'
LO ÚLTIMO

Miguel Cruz Tejada - octubre 20, 2015


Acusan formalmente de asesinato pandillero que mató dominico americana frente a discoteca



Miguel Cruz Tejada



NUEVA YORK._ La fiscalía del distrito de Manhattan, acusó formalmente este martes 20 de octubre 2015, al pandillero Dalone Jamison de 26 años de edad, por el asesinato de un balazo en la espalda de la dominico americana Walique Fausette Rodríguez de 24, quien estaba celebrando su cumpleaños en la discoteca “Motivo” de la calle 21, cuando cayó en medio de los disparos hechos por el sospechoso.
Jamison, fue instruido de los cargos ante un juez de la Corte Criminal en Manhattan y se le dejó preso sin derecho a fianza. La víctima es hija de la dominicana
El pandillero, con historial delictivo de 12 fichas, dijo que no sabía a quien había matado y era amigo de la víctima, con la que ese mismo día se hizo una foto que publicó en su cuenta de Instagram.
Otras dos mujeres resultaron baleadas, pero sobrevivieron a los plomos, cuando el pandillero trataba de vengarse de un guardia de seguridad que poco antes, lo había sacado de la discoteca, por un altercado con otro hombre.
Al parecer, Jamison salió del establecimiento y regresó armado, o tenía la pistola en el carro BMW que conducía esa noche y en el que había transportado a Fausette a hacer diligencias para ultimar los detalles del festejo en horas del día.
Ella esperaba un taxi después de salir de la discoteca para regresar a su casa en El Bronx.
El pandillero fue detenido por primera vez a los 16 años por asalto en pandillas.
Ha sido arrestado 11 veces desde entonces - y en el momento del tiroteo del lunes, era buscado para ser interrogado por un tiroteo en El Bronx,  desde 2011 y también pesaba contra él una orden de arresto por un caso de conducta desordenada en 2014, un delito menor.
La policía dijo que habría sido miembro de la pandilla “Dymes R Us” desde 2008, según su récord en los tribunales. Ese año fue arrestado por asalto, amenazas y acoso.
En esa ocasión fue acusado  tratar de estrangular una mujer, la tiró al suelo y luego le golpeó la cabeza contra el cemento.
Utilizaba una cámara de vídeo para grabar a otras mujeres a las que también golpeaba.
Se declaró culpable de acoso y fue sentenciado a servicio comunitario.
En otro caso, en 2010, el pandillero y otros dos, fueron acusados de golpear a un hombre, y cortarle la cara.
La víctima necesitó 60 puntos de sutura.  Se declaró culpable en ese caso por un delito menor de asalto y fue condenado a tres años de libertad condicional y 5 días de servicio comunitario, según los archivos de la corte.
Su condena más larga - cinco años en libertad condicional - siguió a otra por hurto mayor después que fue3 arrestado en 2008 por el robo de teléfonos celulares a dos mujeres.



0 comentarios:

Publicar un comentario