'
ÚLTIMAS

Miguel Cruz Tejada - noviembre 02, 2015




Docenas de inquilinos dominicanos enfrentan acoso, deterioro, suciedad y falta de iluminación
Concejal Rodríguez en otra batalla frontal contra caseros abusadores



Miguel Cruz Tejada



NUEVA YORK._ “Este pleito no sólo lo echaremos, lo ganaremos”, les prometió el concejal dominicano Ydanis Rodríguez a docenas de inquilinos residentes en dos edificios 560 y 568 de la calle 193 y la avenida Audubon en el Alto Manhattan y que enfrentan recurrentes abusos del casero o propietario,  con apartamentos semi destruidos, contratos de arriendo secuestrados, poca iluminación  y un pobre servicio en la calefacción durante los inviernos.

NUEVA YORK._ El concejal Ydanis Rodríguez se dirige a los inquilinos, a la derecha, el vicecomisionado de viviendas Vito Mustacluolo y el abogado de NMIC Matthew J. Chachére. Abajo, inquilinas dominicanas relatan la situación de sus apartamentos.


Los afectados son  en  más del 90% dominicanos o de origen dominicano.
El concejal, cuya trayectoria en su lucha por los inquilinos, es parte de su récord de activismo comunitario, se reunió con los residentes de los inmuebles en compañía del subcomisionado de la Autoridad de Viviendas de Nueva York, Vito Mustacluolo y el abogado Matthew J. Chachere del equipo legal de la Corporación para el Desarrollo del Norte de Manhattan (NMIC) que brega con  ese tipo de problemas.
Los tres representantes garantizaron a los inquilinos, librar una batalla exitosa en su beneficio tanto en la corte de vivienda, como en otras instancias.
“Esto responde a la voluntad del alcalde Bill de Blasio que ha creado por primera vez en la historia de la ciudad, una unidad de protección  a los inquilinos y para la clase trabajadora de Nueva York”, dijo el concejal Rodríguez.
“La ciudad inspeccionará todos los apartamentos y todos los recursos que estén disponibles, serán puestos a disposición no sólo de la alcaldía, sino también del procurador general para investigar si el casero, está cumpliendo o violando las leyes y las medidas legales que habría que tomar”, añadió Rodríguez, que es el presidente del Comité de Transporte del Consejo Municipal.
Pidió paciencia a los numerosos afectados, debido a que ganar esa batalla, implica tiempo y recueros, “pero lo vamos a lograr, nunca he echado un pleito para perderlo, sino ganarlo”, recalcó el concejal.
Recordó que trabaja bien de cerca con el alcalde y el NMIC, lo que asegura un trabajo coherente y el que se les resuelva el problema a los inquilinos. Rodríguez informó que está formando 10 asociaciones de inquilinos por áreas en los vecindarios de su distrito y dejó una constituida con cinco representantes de los edificios en cuestionamiento.
“Nos aseguraremos que en estos edificios se hagan todas las reparaciones y esta misma noche el departamento de viviendas, comenzará las inspecciones porque contamos con el compromiso del alcalde de Blasio y el comisionado”, explicó Rodríguez.


LOS INQUILINOS
La señora Wendy Ventura dijo que el baño de su apartamento en el edificio 564, es arreglado cuando ella paga dinero extra para que le resuelvan el problema.
Lleva seis meses viviendo con sus padres, hermanos, hijos y el esposo y paga $1. 300 dólares por la renta mensual.
“Todos los apartamentos están así y estamos cansados de hablar con la oficina, pero no nos hacen caso”, dijo Ventura.
“El fregadero está podrido, eso es un cucarachero y yo estoy en manos del médico”, denunció la señora Xiomara Lorenzo quien lleva años sufriendo de asma.
“Tengo pruebas médicas que demuestran que vivo enferma por la asquerosidad que hay en estos edificios. A mí no me arreglan nada, el fregadero no sirve y la puerta del baño, está sin pintar”, añadió.
“Soy la que vivo tapando sucio”, señaló agregando que tiene cinco o seis años con el mismo problema. Reside en el apartamento 14E del edificio 568. “En el sucio que hay en esas escaleras, se puede sembrar batatas, porque no mapean, no limpian  y eso da asco”, relató.
Dijo que cada vez que ha hablado con el casero, este lo que ha hecho es amenazarla con botarla del apartamento y cobrándole una renta que no debe, porque la cobra el banco.
Lleva 41 años viviendo en el edificio.
Angela Almanzar dijo que va a tener dos años en el apartamento, y desde que nos mudamos ahí, es el mismo problema.
“Se filtra agua desde arriba para abajo y nunca arreglan”, precisó Almanzar que reside en el apartamento 10B.
El concejal presentó a dos madres dominicanas, cuyas hijas tienen  nivel de excelencia en los centros en los que estudian, y dijo que es una vergüenza que las alumnas, que son ejemplo para la comunidad, tengan que ser criadas en esa ambiente.
Uno de los peores casos es el de una inquilina que tuvo que mandar a arreglar con su propio dinero el deterioro en el apartamento, desembolsando $15.000 dólares.




4 comentarios:

Publicar un comentario