'
ÚLTIMAS

Miguel Cruz Tejada - noviembre 05, 2015



Félix Cabrera, uno de los estafados, le pagó $30.000 por una casa sin título y en ejecución hipotecaria
Detienen en aeropuerto de FL dominicano acusado de estafa inmobiliaria en Pensilvania



Miguel Cruz Tejada



NUEVA YORK._ Agentes federales detuvieron en el aeropuerto de Orlando en La Florida al dominicano Ignacio Beato, quien regresaba desde la República Dominicana a los Estados Unidos y enfrentaba una orden de arresto en Pensilvania por una supuesta estafa de millares de dólares a numerosos compatriotas suyos y otros latinos, a quienes les vendía casas y propiedades sin títulos.
NUEVA YORK._ Ignacio Beato (ficha policial), arrestado en el aeropuerto de Orlando y acusado de una estafa inmobiliaria a docenas de compatriotas dominicanos. A la derecha, Félix Cabrera, una de sus víctimas y abajo, parte de las familias estafadas.

Beato, había huido a la República Dominicana. Después que un juez emitió la orden de aprehensión.
Beato, está preso en una cárcel de Orlando en La Florida a la espera de ser extraditado a Pensilvania para enfrentar los cargos en una corte.
El acusado, supuestamente les robó el dinero a varias familias que aspiraban a realizar parte del sueño americano, teniendo una casa propia en Estados Unidos, pero el sueño quedó truncado.
Una de las víctimas, Félix Cabrera (que no es el empresario artístico), expresó su satisfacción por el arresto de Beato y dijo que su esposa, la que se lo informó por teléfono, estaba tan contenta que fue presa de los nervios.
Ahora, Cabrera lo que quiere es justicia y recuperar el dinero. El fue desalojado de la casa por la que le pagó $30.000 dólares a Beato, sin tener título de propiedad.
“Lo único que quiero es que se haga justicia, porque una gente así, no debe estar en la calle”, añadió Cabrera.
Recordó que se dio cuenta que la casa no tenía papeles, cuando recibió el desalojo.
Beato es acusado de falsificación de documentos, robo y robo por engaño.
El acusado aceptaba dinero en efectivo de sus compradores y entregaba llaves de casas vacías, a las que tenía acceso como corredor de bienes raíces.
Muchas de las propiedades, estaban en ejecución hipotecaria pero él las vendía a precios reducidos, como parte del “gancho” para que las víctimas cayeran, según dijo la fiscalía en Pensilvania.



0 comentarios:

Publicar un comentario