golpeo a Salazar tres veces, en una mano, brazo y hombro, dejándola con grandes y morados hematomas.
Noboa, el co propietario del ahora cerrado restaurante, se declaró culpable de los cargos de agresión con un arma mortal, asalto a un oficial y resistirse al arresto durante una protesta en su contra realizada el sábado.
En la corte, Salazar y un grupo de otros 10 ex empleados llevaban camisetas rojas con el nombre “Fuerza Laboral (Poder de los Trabajadores) y ella tenía las manos cruzadas mientras oraba, en tanto, Noboa fue conducido a la sala de justicia  esposado.
El juez Joseph P. Ippolito le leyó los cargos, en los que se acusa al comerciante de presuntamente de atacar  a un oficial de la policía después que tocó en su puerta, luchar con el agente en el suelo dentro de su casa, y posiblemente fracturarle un pie, según el expediente.
Michael Demarco, abogado de Noboa, pidió una reducción de la fianza, porque dijo que Noboa estaba asustado por los manifestantes.
"Estas personas llegaron a su casa a las 5:00 de la mañana para mancillar su honor," dijo el jurista. "Estaba oscuro", agregó.
La protesta fue por más de $17.000 dólares que cuatro trabajadores dicen que Noboa y su socio, José Brenes, les adeudan desde el primero de agosto y finales de septiembre en 2014. Algunas personas "estaban trabajando hasta 70 horas a la semana," según la Fuerza Laboral.
El grupo de trabajadores organizó la protesta frente a la casa de Noboa el 15 de enero.
El Departamento Estatal de Trabajo (DLT) decidió en junio a favor de cuatro trabajadores que llevaron reclamos contra el negocio de Noboa, incluyendo a la señora Salazar, pero se les concedió menos de lo que buscaban, según documentos judiciales.
El DLT ordenó a Café Atlántico pagar $3.691 dólares en salarios no pagados y sanciones civiles, incluyendo $2.160 a Salazar, en un plazo de 30 días.


0 comentarios:

Publicar un comentario